Pequé de ingenuidad y soberbia; Yunes protegió a los verdaderos ladrones: Nemi Dib

  • Sin embargo, dice que su experiencia en la cárcel ha sido maravillosa.
  • “Hice muchos amigos. Al día recibo diez llamadas de Pacho Viejo, de gente que me extraña, de gente que me quiere, que pregunta por mí”, indica.

Xalapa, Ver., 14 de diciembre de 2018.- Pequé de ingenuidad, pequé de soberbia y esos son pecados graves, expresó Juan Antonio Nemi Dib, ex Secretario de Salud, del proceso legal que se le sigue y al mismo tiempo señala que el ex gobernador Miguel Ángel Yunes Linares protegió a los verdaderos ladrones.

“La peor tragedia de esto que hizo Miguel Ángel Yunes ¿cuál es? Que a los verdaderos ladrones, a los verdaderos destructores de Veracruz, a los verdaderos saqueadores, los protegió. Hizo alianzas con ellos. Cuando fui Secretario, la SEFIPLAN desvió 8 mil 800 millones de pesos de recursos federales para salud. Los usaron para otras cosas, no sé para cuales, pero yo lo denuncié”, indica.

Sin embargo, dice a Espejo del poder que su experiencia en la cárcel de Pacho Viejo ha sido maravillosa.

Ex Secretario de Salud y ex Director del DIF estatal durante el gobierno de Javier Duarte, Nemi Dib comenta tajante, contundente, que fue acusado injustamente, que se le violentaron sus derechos humanos, que fue amenazado de muerte, que le pidieron dinero para negociar su libertad y su proceso legal ha estado plagado de irregularidades.

A pesar del terror que ha vivido en este casi año de encarcelamiento, que hoy lleva desde su casa, a donde fue enviado por disposiciones de las Comisiones Estatal y Nacional de Derechos Humanos, para atender su salud, señala que ha tenido en el Penal de Pacho Viejo, una experiencia de vida única.

“Hice muchos amigos. Al día recibo diez llamadas de la cárcel, de gente que me extraña, de gente que me quiere, que pregunta por mí, y eso que no estaba más que una hora suelto. Conocí a mucha gente inocente y esa es la parte que me toca enfrentar ahora, la realidad del Sistema de Justicia penal”, señala.

LA FAMILIA, LA QUE MÁS SUFRE

Cuenta que a él todos los días le llegaba una cajita con alimentos, con su leche deslactosada y el pan que le gusta. “Cada quince días me mandaban un sándwich de salmón y yo no sabía que en casa había semanas que no había dinero para comer”.

“Mi esposa se tenía que levantar todos los días a las cuatro de la mañana para hacerme de comer y llevarme y junto con eso, las amenazas a mis hijos, el terror de pensar que me podían matar”.

“Cuando a mí me golpearon entrando a prisión cometí el error de quedarme callado. Asumí que una actitud dócil iba a tranquilizar al sociópata del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, pero me equivoqué”.

“Luego me mandó al Director de Operaciones de la SSP para amenazar con matar a mis hijos y a mí, por no firmar declaraciones contra Duarte y Karime y me quedé callado”, reitera.

PEQUÉ DE INGENUIDAD, EL ÚNICO RESPONSABLE SOY YO

Autocrítico, sin tirarse al piso, sin victimizarse, Juan Antonio Nemi Dib señala que ha platicado mucho del caso con su esposa, sus hijos, con sus cuñados, sus hermanos y su suegra “y yo reconozco, con toda humildad, que el único responsable de este infierno se llama Juan Antonio Nemi”.

“Pequé de ingenuidad, pequé de soberbia y esos son pecados graves, que tienen un precio que se paga en esta tierra. Mira, yo decía: ¿a mí?, no me  pueden hacer nada, yo no me robé un centavo. Hicimos más de mil procedimientos de licitación. Pasaron por mi escritorio más de 20 mil millones de pesos y no faltó un centavo”.

“Ricardo Sandoval y Fernando Benítez Obeso se pasaron dos años buscando por debajo de las piedras en dónde encontrar una irregularidad de mi gestión y no la hallaron. Yo estaba convencido, diría que hasta engolado, de que conmigo no se podían meter”.

“¿Cuándo me iba yo a imaginar que la maldad de esta gente llegaría al extremo de inventar un caso, de fabricarme una acusación en una dependencia en la que yo ni siquiera tenía que ver, que no tenía un vínculo legal ni administrativo conmigo. La vida te cambia y te cambia por completo. Yo siempre he vivido de mi salario. He estado mucho tiempo expuesto, porque he estado mucho tiempo en el servicio público y la vida política, pero más de la mitad del tiempo yo he estado fuera del servicio público”.

“La gente podría pensar que llevo 30 y tanto años chupando de la nómina y no es cierto. Más de la mitad del tiempo, si tú revisas, me la he pasado dando clases, en mi empresita de comunicación, como consultor ambiental. Tuve un despacho, relativamente importante de gestión de uso de suelo en Córdoba. Entonces, sí he estado mucho expuesto, pero no he vivido mucho tiempo pegado a la ubre y siempre he vivido de mis ingresos”.

“Sí, teníamos una lanita guardada para la vejez, pero se acabó. Dos años sin un peso de ingreso, pagando gastos que no te esperas, gastos jurídicos, certificaciones notariales, pagando fianzas, con dos hijos en la universidad todavía. La mayor ya terminó, pero los otros dos siguen estudiando. Entonces, patrimonialmente te desbarata”.

“Tú no estás preparado y llega el momento en que tienes que vender el relojito, tienes que vender el coche. Cuando nos detuvieron nos chocaron de una manera brutal. Iba yo con mi hijo, en Puebla, hacia el Cerro del Tepozteco, para andar en bicicleta, porque no me andaba escondiendo, no estaba prófugo”.

“El gobernador Miguel Ángel Yunes me habló dos veces por teléfono. La segunda fue una videollamada. Sabía que estaba en la Ciudad de México, sabía que vivía en Satélite. Él quería que yo a fuerza declarara en contra de Karime y en contra de Javier. Yo no estaba en calidad de prófugo. Por eso fui a Puebla y de repente llega una patrulla de la ministerial de Veracruz y se nos estampa en la parte de atrás de la camioneta. Hizo chicharrón la camioneta”.

INOCENTE, PERO JUZGADO SOCIALMENTE

“Sí, de repente la familia se ve expuesta a una escasez que no conocían, porque están acostumbrados a que el papá trabajaba y el papá tenía ingresos. Hoy, mi gran preocupación es que a mis 56 años, de qué voy a vivir, cómo voy a afrontar los compromisos que tengo con mi familia, porque es evidente que soy una persona socialmente juzgada como un delincuente del duartismo, al cual se le imputan cosas terribles y más allá de que sean falsas, ya la sociedad emitió un veredicto”.

“Es un tema sumamente complicado que me parece que no tiene vuelta atrás. Aquí sí es una auténtica casa de traiciones”.

BALANCES NEGATIVOS

Al referirse a los balances negativos dice que estaba cursando la última materia del último semestre académico, de tres años, del doctorado en Derecho y como se fue a la Ciudad de México a vivir, en la etapa crítica de este proceso, lo dieron de baja.

Por otro lado, en octubre iba a correr un maratón. “Tenía un año y medio entrenando para eso. Me golpean terriblemente el día que me detienen. No puedo decirlo, no lo sé, si las lesiones que hoy tengo en la espalda, que son graves, una compresión a nivel L 5, que está bifurcada en ambas extremidades, con pérdida de mielina, con pérdida de sensibilidad, y un dolor incapacitante, no sé si es culpa de la golpiza, pero lo cierto es que me encierran, me tuvieron aislado 36 días y yo me inflo”.

“Yo había bajado de peso con una dieta hiper proteica, nunca me hice una cirugía para bajar de peso y la prisión me hizo volver a subir, a pesar de que yo dejé de comer. Imagínate en un régimen de entrenamiento en donde yo quemaba cuatro mil calorías  y de repente me encierran, pues eso fue parte de la descompensación”.

“Me dicen los doctores que me olvide, que mi sueño de correr un maratón es solo eso, un sueño, que no va a volver a pasar”.

Juan Antonio Nemi Dib insiste en que su experiencia y su caso son  irrelevantes, “al final yo soy responsable de lo que me ocurrió y tengo que asumir como una experiencia de vida”.

“Mi familia ha sufrido mucho. No alcanzo a entender cómo voy a poder, si no compensarlos o resarcirlos, por lo menos contribuir a mejorar su vida después de este infierno, pero la parte positiva del balance personal tiene que ver con una realidad que yo desconocía”.

HAY MUCHA GENTE INOCENTE EN LA CÁRCEL

“Van a decir, con toda razón, que estoy loco. El aprendizaje que tuve dentro de la cárcel fue verdaderamente fantástico. He obtenido algunas experiencia de vida que son verdaderamente invaluables”.

“Por ejemplo, hay una gran cantidad de población carcelaria y obviamente me refiero a la experiencia de Pacho Viejo, pero supongo que esto se puede extrapolar al resto del país, hay mucha gente que es inocente. En el caso de Pacho Viejo, grosso modo yo aseguro que entre un 25 y un 30 por ciento de las personas que están privadas de la libertad no cometieron ningún delito”.

“Hay un porcentaje enorme,  a lo mejor el 40 por ciento de los presos que delinquió pero no lo hicieron con el ánimo de causar daño, que las circunstancias los llevaron a estar fuera de la ley, pero que no son personas malas y que desgraciadamente el aparato de justicia se vuelca contra ellos y los aplasta”.

“Y hay un porcentaje, a lo mejor la tercera parte, de gente que es sociópata, que es delincuente por sus experiencias de vida, porque así nació, porque tiene algún problema de carácter conductual, que no va a cambiar y ¿qué ocurre?: los malos, los presos están delinquiendo dentro del penal o están esperando, como potros en el arrancadero para seguir haciendo de las suyas, que traen el concepto de venganza, que traen el concepto de ira y de resentimiento social y los que son buenos e inocentes , los que están ahí por accidente, tienen que volverse hostiles, agresivos, para poder subsistir, en un ambiente tan complejo y agresivo”.

“Fíjate, el sistema carcelario actual, a las personas que son delincuentes no las están reinsertando, no las están preparando para una vida productiva y mucho menos de inclusión, y a las personas que son pobres, que no tienen una buena defensa o que han sido defraudadas por los abogados, las está volviendo hostiles, agresivas y les está frustrando cualquier posibilidad de una vida plena y socialmente integrada”.

LA GENTE HIPOTECA SU VIDA Y LOS ABOGADOS LES ROBAN

“Aprendí que hay muchos abogados penalistas que defraudan a sus clientes y de todo lo que he comentado en esta charla, esto es lo más peligroso y lo que verdaderamente me puede costar la vida: decir que hay una enorme cantidad de abogados que engañan a los presos, que les sacan lo que tienen y que los dejan plantados y se van y se escapan. El fraude de abogados a clientes es tumultuario, frecuentísimo y aterrador. La gente vende lo que tiene, la gente hipoteca su vida y los abogados roban y se van y no regresan”.

“Pero de todo, y creo que es lo que yo quisiera rescatar con mayor profundidad, y es la parte más valiosa, es que el sistema de justicia penal, tal y como fue concebido, ha resultado ser un verdadero fracaso”.

“El sistema se diseñó en tiempos del Presidente Calderón para quitarle presión a las cárceles del país, para quitarle presión al aparato Judicial, para que el aparato judicial se concentrara en los delitos graves y los delitos no graves se resolvieran a través de los medios alternativos, a través de la reparación del daño, del compromiso de no reincidir. En los hechos, el sistema no se ha despresurizado, el volumen de los casos sigue siendo impresionantemente alto y lejos de bajarle presión al sistema judicial, los nuevos mecanismos, se han incrementado”.

“Pero una de las peculiaridades que tiene el nuevo sistema es que le ha dado un poder, casi omnímodo, a los jueces de control. En este proceso de aprender, los jueces de control están cometiendo muchísimos abusos”.

“Por ejemplo, en la CDMX es muy frustrante que la mayor parte de los jueces ponen a los delincuentes reincidentes en libertad, por pequeñas fallas procesales. Mientras que hay muchas personas inocentes en la cárcel, el sistema protege a quienes son verdaderamente delincuentes y peligrosos y mediante sutilezas jurídicas los ponen en libertad”.

“El otro asunto que yo noto, con profunda tristeza, es que los jueces federales se están eludiendo, se están escapando a su responsabilidad, porque ahora, con una interpretación muy sui generis, del nuevo marco legal, lo que los jueces de distrito hacen es no resolver de fondo, sino que están obligando a los jueces de control a que repongan los procedimientos equivocados y eso que hace, pues alarga, y alarga y alarga los juicios”.

“Me dio una profunda tristeza, enorme tristeza, que los ministros de la Corte tomaran la decisión unilateral de reducir en 5 mil millones de pesos el presupuesto de la Judicatura federal, porque urgen, muchos más juzgados de distrito, urgen con desesperación muchos más tribunales colegiados”.

“Imagínate que tienes que esperar seis meses para que un juez de distrito te dicte una sentencia de amparo que lógicamente después va a ser recurrida, tanto por el acusador como por el acusado y que se va a una revisión que puede tardar otros cuatro o cinco meses”.

“Entonces, para efecto solamente de forma, que no resuelve el fondo, una persona en busca de justicia puede tardar un año y sin que esto tenga ningún efecto, si le ratifican lo que se hizo al inicio, si no corrigen los vicios”.

“Entonces, el sistema va por muy mal camino, no está produciendo justicia”.

“Insisto, hay mucha gente inocente en las cárceles y hay muchísima gente culpable en la calle, se habla de más del 90 por ciento, de gente que impunemente delinque y que el sistema tiene a protegerlo”.

“Urge una revisión profunda del sistema judicial y creo que si me queda algo de vida tengo que hacer oír la voz, porque un país sin justicia, un país donde las instituciones de Derecho fallan, no tiene viabilidad”.

“Si uno no está protegido en su vida, en sus bienes. Si uno no tiene la garantía de que el vecino le va a respetar. Si la vida de uno corre peligro, nomás al salir a la calle, el país no es viable, no hay tejido social que lo soporte”.

“Yo vi con mucho entusiasmo, con mucha alegría, el nuevo Sistema de Justicia Penal y después me tocó sufrirlo. Por eso creo que hay una enorme tarea por delante, más allá de mi caso personal, que al final va a ser una anécdota, una cosa irrelevante, sí hay que destacar el tema del futuro del aparato de justicia en este país”.

—Regresando a tu caso, ¿cuál ha sido el momento más difícil?

“Cuando  llega el Director de Operaciones de Seguridad Pública una noche de viernes, en medio de una tormenta. Tú estás dormido, te sacan de la celda, vas a ver a un señor que no conoces, que te grita, que te ofende desde el primer momento  y te dice que si no firmas una declaración de hechos falsos que no te constan, te van a pasar a población general, donde tienen amigos que en cinco minutos estarán encantados de darte piso”.

“Al final te acostumbras a que te amenacen de muerte, pero cuando te dice ‘ya no le hagas al pendejo, porque sabemos dónde viven tus hijos’ y te dan la dirección de su casa, entonces ahí sí te aterras. En ese momento es cuando descubres que toda esta crueldad afecta a personas inocentes”.

HAY MUCHÍSIMAS SECUELAS

Al referirse al daño irreversible que este proceso le ha causado, cita por ejemplo, la exclusión del sistema bancario, con base en una interpretación de la ley por operaciones con recursos ilícitos no te permiten tener una tarjeta de débito, una tarjeta de crédito.

“A mi Banamex me canceló un Fondo de Ahorro para el Retiro que tenía años pagando y tardé tres meses en recuperarlo. Me cancelaron una tarjeta de crédito que heredé de mi mamá, que tenía 41 años conmigo y tenía una tarjeta de recompensas, de Banamex premia por la que estuve batallando tres meses para que me devolvieran mi dinero y hoy, en este momento estoy preso”.

“En este momento no tengo la posibilidad de realizar procedimientos mercantiles, no tienes la posibilidad de participar en ninguna compra-venta. Si el sistema bancario te rechaza eres peor que un descastado en la India”.

DAÑO MORAL

Nemi Dib se refiere a fotografías y a filtraciones que violaron sus derechos. “Publicaron fotografías mías verdaderamente indignantes, con el pretexto de que te tapan los ojos, aparentemente ya está protegiendo tu identidad, pero la fiscalía, Winckler y sus policías ministeriales, por fortuna ya los certificamos, porque todavía siguen arriba, en las redes sociales, publicaron fotos mías, datos de las diligencias judiciales”.

“A través de un señor (Víctor) Pineda, filtraron información de las carpetas de investigación, lo tenemos debidamente documentado, así como los muy pocos por fortuna, pero muy nocivos, periodistas que se prestaron a esta infamia, no por mí, porque lo hacen con miles de personas. No les importa el daño que causan, la deshonra, el descrédito y las secuelas de lo que dejan”.

“El ejemplo es muy claro, el tema de las quimios. Yo no sé si ocurrió, lo más probable es que no haya ocurrido, pero fue cuatro años antes de que yo fuera Secretario, y alguien decidió juzgarme de que yo era responsable”.

“En el colmo de la aberración, el asunto de las pruebas falsas de VIH yo lo denuncié, yo interpuse la denuncia y resulta que yo soy responsable, ¡no puede ser!”

Hay una serie de consecuencias que te quedan para siempre, insiste Juan Antonio Nemi Dib.

“Las horas de insomnio, las lágrimas, la soledad de la celda, el que por ejemplo son las 3 de la mañana, te estás revolcando de dolor, no hay manera de que vengan, porque el lugar más cercano está a 70 metros de distancia y dices: si me da el patatús y bueno, pues ya me dio, o que en efecto sea cierto y cumplan la amenaza y manden a alguien que te pique y te mate”.

“Cuando este tipo, el Director de Operaciones de Seguridad Pública me amenazó, primero me reí y le dije: esa película yo ya la vi, invéntense una nueva, porque como ustedes recordarán, cuando a Dante Delgado le hicieron lo mismo, Miguel Ángel Yunes lo manda a población general, diciendo que los presos lo van a matar y dije: inventen algo nuevo, sean más creativos, eso ya lo viví hace 22 años”.

“Pero después te das cuenta de la tragedia, te das cuenta de que estás en sus manos, de que tienes los micrófonos apagados, de que no puedes hacer oír tu voz y de que eres víctima de un linchamiento para el cual no hay defensa. No tienes forma de argumentar a tu favor y demostrar tu inocencia”.

YUNES LINARES PROTEGIÓ A LOS VERDADEROS LADRONES

“La peor tragedia de esto que hizo Miguel Ángel Yunes ¿cuál es? Que a los verdaderos ladrones, a los verdaderos destructores de Veracruz, a los verdaderos saqueadores, los protegió. Hizo alianzas con ellos”.

“Yo ya les comenté que cuando yo fui Secretario, la SEFIPLAN desvió 8 mil 800 millones de pesos de recursos federales para salud. Los usaron para otras cosas, no sé para cuales, pero yo lo denuncié”.

“A esos señores los protegió, los defendió, los cuidó. A la señora acusada de vender plazas, a la señora que se enojó conmigo porque no le permití vender 400 contratos del Hospital de Boca del Río a cien mil pesos cada uno, a la señora que se roba 80 millones de pesos de cuotas sindicales cada año, Yunes Linares la protegió, Winckler la protegió”.

“De las 300 denuncias presentadas, que están documentas, dijeron que no había nada cierto. Entonces dices, no hay ninguna voluntad de corregir, lo que hay es una complicidad, ¿por qué? No lo quiero saber, pero obviamente protegieron a los verdaderos culpables”.

Juan Antonio Nemi Dib concluye. Comenta a Espejo del Poder que esta mañana, de finales del mes de noviembre, antes de que concluya el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares, su esposa le advirtió que si por esta entrevista lo regresaban a la cárcel de Pacho Viejo, ella no iba a sufrir el martirio de regresar a verlo.  “Pobrecita, ha sufrido mucho”, indica, el exfuncionario que seguirá esperando que se le haga justicia y concluya este calvario que ha vivido.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.