“Las diferencias de Carlos Urzúa fueron conmigo”, “puede haber otras renuncias”, reconoce López Obrador

  • El Presidente Benito Juárez cambió 30 veces de Secretario de hacienda, justifica el mandatario mexicano.

Ciudad de México.- “Para no andar echándole la culpa a otros”, las diferencias del ex Secretario de Hacienda Carlos Urzúa “fueron conmigo”, reconoció esta mañana de miércoles el presidente Andrés Manuel López Obrador en su conferencia de prensa.

A petición de un reportero, que pidió “le pusiera nombres” a los señalamientos que hace en su carta de renuncia el ex titular de la SHCP, el mandatario mexicano fue claro y directo y dijo que las diferencias fundamentales fueron con él, aunque también las tuvo con otros de su equipo, como Alfonso Romo o el ex director del IMSS, Germán Martínez.

Ayer, Carlos Manuel Urzúa Macías dijo en su misiva de renuncia que hubo muchas discrepancias en materia económica, “algunas de ellas porque en esta administración se han tomado decisiones de política pública sin el suficiente sustento”.

Con todo, López Obrador negó que esto signifique una ruptura interna o una crisis para su gobierno.  “El gobierno continúa su marcha sin problema, porque ya no somos nosotros los fundamentales, lo más importante, sino el proceso de transformación. La transformación sigue. Antes de que termine este año vamos a dejar sentadas las bases. Vamos de prisa y no nos vamos a detener. Los cambios van. Es mejor acostumbrarnos y entender el contexto, las circunstancias de cambios que se van a seguir dando, incluso puede haber otras renuncias”, reconoció.

El jefe de las instituciones del país dijo que guardadas las proporciones, porque son otros tiempos, el presidente Benito Juárez, en 14 años que gobernó, en circunstancias muy difíciles, tuve que peregrinar por el país, defender a la república, llevó a cabo como 30 cambios en la Secretaría de hacienda. Cambió 30 veces de Secretario de hacienda.

LOA A LAS DISCREPANCIAS

En una larga respuesta, el presidente Andrés Manuel López Obrador destacó que las discrepancias y diferencias entre personas son parte de la normalidad democrática.

“En un gobierno democrático y en un gobierno que tiene como propósito transformar al país siempre existen diferencias, discrepancias. Si se tratara de gobiernos conservadores, de mantener el statu quo, de no hacer cambios, la vida sería muy plana, nunca sucederían cosas, así es la historia política de México. En las tres transformaciones ha habido mucho movimiento. Las tres transformaciones se han hecho por la vía armada, ha habido violencia. Nosotros estamos encabezando una transformación de manera pacífica, sin violencia, la cuarta transformación, pero eso no significa que no haya movimientos o discrepancias.

“Hay reajustes.  Nosotros estamos comprometidos a cambiar la política económica. Lo planteamos: la gente, considero, votó por nosotros pero también votó para que se modificara la política económica, que resultó un fracaso, que benefició a una minoría y afectó a la mayoría del pueblo. Es un proceso de transformación, hasta podríamos decir que se trata de una ruptura. Y he dicho que no es un cambio de gobierno sino de régimen. Esto lleva a que haya puntos de vista, discrepancias, que se produzcan incluso enfrentamientos al interior del mismo gobierno”, aseveró.

DISCREPANCIAS POR PLAN NACIONAL DE DESARROLLO

“Yo tuve diferencias con él”, insistió López Obrador. “Yo lo respeto mucho, pero estamos en un proceso de transformación. Aquí no se oculta nada. Salió del gobierno por motivos de salud. No. Él es un hombre con criterios. Tuvimos, entre otras discrepancias, lo del Plan de Desarrollo que tuvieron dos versiones y la que quedó es la versión que yo autoricé. Incluso me toco escribirla, porque había otra versión y sentí que era continuismo. No, era una concepción todavía en la inercia neoliberal y había que marcar la diferencia”, aceptó.

Dijo que el Plan Nacional de Desarrollo que se presentó al Congreso tiene como antecedente el Plan Liberal de 1906 y el Plan sexenal del General Cárdenas. Ahí no van a encontrar nada que tenga que ver con los términos propios de la política neoliberal. Ahí se habla de que los problemas de México tienen que ver con la corrupción, con la impunidad, se habla del saqueo a la nación, se habla de que no vamos a continuar con la política privatizadora”.

Otra discrepancia, añadió, fue con el manejo de la banca de desarrollo. “Yo le encargué a Alfonso Romo que ayudara la coordinación para el funcionamiento de la Banca de Desarrollo y no había en esto acuerdo, había diferencias entre ellos, notorias”.

El mandatario de la nación, negó que Carlos Urzúa tuviera diferencias con Raquel Buenrostro, Oficial Mayor de la SHCP.

“No, eso no. Raquel tiene discrepancias, porque ella tiene que aplicar la política de austeridad. Se tomó la decisión de centralizar las compras de gobierno en la Oficialía Mayor de la SHCP. Ahí está Raquel que es una mujer extraordinaria, honesta y que yo respaldo, y está sometida a fuertes presionas por la compra de medicinas, de papel, de alimentos, la compra de combustibles. El gobierno en su conjunto compra un billón de pesos al año. Entonces, di a conocer hace unos 8 días que llevamos de ahorros y apenas va la mitad del año, 113 mil millones de pesos”.

“La que está a cargo de que se cumpla este propósito es Raquel Buenrostro y la meta es ahorrarnos 200 mil mdp. Entonces a ella la ven con malos ojos porque es la que tiene la responsabilidad de llevar a cabo las obras y de establecer las condiciones para la contratación de servicios. No lo pueden hacer las dependencias”.

“El papel para los libros no estuvo a cargo del responsable administrativo de la SEP sino de la Oficial Mayor de Hacienda. Todo esto lo explico para que tengan todos los elementos. No había diferencias con Raquel”.

“Hubo diferencias con Germán, quien presentó su renuncia al Seguro Social, que también agradezco que nos ayudó un tiempo y también de manera libre decidió renuncia. Otras diferencias también se tuvieron con el SAT, con la directora del SAT. Esas son y puede haber otras”.

“Pero nada extraño, no es para rasgarse las vestiduras. Esto es así, porque los cambios van. No hay esa quietud, ese inmovilismo en donde no pasa nada, porque hay continuidad, porque es más de lo mismo. Estamos en una etapa nueva”, aseveró.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here