Tengo experiencia y estamos preparados para consolidar al ORFIS como una institución de vanguardia: Toño Portilla

  • “Si la ley nos da esa oportunidad y podemos hacerlo, yo no veo por qué no intentarlo. Ya quedará en los diputados y las diputadas la decisión”, dice en entrevista.

Tiene más de 30 años en el servicio público. No acostumbra tomar vacaciones. Actualmente trabaja de lunes a domingo y sus momentos de descanso los ocupa para leer, para ver películas y para hacer música en su Ipod. Ya tiene varios discos grabados.

En su despacho del Órgano de Fiscalización Superior del Estado de Veracruz, Lorenzo Antonio Portilla Vásquez nos muestra el libro de Memorias, del cineasta Roman Polanski, que lee con mucho interés. “Me encantan las biografías”, confiesa.

En este género, el libro que más le ha impactado fue el de John F. Kennedy, “porque enfrentó muchas cosas en su corta vida y me impactó su muerte prematura”, comenta.

Hace un tiempo se topó también con Open, de Andre Agassi, “El Kid de Las Vegas”, la historia del famoso tenista norteamericano quien sufrió la obsesión de su padre para convertirlo en el más grande de todos los tiempos, a pesar de su felicidad.

También leyó con avidez la vida de Paul McCartney y Ante todo no hagas daño, de Henry Marsh, las memorias de uno de los neurocirujanos más reconocidos de Gran Bretaña.

“Me gusta mi trabajo, me gusta el orden, me gusta cumplir y en mis ratos libres leo, veo películas y compongo música”, insiste el auditor quien el próximo 26 de septiembre concluye su periodo al frente de esta institución veracruzana.

—Usted ha manifestado públicamente que sí tiene interés de continuar con un periodo más al frente del ORFIS. ¿Qué es lo que lo motiva? Sobre todo porque también nos hemos enterado que ha estado sujeto a presiones e incluso a amenazas.

“Me motiva el querer dar más, más transparencia, más resultados, el que haya mayor cultura del respeto y cariño al servicio público”.

“La decisión de que yo continúe será de las diputadas y los diputados del Congreso del Estado”, añade, “pero estamos preparados para consolidar al Órgano de Fiscalización Superior del Estado de Veracruz como una institución de prestigio y de vanguardia”, reconoce.

Sus ventajas, añade, frente a otros actores que tienen interés y también preparación, es que él ha podido transitar bien entre lo técnico y lo político, ha tenido una excelente relación a nivel estatal y nacional, sobre todo con la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y actualmente es Coordinador del Grupo Regional Centro Golfo de la Asociación Nacional de Organismos de Fiscalización Superior y Control Gubernamental, A.C. (ASOFIS), que integran los estados de Puebla, Hidalgo, Tlaxcala y Tabasco.

Nos cuenta que lleva más de 30 años en el servicio público. “Empecé en el 77, en la Dirección General de Comunicaciones cuando estaba Arturo Márquez como Director. Era gobernador don Rafael Hernández Ochoa. Empecé como Oficial B, como un auxiliar administrativo”.

“Me gusta el servicio público. Hago mi trabajo. Me gusta el orden. Me gusta que se cumpla. Me gusta mi trabajo. Me gusta, en el caso del ORFIS, apoyar a quienes así lo requieren, orientarlos para que hagan las cosas de manera correcta. Me siento con más experiencia. Me he preparado y actualizado en las nuevas normas. Estoy certificado en fiscalización pública por el Instituto Mexicano de Auditores Internos y certificado por el Instituto Mexicano de Contadores Públicos”, indica.

Lorenzo Antonio Portilla Vásquez dice que tiene proyectos listos, preparados para darlos a conocer, sobre los procesos que se pueden mejorar, a pesar de que el ORFIS ha dado pasos gigantes en la modernización de la fiscalización, la rendición de cuentas y la transparencia.

“Tengo un excelente equipo de trabajo. Damas, jóvenes, gente con experiencia que me apoya, que están comprometidos. Afuera hay gente talentosa, con experiencia, pero si la ley nos da esa oportunidad y podemos hacerlo, yo no le veo por qué no intentarlo. Ya quedará en los diputados y las diputadas la decisión”, dice, recordando una frase de su madre, de feliz memoria: “si va a ser para ti, será para ti”.

TENGO LAS MANOS LIMPIAS

Toño Portilla reitera que respetará absolutamente la decisión de las y los diputados. “No voy a dejar de trabajar hasta el 26 de septiembre. Me gusta mi trabajo, me gusta mucho”, insiste.

El auditor se confiesa creyente católico y nos dice que alguien le tomó a mal un día que contestó que él cree que “Dios lo protege”.

“¿En quién se protege usted?”, le preguntaron, pensando en que la respuesta llevaría a citar a algún personaje político.

Y no, su respuesta fue: “En Dios, porque así soy, en eso creo. Soy católico, creo en Dios, hago mi trabajo y lo que él determine va a ser, pero claro, yo no dejaré de hacer mi esfuerzo”, explica.

Dice que si se va del ORFIS se irá con la conciencia tranquila del deber cumplido, del trabajo realizado y de que nunca incumplió la ley ni hizo nada injusto.

“Me voy a ir con las deudas que tengo, porque tengo deudas, para qué le voy a engañar. Si es que me voy y Dios me dé otro trabajo o igual me quedo aquí”, indicó.

Portilla Vásquez reconoce que tiene críticos, pero se defiende: “Tengo las manos limpias. Lo que tengo me lo he ganado, me lo he ganado aquí, con mi trabajo. Aquí vivo. Aquí estoy de 9 de la mañana a 11 de la noche, 12 de la noche, 1 de la mañana y más ahora con todos los informes que tenemos que hacer”.

“Habrá gente afuera que dicen que Toño Portilla pactó con fulano, pactó con zutano, eso no es cierto, yo lo que hago es mi trabajo”.

Dice que anda solo en Xalapa. Entre semana en vehículo oficial y los fines de semana en su auto, sin personal de seguridad. “Soy xalapeño y el día que concluya mi trabajo en el servicio público quiero andar como ahorita, sin problemas, sin esconderme de nadie. El legado que le voy a dejar a mis hijos es mi honor, mi apellido, de ahí no les voy a dejar nada”.

NO INTERVIENE NI POR SUS HIJOS

Dice que en el servicio público y como titular del ORFIS no ha utilizado el cargo para beneficiar a nadie y menos a sus hijos o familiares.

“Jamás he hablado por ellos y mire usted que trabajan en el servicio público. Es más, hasta se enojan porque luego otras personas nos piden favores para recomendar a alguien. Mis hijos están trabajando en el gobierno y han venido sus jefes y no les he dicho nada sobre ellos”.

“Hace algunos años vino un conocido y me dijo: oye tu hija trabaja conmigo, ¿qué puedo hacer por ella? Le contesté: que entre temprano, dale mucho trabajo, que cumpla con ello. Ponla a trabajar. Que cumpla sus horarios. Que cumpla con lo que tiene que hacer y que sea ejemplo. Eso le dije, porque ellos saben que todo en la vida se obtiene con trabajo”.

AVANCES SIGNIFICATIVOS EN EL ORFIS

Cuando llegó al Órgano de Fiscalización Superior del Estado de Veracruz traían de Pánuco y desde Coatzacoalcos cajas y cajas con los reportes financieros y de obras.

“Teníamos que revisar documento por documento, llevar un checklist y ver si faltaba esto o aquello”. Eso ya pasó a la historia, comenta.

Hoy se han creado plataformas de información y aplicaciones para dispositivos móviles en los cuales, la sociedad verdaderamente puede participar en la vigilancia y denuncia de obras que pueden suponer prácticas irregulares de los gobiernos.

Lograr que la sociedad tenga estas herramientas de fiscalización ha sido gracias a la visión impuesta por Lorenzo Antonio Portilla y al equipo de trabajo que lo acompaña.

Actualmente el ORFIS cuenta con los sistemas de Evaluación y Fiscalización de Veracruz (SEFISVER); de Información y Gestión Municipal Armonizado de Veracruz (SIGMAVER); de Información Municipal de Veracruz (SIMVER) y de Consultas de Obras y Acciones Municipales de Veracruz (COMVER) y con la app para dispositivos móviles “ORFIS-Móvil” que se ha constituido en un puente con la sociedad.

Gracias a esta herramienta gratuita, la población que detecte que la información que dan a conocer los entes fiscalizables no corresponde a lo que reportan, pueden denunciar y exhibir a través de una queja ante el ORFIS en tiempo real, ya sea por medio de una imagen o video, así como información que se puede subir por medio de la app, guardando ante todo la protección de datos personales de quien hace la denuncia, y se le envía acuse de recibido, además de dar la información respecto al seguimiento, atención y resolución de su queja. La aplicación apenas fue lanzada en mayo pasado y ya hado resultados, indica Portilla.

A partir de ahora, con el Sistema de Información Municipal de Veracruz todo nos llega de manera remota.

Los municipios deben entregar su información cada 25 de cada mes y todo se mueve vía internet a nuestra base de datos y a la fecha el 99 por ciento está cumpliendo.

“Con esto se evitan traslados, gastos, papel, hacer más ágil la entrega de información. Eso fue lo que hicimos cuando llegamos”.

Además, añade, entonces no había auditorías de legalidad. ¿Qué hicimos? La Auditoría Superior de la Federación tenía un programa  y nos capacitamos. No había Auditoría de desempeño y también nos capacitamos.  Ahora ya hay auditoría de desempeño y de legalidad.

VERACRUZ, DE LOS PRIMEROS CON SISTEMA CONTABLE ARMONIZADO

Otro de los logros en su gestión ha sido el impulsar un Sistema Contable Armonizado para Veracruz.

Existía un sistema contable de paquetería, pero en diciembre de 2013, cuenta, en el Consejo Veracruzano de Armonización Contable se planteó la necesidad de crear un sistema.

“Nosotros levantamos la mano y dijimos que lo desarrollaríamos. Nos dijeron que eso era imposible porque nadie lo había hecho. Hoy puedo comentar con mucho orgullo que actualmente hay 204 municipios que ya están armonizados, de acuerdo a la Ley General de Contabilidad Gubernamental. Veracruz es, si no el primero, de los primeros estados con municipios armonizados”.

“Lo hicimos, añade, gracias a un equipo multidisciplinario de contadores y desarrolladores informáticos”.

“El Consejo Nacional de Armonización Contable emite disposiciones y obvio si usted tiene una paquetería tendría que hablar al proveedor para que lo actualizara y aquí no, aquí hay un soporte técnico que está actualizando constantemente. El SIGMAVER está actualizado al día”.

Dice que cuando se enteraron los organismos autónomos, pidieron apoyo y actualmente, de nueve, seis ya lo están utilizando: el IVAI, el OPLE, el TEJAV, periodistas, derechos humanos, entre otros.

Hicimos un acuerdo con el Secretario de Finanzas y Planeación y nos dijo que tenían un sistema que no cumplía con la Ley de Contabilidad Gubernamental y actualmente también 49 OPDS están en proceso de desarrollo.

Es decir, pretendemos que a diciembre de este año, el 96 por ciento de todos los entes públicos de Veracruz tengan su contabilidad armonizada. Y todo es gratuito, sin costo alguno. Todo lo desarrollamos aquí en el ORFIS, expresa.

Ese será, otro de los grandes legados al frente de su gestión, apunta.

CONTACTO PERMANENTE CON LOS CONTRALORES

Para su trabajo, el ORFIS necesita tener contacto directo con todos los controles internos que son los que están en el ejercicio en curso, en tiempo real, que deben hacer labores preventivas.

Para ello, construyeron el SEGISVER, el Sistema de Evaluación y Fiscalización de Veracruz, que les permite tener un contacto directo con los Contralores.

“Si usted me dice: necesito enviar esta circular para que la conozcan los municipios, tenemos una plataforma virtual del SEGISVER, ahí la incorporamos y la están recibiendo en cinco minutos todos”.

“En esa plataforma damos avisos, capacitaciones, cursos virtuales de capacitación, asesorías, comunicados, es una comunicación constante con todos los contralores internos, municipales, de los poderes públicos, de órganos autónomos, es comunicación en tiempo real. Nuestra filosofía es prevenir en vez de corregir. La corrección es una consecuencia. El SEGISVER tiene hasta su página de internet”.

CON EL COMVER SE ACABARON LAS OBRAS FANTASMA

También desarrollaron el COMVER, un sistema que permite que las obras públicas municipales las conozcan todas. Este sistema, que involucra a los ciudadanos, ha sido reconocido por el despacho norteamericano del Global Integrity y el despacho civil GESOC, dos asociaciones no gubernamentales que lo están promocionando, porque es un sistema ciudadano, enfatiza.

“Con este sistema se pueden ver todas las obras de los municipios. Ahí tenemos un buzón de queja y atendemos las denuncias. Algunas veces hemos encontrado que en algún municipio nos señalan obras terminadas que en realidad no lo están. Entonces si la gente se queja, lo atendemos de inmediato”.

—¿Con esto se acabaron las obras fantasma?

“Efectivamente, con eso ya lo estamos evitando, inclusive encontramos que había obras terminadas, nos llegó la queja, fuimos a verlas y efectivamente no estaban y ahorita estamos actuando en consecuencia”.

SIGUIENDO EL DINERO

También se refiere al proyecto Follow the money, un programa que tiene la finalidad o el objetivo de que el ciudadano conozca desde que inicia la obra hasta que termina.

“Si la obra vale un millón de pesos, se da seguimiento desde el contrato hasta cómo se aplica y se entrega a los beneficiarios. Por eso se llama la ruta ‘Siguiendo el dinero’. Lo estamos desarrollando con Global Integrity y GESOC. Es un gran avance para evitar actos fuera de la legalidad, actos de corrupción, que haya obras fachada o fantasma y que los ciudadanos tengan una herramienta o elementos que permitan darle seguimiento al dinero, a lo que se está haciendo, con la calidad que se tiene que hacer, y si no es así hacer de conocimiento al ORFIS y actuar en consecuencia”.

EL ORFIS EXPORTA PROGRAMAS

Algunos estados, revela Portilla Vásquez, le han pedido las herramientas implementadas por el ORFIS.

“Me nombraron coordinador regional de la ASOFIS zona centro. Mis compañeros auditores de Tabasco y Campeche nos han pedido los programas. Con gusto se los proporcionamos. A varios estados los estamos apoyando con el COMVER, con el SEGISVER, con el SIMAVER. Estamos exportando a otros estados y también de manera gratuita. Los derechos los tenemos nosotros, pero los estamos apoyando con su implementación”.

—Entonces el ORFIS ha dejado de ser un elefante blanco. Un gobernador, Fidel Herrera Beltrán tuvo la tentación de desaparecerlo y volver al tradicional departamento de Glosa.

“El ORFIS es una institución de prestigio, de vanguardia. A nivel nacional queremos ser referente y que la ciudadanía, los medios de comunicación tengan confianza en la institución, en nuestro trabajo”.

“Todo nuestro trabajo está debidamente sustentado, fundamentado, apegado a la legalidad y realizado por servidores públicos que respetan sus políticas de ética, de conducta, de integridad”.

“Es una institución que predica con el ejemplo, apegado a la legalidad, sustentado, fundamentado y que nos permita ser una institución que le tenga confianza a los veracruzanos de que nuestro trabajo esté apegado a la legalidad”.

“Jamás vamos a hacer algo injusto. Nunca. No en esta administración. Nunca lo hemos hecho”.

“Al contrario, damos todas las facilidades a servidores y ex servidores públicos para que solventen lo que tengan que solventar o para que terminen lo que tengan que terminar en lo que a obras se refieren”.

“Preferimos tener una obra bien terminada y bien hecha a tener a alguien denunciado”.

—¿Cómo ha logrado coexistir, cohabitar, con gobernantes tan diferentes y con estilos muy contrastantes de gobernar?

“He estado con cuatro gobernadores: Javier Duarte, Flavino Ríos, Miguel Ángel Yunes Linares y ahora Cuitláhuac García Jiménez.

“Nos hemos dedicado a trabajar, respetando nuestra autonomía y sin quebrantar jamás nuestra ética”.

“Además, jamás hemos actuado sin que ellos sepan lo que estamos señalando u observando. Jamás hemos hecho algo que no tengan conocimiento los Secretarios de despacho o los directores de las dependencias”.

Lorenzo Antonio Portilla insiste en la autonomía plena del ORFIS. “Todo lo que nosotros hacemos lo hacemos políticas de integridad, bajo procedimientos de auditoría, apegados a la legalidad”, concluye.

La entrevista concluye. Toño Portilla nos muestra los libros que está leyendo. Uno de cabecera, dice es Las 21 leyes irrefutables del liderazgo, de John C. Maxwell, que revisa cuando tiene que dar algún discurso importante.

El auditor lee de todo. La biografía de Polanski se la recomendó una revista Vanidades. “Ahí la vi y la compré de inmediato. ¿Cómo es que lees Vanidades?, me dicen. Leo de todo. Vanidades, Hola, Proceso, Selecciones. Leo todo lo que me encuentro”.

“Yo creo que eso me viene de mi abuelita paterna. Ella siempre estaba leyendo el Selecciones del Reader’s Digest. Me decía: vente, ponte a leer. Ella me dejó ese hábito, porque nunca he dejado de leer”, finaliza.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.