En 2017 acosaba a empleadas municipales y ofrecía su pensión de 30 mil 58 pesos; hoy amenaza con suicidarse si no le dan otra plaza

Juan Pablo Armas

El profesor y licenciado Guillermo Jiménez Olivo apareció este lunes 3 de junio en la Plaza Lerdo de Xalapa, anunciando una huelga de hambre o suicidio de protesta en contra del Gobierno del Estado de Veracruz, exigiendo una plaza en el sector educativo, como pago al supuesto trabajo que realizó en la campaña del entonces candidato a gobernador Cuitláhuac García Jiménez.

No es la primera vez que este profesor jubilado, que dice haber egresado de dos Escuelas Normales y de la Facultad de Pedagogía de la Universidad Veracruzana y haber participado en el movimiento estudiantil de 1968 y en la guerrilla chiapaneca, se presenta en la Plaza Lerdo anunciando una huelga de hambre que lo llevaría a la muerte por inanición.

Desde al menos hace cuatro años, en lunes y casi por las mismas fechas, Guillermo Jiménez Olivo se ha presentado en la Plaza Lerdo. Lo hizo el lunes 27 de junio de 2016 exigiendo al entonces gobernador Javier Duarte de Ochoa el pago de un bono anual que supuestamente le debían desde 2014.

Apareció la mañana del lunes 28 de agosto de 2017, para pedir al gobernador Miguel Ángel Yunes Linares solución a los conflictos del Instituto de Pensiones del Estado y al Fiscal Jorge Winckler Ortiz que explicara por qué estaban detenidas las denuncias contra el ex gobernador Javier Duarte de Ochoa.

Se plantó el lunes 17 de diciembre de 2018 en huelga de hambre, exigiendo al ya gobernador Cuitláhuac García Jiménez la cantidad de cien mil pesos que al parecer invirtió en su campaña a la gubernatura.

“Cuando Cuitláhuac García es candidato ya oficialmente de Morena él me pide que yo lo apoye en su campaña, cosa que yo hice con mucho gusto, por simpatía al proyecto de Andrés Manuel López Obrador, a lo mejor no tanto al proyecto de él. Yo trabajé el tiempo que duró su campaña, en el distrito de Coatepec, sin recursos. Incluso empeñé una pantalla de 55 pulgadas para poder cubrir y me generó un problema familiar porque la pantalla no era mía, se perdió”, dijo al reportero Pablo Ambrosio.

“Cuando ya es gobernador electo nunca me recibió. Lo busqué en su casa de la colonia Progreso, hablé con su papá, el profesor Atanasio. Elaboré dos proyectos de alfabetización. Le dediqué tiempo, dinero y esfuerzo. Por eso pido que se me otorgue una dirección de educación preescolar, primaria, secundaria o bachillerato en base a mi perfil”, añadió.

También pidió apoyo para el licenciado José Luis Aguilera Galindo en algún jurídico del Gobierno del Estado “porque trabajó conmigo durante toda la campaña”.

ACOSADOR EN EL AYUNTAMIENTO DE XALAPA

Según datos investigados por Espejo del poder, el profesor Guillermo Jiménez Olivo trabajó y cobró en el Ayuntamiento de Xalapa, al menos de 2010 al 2017 en un área dependiente de la Secretaría del Ayuntamiento, sin realizar actividades específicas, sólo presentándose a cobrar y de vez en cuando a acosar a las empleadas municipales.

A finales de 2017, en un caso de acoso que fue llevado al Instituto Municipal de las Mujeres de Xalapa, Guillermo Jiménez Olivo persiguió por varios meses a una joven señora, ofreciéndole que si aceptaba tener una relación amorosa con él, le ayudaría en sus problemas económicos y le heredaría la pensión de “30 mil 58 pesos mensuales que le asegurarán su futuro y el de sus hijas”, escribió en una carta en poder de Espejo del poder.

Esta es la misiva, firmada de su puño y letra, a la cual sólo le cortamos el nombre de la persona acosada:

“Disculpe mis líneas que con mucho gusto le dedico.

“Durante unos cuantos años he buscado una mujer para que nos conozcamos y entablar una hermosa, con mucho respeto relación, para así tener a quién dejarle mi pensión cuando yo parta de este mundo, pues no quiero que se pierda o se la quede el gobierno:

1. Que usted ponga las condiciones que guste en una relación que se llevará como usted diga.

2. Tendría mucho respeto de mi parte al igual que a sus hijas.

3. Que si usted ve con el tiempo que no le agrada, la cortamos y nada pasó.

4. Que la intención es que sea usted la que herede los 30 mil 58 pesos mensuales que le asegurarán su futuro y el de sus hijas.

5. No tema, no soy una persona mala, soy muy respetuoso y educado y jamás les faltaría al respeto.

6. Sólo le pido me dé la oportunidad de ganarme con hechos su cariño y el de sus hijas.

7. Todas mis promesas serán cumplidas al pie de la letra.

8. Que acepte que un día de la próxima semana vayamos a comer juntos, al lugar que le guste.

9. Que no le quitaré su preciado tiempo, ese tiempo que le dedica a sus hijas y nos veamos con la periodicidad que usted quiera.

10. Yo le ayudaría en sus aprietos económicos y nada le faltaría; se lo juro.

11. No le diga no a lo bueno, si está bien le aseguro que conmigo estará mejor.

12. Le suplico me dé la oportunidad de que platiquemos y yo respetaré sus argumentos y nada se pierde.

Es cuanto éste su humilde servidor le dice y le ofrece. Ya tiene mi número de teléfono para lo que se le ofrezca, estoy dispuesto a complacerla en todo, en todo, no le piense.

Atentamente.

Su humilde seguro servidor

Xalapa, Ver., a 29 de diciembre de 2017

Profesor y licenciado Guillermo Jiménez Olivo”.

Hasta ahí la carta.

Los testimonios de mujeres acosadas por este hombre son innumerables y quedaron registrados en denuncias internas que seguramente fueron archivadas.

El caso del profesor y licenciado Guillermo Jiménez Olivo es muy curioso. Sus exigencias, cuestionables, porque parecen formar parte de una estrategia muy bien calculada, para mantenerse en las nóminas gubernamentales.

Si como él lo dice, trabajó en la campaña de Cuitláhuac García Jiménez, en el distrito de Coatepec, en esa misma época era empleado del Ayuntamiento de Xalapa, por lo que estaría violentando la ley.

¿Con qué manifestación nos saldrá en junio de 2020 y qué nuevo caso de acoso tendremos para reportarle?

Xalapa, Ver.- Pensionados y jubilados llegaron a la plaza Lerdo para manifestarse por los hechos ocurrido durante el desalojo así como para exigir que se pague puntualmente el pago de la pensión, al mitin llego el ex rector de la Universidad Veracruzana, Raúl Arias Lovillo en apoyo a la movilización.
FOTO: PATTY BARRADAS/FOTOVER.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.