La felicidad no es tener bienes materiales, riquezas, ropa de marca ni alhajas, dice López Obrador a indígenas de Chicontepec

Chicontepec, Ver.- La felicidad no es tener bienes materiales, riquezas, ropa de marca o las alhajas. La verdadera felicidad es estar bien con uno mismo, con nuestra conciencia, con el prójimo. Solo siendo buenos podemos ser felices, les dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador a indígenas nahuas, totonacas, otomíes, tepehuas y tenek o huastecos, herederos de una pobreza ancestral en esta región del norte de Veracruz.

En una de las regiones más pobres de Veracruz y de México, en donde los datos más recientes de la Secretaría de Desarrollo Social registran focos rojos de carencias en rezago educativo, pisos y muros de vivienda, acceso a agua potable, carencia de drenaje y de servicio eléctrico en vivienda, el mandatario nacional dijo que  en nuestro país “se fue imponiendo el modelo consumista, materialista, haciendo a un lado lo espiritual, la fraternidad”.

Sin embargo, en esta ciudad agobiada por la pobreza, en donde él mismo constató que no hay acceso a internet ni señal de telefonía celular, los hombres y mujeres del campo, con el rostro curtido por el sol, soltaron una lluvia de aplausos cuando dijo que a partir de ahora los apoyos económicos les llegarán de manera directa y no a través de mediadores que se quedaban con una parte.

También aplaudieron con fuerza cuando dijo que él no viaja en avión presidencial ni en helicóptero. “Si vengo a Chicontepec en helicóptero, cómo me voy a enterar del estado de los caminos. Nunca”, gritó y la gente respondió con un fuerte aplauso, sabedores del malísimo estado de todas las vías de comunicación en la huasteca veracruzana.

Aquí, en el Hospital Rural que María del Carmen Vega Rosas, acompañado del gobernador Cuitláhuac García Jiménez y del Director del Seguro Social, Zoé Robledo, López Obrador habló de las bondades de los programas sociales para el pueblo pobre veracruzano.

Desde este Hospital fundado hace 38 años, con servicios médicos de primer y segundo nivel, que tiene adscritos a 10 mil 845 norveracruzanos y atiende a 351 mil 927 personas a través de 8 zonas, con 161 puntos de atención y 144 unidades médicas en 34 municipios, el mandatario de la nación dijo que ha visitado Chicontepec 20 o 30 veces.

“Vamos a cumplir con todos los compromisos. Este no es un cambio cosmético, no es maquillaje, esta es una verdadera transformación y vamos a acabar con los males que aquejan, principalmente con la corrupción”, asentó.

“Se iba mucho dinero por el caño de la corrupción. El sistema estaba hecho para robar, para saquear. Llegaban a los cargos con ese propósito, de hacerse grandes con la riqueza mal habida. No les importaba la situación económica y social de la gente”, aseveró.

“Crearon hasta un Instituto Nacional Anticorrupción. Pura simulación. No se castigaba la corrupción. Ahoya ya se castiga. Quien cometa corrupción ahora sí, va pa dentro, a la cárcel, sin derecho a fianza”.

Dijo que resulta paradójico que en los últimos 20 años tantos veracruzanos hayan emigrado. “Una paradoja, una contradicción. Un estado tan rico, con pueblo pobre. Por la corrupción que imperaba. Un pueblo trabajador, muchos recursos naturales. Veracruz es más que un estado, es una república”, dijo.

Informó que ha hablado con el gobernador Cuitláhuac García Jiménez para unir recursos del estado y la federación. “El programa que vamos a llevar a cabo aquí en Veracruz, consiste en que se van a crear comités en cada escuela, de padres y familia y maestros. A ese comité le va a llegar el dinero. No va a pasar el dinero por todas las instancias de gobierno, porque no llega, llega con moche o piquete de ojo. Ningún apoyo a organizaciones. Ya no habrá intermediarios. Vamos a entregar 250 mil pesos al año. Ese dieron va a rendir”, destacó.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.