Ahora me toca

0
27

Para las mamás que tienen a sus hijos en calidad de desaparecidos en México, el 10 de Mayo, Día de la Madre, no tienen nada que celebrar…

Ahora me toca

Por Indira Pérez Meneses

Mamás, sin nada que festejan

El mes de mayo en México así como en muchos lugares del mundo se festeja el día de las madres, es un día especial para todos aquellos que tienen a su mamá viva, a su abuelita, a su esposa o a toda aquella que sea madre, y por otro lado también como mamá festejas el tener hijos, tener ese privilegio de poder darle vida a un ser humano.

Sin embargo, hay mamás que este día para ellas es un tormento, un día lleno de tristeza, de impotencia y enojo; un día más sin saber dónde está su hijo, sin saber si está vivo o muerto, si está sufriendo o si pasa hambre, simplemente sin tener un rastro de él, como si nunca hubiera existido, como si se lo hubiera tragado la tierra. En este día miles de madres como ellas no reciben un “Gracias, mamá”, sino todo lo contrario. Para las mamás que tienen a sus hijos en calidad de desaparecidos en México, el 10 de Mayo, Día de la Madre, no tienen nada que celebrar. 

El año pasado la exdiputada María Josefina Gamboa Torales, del Grupo Legislativo del Partido Acción Nacional, afirmó que la cifra de desaparecidos en Veracruz, sumando los datos oficiales a las cifras negras o no reportadas, es de 15 mil personas.También cabe recalcar que, por cada denuncia, hay unas seis o siete denuncias que no se presentan, en muchos casos, por las amenazas a la integridad y seguridad de las familias de desaparecidos.

Es impactante el número de personas desaparecidas, de cómo a diario miles son privadas de su libertad, que en instantes todos los sueños, metas, y logros desaparecen sin ninguna explicación, y mientras todo se desaparece, una familia se derrumba. Y lo más frustrante de todo es que las autoridades no hacen nada, no hay presión por encontrar a nadie. Las mismas madres son las que buscan a sus hijos (as), muchas de ellas han dejado de trabajar por dedicarse a la búsqueda, ellas mismas patrocinan y buscan el recurso para encontrarlos.

En Veracruz, el 10 de mayo del 2016,  las integrantes de Solecito se concentraron en el centro de Veracruz para protestar con motivo del día de la madre. Entre los presentes había familiares, simpatizantes y, aunque entonces ellas lo desconocían, también había varios miembros del crimen organizado. Entre los muchos panfletos que se repartieron durante el acto, se coló uno que dejó a varias madres temblando. Se trataba, de “un regalo macabro”, un mapa con anotaciones hechas a mano que indicaban varios lugares donde, presuntamente, los delincuentes habían abandonado restos humanos. Siguiendo esas indicaciones, las integrantes de Solecito encontraron, en un lugar conocido como Colinas de Santa Fe, la fosa clandestina más grande descubierta hasta la fecha en el continente: más de 14.000 restos óseos repartidos en 125 zanjas.

Cabe recalcar que cada 10 de mayo las madres de personas desaparecidas marchan por justicia para sus víctimas los estados que más tienen demanda son Chihuahua, Sonora, Baja California, Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, Michoacán, Veracruz, Guerrero, Sinaloa, Puebla, Querétaro, Zacatecas, Estado de México y Ciudad de México.

Mis queridos lectores, tener un familiar desaparecido debe ser lo más doloroso, vivir en la incertidumbre de no saber si está vivo o muerto debe ser un martirio. Como sociedad deberíamos de entender que este problema nos afecta a todos, que hoy fue algún conocido, mañana nos podría tocar a nosotros, debemos de exigir que le pongan fin a las desapariciones, que haya instalaciones de comisiones estatales de búsqueda y fiscalías especializadas, que haya justicia, que vivamos libres, que salgamos a la calle sin tener miedo de ser la próxima víctima.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here