Escenarios

¿Cuál es la evaluación de este primer periodo ordinario de sesiones?, la de un congreso improductivo que se ha caracterizado por aprobar “corcholatas y pajas legislativas”…

Escenarios

La execrable LXV Legislatura de Veracruz

Eduardo de la Torre Jaramillo

Terminó el primer periodo ordinario de sesiones de la legislatura local y es tiempo de realizar un análisis legislativo sobre el trabajo que desarrollaron los grupos legislativos que la conforman; por ejemplo, desde la instalación se observó la falta de disciplina en el interior de la coalición gobernante, (es pertinente mencionar que la coalición Morena-PES-PT, obtuvo 30 diputados por las dos vías, la de mayoría y de representación, de los cuales 20 eran de Morena, 5 del PES, y 5 el PT) ya que al dividirse por la elección de quien presidiría la Junta de Coordinación Política (JCP), la cual fue todo un espectáculo jurídico queterminó en división al conformarse una minibancada liderada por el extinto PES; (la cual debió llamarse “del lado correcto de las prerrogativas”) hecho que tuvo un impacto en la legalidad legislativa, puesto que se debió haber elegido en la segunda sesión del Congreso, tal y como lo marca la ley y el reglamento; y no en la tercera sesión ordinaria.

En ese mismo orden de ideas, la primera acción legislativa fue agandallarse las comisiones, dentro de las cuales algunas son monolíticas, es decir sus integrantes pertenecen al mismo partido de morena, donde sólo tendrán soliloquios legislativos, dichas comisiones son: administración y presupuesto; desarrollo agropecuario, rural y forestal; educación y cultura; protección civil; y turismo. Las comisiones contraladas predominan por el dinero que ejercerá el poder legislativo y sobre temas donde los secretarios (as) del ramo son débiles: educación, turismo, protección civil y desarrollo agropecuario.

Posteriormente, dentro de las primeras acciones legislativas que debió realizar el Congreso del estado fue haber otorgado cuatro dispensas para secretarios y funcionarios que no son veracruzanos, algo que hicieron una semana o casi un mes después de haber tomado posesión en el encargo. Dentro del trabajo legislativo, en primera instancia lo había calificado que estaban desarrollando un nuevo derecho en Veracruz, el derecho “masturbatorio”, dicha expresión legislativa se la escuché al entonces diputado federal y amigo, Juan José Rodríguez Prats, criticando una propuesta energética del Frente Amplio Progresista en agosto de 2008, no sólo me pareció una aportación al derecho parlamentario mexicano, por eso decidí retomar esa expresión legislativa.

Por otra parte, dentro de las ocurrencias y chabacanerías jurídicas que he observado en este primer periodo ordinario de sesiones, se encuentran las siguientes:

1.- La instalación de la Junta de Coordinación Política se produjo a destiempo, tal y como lo marca el artículo 34 de la Ley Orgánica del Poder Legislativo; 2.- Las 4 dispensas tardías a funcionarios estatales se debieron haber otorgado antes de su toma de posesión; 3.- La convocatoria emitida desde la mesa directiva del congreso local para la designación de los magistrados, usurpando las funciones del poder ejecutivo, dizque para ampliar el proceso de selección (seguramente cientos de abogados se van a amparar frente a esta chicana legislativa); 4.- El pasado 17 de enero de 2019, en el Orden del Día en la Fracción XV aprobaron el siguiente punto: “De la Comisión Especial para el Seguimiento a la Problemática de la Desaparición de Personas en el Estado de Veracruz de Ignacio de la Llave, Dictamen con Proyecto de Acuerdo por el que se nombran personas consejeras ciudadanas integrantes del Consejo Estatal Ciudadano, órgano del Mecanismo Estatal de Coordinación en Materia de Búsqueda de Personas”; cuando una Comisión Especial no puede emitir Dictamen, esto según el artículo 71 del Reglamento para el Gobierno Interior del Poder Legislativo, que a la letra dice: “Las comisiones especiales rendirán al Pleno un informe del resultado de sus labores y, en su caso, el proyecto de resolución conducente o la iniciativa que se requiera…”; 5.- El 22 de enero del presente año, en el Orden del Día en el punto XI: “De la Comisión Permanente de Justicia y Puntos Constitucionales, Dictamen con Proyecto de Decreto por el que se reforman el artículo 22 y la Fracción XXX del artículo 73 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en materia de Extinción de Dominio”, el cual fue aprobado con 41 votos. De acuerdo al derecho parlamentario mexicano, ningún Congreso Local per se puede modificar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (CPEUM), el procedimiento legislativo, es que la referida iniciativa es turnada a la Cámara de Diputados para que se analice y en su caso se apruebe en el Congreso de la Unión, ya que es una propuesta de reforma constitucional; por lo tanto, jamás un congreso local podrá reformar la CPEUM; 6.- La reforma al artículo 33 de la Constitución Política del estado de Veracruz de Ignacio de la Llave supuestamente para remover al Fiscal General del estado; con supina ignorancia desconocen el artículo 14 de la CPEUM, no puede aplicarse la retroactividad de las leyes, además la ley es general, abstracta y no personal y con dedicatoria. En ese mismo sentido, no se sabe exactamente cuántos ayuntamientos aprobaron dicha reforma, ya que los diputados de morena han dado tres cifras diferentes.  

Lo anterior tiene múltiples interpretaciones, la primera es académica, 30 de los 50 diputados no tienen grado universitario, si bien no es un requisito de ley; por ejemplo,de los 20 que tienen algún grado académico son economistas, politólogos, maestros, muy pocos abogados, y del total de los 50 diputados, sólo el 10% han sido diputados locales o federales, lo que significa que no tienen experiencia legislativa, pero también han demostrado que tampoco les interesa mínimamente leer, entender y comprender la CPEUM, tal y como se pudo observar en dos reformas constitucionales locales que aprobaron.

Es importante reconocer, que quien debe ser el garante legislativo y el dique para que se sujeten a la técnica legislativa debe ser el secretario general del congreso; por ejemplo, allí está el caso de Francisco loyo Ramos, un jurista pleno que fue todo en su ámbito profesional, basta recordar que fue director de la facultad de derecho, magistrado, diputado local y federal, subsecretario de gobierno; en fin un jurisconsulto que guío correctamente al congreso de Veracruz hasta en cinco ocasiones como secretario general; hoy por mero chambismo legislativo el lugar está ocupado por un desconocedor del derecho parlamentario. Éste es parte del desastre que experimenta el actual congreso local.

¿Cuál es la evaluación de este primer periodo ordinario de sesiones?, la de un congreso improductivo que se ha caracterizado por aprobar “corcholatas y pajas legislativas”, han brillado por su soberbia, su supina ignorancia del derecho constitucional y su legislación fue aprobada para cumplir con vendettas políticas (“me canso ganso”); dado lo anterior, es imposible compararlo con las mayorías mecánicas del PRI, aquellos sabían leer y escribir, inclusive fueron muy cuidadosos legislativamente hablando, por cierto quien era el jefe de la bancada, por lo regular era un abogado que había sido notario público, magistrado, secretario general de gobierno, es decir, alguien que conocía la esfera jurídica, por lo tanto si la conducción del poder legislativo local recayó en personajes que ni siquiera tienen algún grado académico y conforme pasan los días se comportan con la indignidad política necesaria para convertir la esperanza política en una simple vuelta en “u” hacia un régimen autoritario, terminarán germinando la ingobernabilidad en Veracruz desde el poder legislativo.  

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here