Opinión

Los días por  venir no serán fáciles, pero la templanza y el carácter de quienes gobierna queda a toda prueba y el escrutinio público es diario…

SAQUEO OFICIAL, PEDOFILIA CLERICAL Y POLÍTICA, ¿CRISTIANA SEPULTURA?

José Lima Cobos*

Mucho se le exige al embrión gubernamental para que los bandidos oficiales estén en la cárcel y su impaciencia los lleva a manifestarse en las calles de la ciudad de México y algunas municipalidades  de las entidades federativas, en un alarde que raya, en el peor de los cinismos, cuando antes, el silencio de los sepulcros, los arropó porque no se veía más allá de  sus narices.

Bien se veía la marcha de los protestantes silenciosos, con una disciplina que habla que no era cualquier familia la que participaban, porque su vestimenta y los celulares que exhibían, daban prueba de abundancia y no de chómpiras o chorreados, de los que reclaman a gritos y de manera altisonantes, pues los reclamos de éstos, son producto de ladesesperación, que los llevan a saciar su enojo o desquitarse con lo que encuentran, en tanto aquellos fueron  los aplaudidores que jamás se dieron cuenta del cementerio nacional en que se convirtió el país.

No se sabe si es porque el gobierno no termina de nacer a la vida pública con actos espectaculares, o bien si el impedir que se  robaran los combustibles de la petrolera nacional y que se actúe sin violación a los derechos humanosincomoda, en fin, no  se entiende, pero a medida de que pasen los días y el niño hable fuerte y claro, se comprenderá hacia donde vamos o si, lo que se dice, que el gobierno era bueno para nada, pero eficiente para el saqueo y el robo contumaz que tiene al país en la miseria.

Los días por venir no serán fáciles, pero la templanza y el carácter de quienes gobierna queda a toda prueba y el escrutinio público es diario, lo que quiere decir, se seguirá utilizado la misma regla, que no existirá nada que no se sepa o se exija o se exhiba, como es conocer los nombres de quienes se han enriquecido desde el poder, o bien, en complacencia con el gobierno siguen robando en la tortillería o en la gasolinería en que los kilos y los litros son de novecientos gramos.

Nada será espectacular o mediático, es decir, nadie irá a la cárcel por venganza política, y lo que es “peor” no se hará uso de la fuerza de manera indiscriminada, sino que se actuara en base a los  protocolos y parámetros internacionales y así tendrá que ser el comportamiento del Estado para evitar  que aparezcan de nueva cuenta “Las Quinas” Hernández, los Salinas de Gortari, los Elba Esther Gordillo o cualquier otra persona que solo fueron a la cárcel, para ser el pretexto y fomentar la rapiña y el saqueo del país, esto es, aparentar el castigo, en tanto  en los hechos era todo lo contrario y, la prueba está, en que, en el país más corrupto del mundo, nadie está en la cárcel.

Al bandidaje oficial, la pedofilia clerical y política, se les podrá aplicar cristiana sepultura, pues el gobierno no aceptará más atracos, como los legionarios de cristo –lo dijo el Papa- serán llamados a cuentas, sin contemplación alguna, de ahí que Lydia Cacho podrá ver en su libro “Los demonios del Edén”, que ahora sí, se aparecerá el diablo y será la tumba de muchos políticos, que como los legionarios de cristo, se regodeaban al satisfacer su instinto sexual, en niñas y niños de cuatro y ocho años, ahora, con la investigación que se hará, tendrá que partirse de ese documento como consecuencia de una seriedad incuestionable, pues no es la voluntad del gobierno lo que está en juego, sino la resolución de la ONU y la Corte Interamericana que impone y  ordena castigar de manera amplia a todos los participantes, tanto en Ayotzinapa, Atenco, etcétera.

El silencio de la fiscalía, es garantía que no se dará más la simulación y, ya veremos cuando se integren las carpetas de investigación de manera robusta, que nadie podrá escapar a la acción de la justicia, porque como se ha anunciado, el establo gubernamental acumula mucha miasma y apenas se están dando pequeños escarceos, porque se reitera que la rapacidad no tenía límites y la corrupción e impunidad, asfixia  la nación, en síntesis, se teme, por esa minoría rapaz  e insaciable, que  el gobierno no sea más su  administrador.

limacobos@hotmail.com

Twitter :@limacobos1

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here