Ahora me toca

Como les dije al principio mis queridos lectores, el que calla otorga; sin embargo, se me hace injusto que se guarde silencio sobre un tema en el cual se violan los derechos de las mujeres. Desde siempre a los integrantes de la cúpula del poder de la alta socialité de México…

Ahora me toca

Por Indira Pérez Meneses

“El que calla otorga”

“El que calla otorga” es un dicho popular muy mexicano, que se acostumbra a utilizar cuando alguien no quiere dar su opinión sobre algún tema y se dice que debe de tener alguna razón para guardar silencio. Hace algunas semanas en una conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, una periodista lo interrogó acerca de los derechos de las mujeres, de cómo existen redes de prostitución en México y nadie se preocupa por atender ese grave problema.

Mientras la periodista interrogaba al presidente, también hizo hincapié en que en la corte de Brooklyn se estaba juzgando el caso de Nxivm (se pronuncia néxium) en el cual se vinculaba Emiliano Salinas, hijo de Carlos Salinas (expresidente de México) y a la hija del dueño del periódico Reforma, Rosa Laura Junco.

Nxivm es una secta que se presentaba como una empresa que ofrecía servicios de capacitación y acompañamiento a través de cursos sobre desarrollo personal y superación, pero en el trasfondo de esta empresa se practicaba un tipo de culto sexual, donde su líder, Keith Raniere, fue acusado y ahora ya está condenado por haber sometido a integrantes de la organización a someterse a actos de tortura sexual y violaciones. Por cierto, entre las víctimas hay tres mujeres mexicanas.

Cuando la periodista termina de externar su opinión y le suelta la pregunta al mandatario mexicano, Señor presidente ¿Si ya se está investigando en Estados Unidos, no cabe la posibilidad de que se investigue aquí, si bien estos delitos se hacen de oficio, pero no se han iniciado aquí, usted podría hacer un llamado para que denuncien y se llegue hasta sus últimas consecuencias? A lo cual para sorpresa de muchos el presidente contestó: “Uno es dueño de su silencio. No voy a contestar tu pregunta porque es un asunto que están viendo las autoridades correspondientes y no quiero meterme con familiares de políticos o de personajes de la vida pública. No creo que sea conveniente. Siento que no debe el presidente de México meterse en esos temas.”

Como les dije al principio mis queridos lectores, el que calla otorga; sin embargo, se me hace injusto que se guarde silencio sobre un tema en el cual se violan los derechos de las mujeres. Desde siempre a los integrantes de la cúpula del poder de la alta socialité de México, nunca se les ha tocado, así tengan vínculos de prostitución, trata de blancas, lavado de dinero o cualquier otro tipo de delitos. Es una mentira que haya justicia, cuando solamente se juzga a unos cuantos y a otros se les protege. Quedarse callado es una postura muy cómoda, pero no creo que sea ésta la postura más correcta de alguien que gobierna para miles de mexicanos. Bueno eso digo yo o ¿Ustedes qué opinan?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.