Carlos Luna ¿metió mano en la designación de la nueva integrante del Sistema Estatal Anticorrupción?

Carlos Luna ¿metió mano en la designación de la nueva integrante del Sistema Estatal Anticorrupción?

Si los jóvenes Carlos Arturo Luna Gómez y Adriana del Valle Garrido viven una romántica e intensa relación de pareja nadie tendría que cuestionarla. Las relaciones amorosas se encuentran en el ámbito de la vida privada y forman parte de ese círculo existencial de felicidad en donde nadie debería de meterse ni entrometerse, protegido por la fuerza de dos voluntades que han decidido caminar juntos. Sin embargo, cuando uno de ellos es Presidente de la Comisión de Selección del Comité de Participación Ciudadana, del Sistema Estatal Anticorrupción del Estado de Veracruz de Ignacio de la Llave y en sus manos “podría” estar la posibilidad de que su pareja sea designada integrante de ese Comité, ahí sí entraría el “sospechosismo”, porque la pareja estaría llevando una relación de la vida “privada” al ámbito de lo público. El pasado 13 de junio, Carlos Arturo Luna Gómez, el otrora administrador de la “Casa San Carlos” en Araucarias, dijo a la reportera Isabel Ortega, de AVC Noticias, que “el influyentismo y los amiguismos siguen primando en las relaciones y toma de decisiones en todo gobierno”. Sin embargo, por lo que se ve, respaldó el proyecto de su pareja Adriana del Valle Garrido para convertirla en integrante del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Estatal Anticorrupción (SEA), tal y como se publicó en la Gaceta Oficial del Estado de Veracruz Número 203 el pasado 10 de junio de 2019. Nadie debería cuestionar la trayectoria, capacidad y profesionalismo de la politóloga y analista política Adriana del Valle. Sus cartas académicas y en el servicio público —en el área financiera del Ayuntamiento de Xalapa 2014-2017— deben ser impecables. En cuanto la SEA suba las evaluaciones a la plataforma lo sabremos. Lo que se pondría en tela de duda es si recibió un “empujoncito” de su pareja para este puesto en el que se inscribieron 31 veracruzanos —17 hombres y 14 mujeres—. No lo sabemos. No nos consta si se dio ese toque de “influyentismo”, pero el hecho es cuestionable y no va con el discurso que ayer dio el nuevo presidente de este organismo, el muy distinguido doctor Emilio Cárdenas Escobosa, quien al inicio de su mensaje dijo que “del lado de la autoridad, del servidor público se tiene por regla general que los cargos públicos son para aprovecharlos en beneficio propios y de los amigos y de los cercanos”. “Son reglas no escritas, lo sabemos y es el modus vivendi de muchos en este país. Son también prácticas que conforman un amplísimo catálogo de los resortes que mueven a buena parte o gran parte diría yo, para ser más preciso, de quienes abrazan la carrera política y el servicio público. Desde luego hay honrosas excepciones pero al final, muchos, muchísimos de ellos, guiados por la voracidad, por la falta de escrúpulos, por la ausencia de sanciones a sus actos, alimentan sin duda a ese monstruo de mil cabezas que llamamos corrupción”. Puntual y contundente el buen Emilio. Ojalá que la designación de la politóloga egresada de la Universidad Central de Veracruz no se haya visto manchada por esas reglas no escritas y no opaque el esfuerzo que se intenta hacer para abatir ese fenómeno de la corrupción que todo lo corroe, como ahí se dijo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here