Miríada

Del amor, embrujos y otras locuras.

Miríada

Por Nabucodonosor

“Está embrujado”, me dijo un día un amigo de otro amigo al reflexionar sobre ciertos actos de locura de su vida. “Está enamorado”, le dije, porque no hay mayor embrujo que el amor. “Los dardos del amor tienen su nombre: aullido y locura”, decía el gran poeta mexicano José Emilio Pacheco. Así es. Pero ¿qué sería de la vida sin ese toque de locura que da el amor? En el amor somos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.