En riesgo la vida de veracruzanos, por corrupción y negligencia en Servicios de Salud

  • Denuncian irregularidades de la empresa GIFYT SA de CV, quien presta servicios de hemodiálisis en los hospitales del sector salud en Veracruz.
  • En 2015 COMPRAVER descalificó a esta empresa y a su Clínica de Hemodiálisis, ubicada en la calle Revolución 941, en la colonia del Maestro, por el mercado La Rotonda.

Siguen las denuncias por irregularidades y actos de corrupción en los Servicios de Salud de Veracruz en hechos que ponen en riesgo la vida de miles de veracruzanos, con la complacencia de funcionarios, directivos y quizá hasta del propio Secretario Roberto Ramos Alor.

Documentos en manos de Espejo del poder, muestran cómo la empresa GIFYT SA de CV, filial de Esterinova, con sede en la ciudad de Puebla, a quien se le adjudicó la Prestación del Servicio Integral de Hemodiálisis para los Hospitales pertenecientes a los Servicios de Salud de Veracruz, según la Convocatoria LPN-103T00000-013-19, está incumpliendo el contrato y lo estipulado en las bases, poniendo en riesgo la salud de muchos veracruzanos que necesitan de este tratamiento médico.

En 2015, el sistema de compras del Gobierno del Estado, www.compraver.gob.mx la descalificó, así como a sus clínicas de Hemodiálisis, una de las cuales está ubicada en la calle de Revolución 941, en la colonia del Maestro, por el mercado La Rotonda. La otra, en el puerto de Veracruz, se localiza en Miguel Ángel de Quevedo 2690, en la Plaza Tec, de la Colonia Formando Hogar.

Por esa descalificación de COMPRAVER, la empresa GIFYT SA de CV, filial de Esterinova no podía prestar ningún tipo de servicio, debido a las múltiples irregularidades encontradas así como falsificación de documentos y acciones de corrupción en el IMSS. Sin embargo, en 2017 y 2018, dentro del gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares, esta empresa fue requerida nuevamente en Veracruz y recibió contratos millonarios por “adjudicación directa”.

El servicio de Hemodiálisis se brinda en los principales hospitales de la Secretaría de Salud de Veracruz, como lo son Río Blanco, Yanga, Poza Rica, CAEV, Luis F. Nachón, Hospital Regional de Veracruz, Coatzacoalcos. Todos ellos cuentan con unidades de Hemodiálisis dentro de sus instalaciones, mismas que son operadas desde hace varios años por diferentes proveedores que han sido adjudicados con equipos y personal propios para brindar el servicio, mismos que deben cumplir con ciertas especificaciones, Certificaciones, Normas y demás requisitos.

Una de las empresas que brinda este servicio es Esterinova, que fue adjudicada directamente en 2017 y 2018 y que del mismo modo subrogo el servicio a GIFYT SA de CV y a sus clínicas privadas.

El objetivo principal de tener las Unidades de Hemodiálisis en los Hospitales es atender a la población vulnerable que requiere del tratamiento, pero además garantizar un buen servicio y brindar el mismo a los pacientes “críticos” que se encuentran hospitalizados que así lo requieran, especialmente los pacientes que se encuentren internados en Terapia Intensiva.

El tratamiento, que de por sí es delicado, se puede tornar más peligroso cuando se tienen que realizar traslados fuera del Hospital a una Unidad subrogada, como es el caso de la empresa GIFYT SA de CV y sus clínicas privadas.

El día de hoy, señala el denunciante, en un acto de total impunidad y colusión con las autoridades de los Servicios de Salud de Veracruz e incumpliendo totalmente lo contratado, la empresa favorecida GIFYT SA de CV – Esterinova ha decidido retirar a los pacientes de las unidades hospitalarias existentes y llevárselos a clínicas privadas de su propiedad, mismas que se han visto envueltas en diferentes escándalos de actos de corrupción, falsificación de documentos, negligencias médicas, en total desapego a lo estipulado en la contratación.

Un ejemplo de la ineficiencia, indiferencia y desinterés humanitario por parte de las empresas GIFYT – Esterinova, involucradas en estos actos, es que el día lunes 29 de julio, un paciente internado en la Terapia Intensiva del CAEV en la ciudad de Xalapa, Veracruz, requería del servicio de Hemodiálisis, sin embargo, en el hospital, dicho servicio se encuentra “suspendido”, pues la empresa GIFYT – Esterinova, que tiene por obligación contractual el sustituir los equipos y el servicio dentro de las Unidades Hospitalarias, aún no lo ha realizado.

El plazo para poner en marcha el servicio de “Hemodiálisis en los Hospitales pertenecientes a los Servicios de Salud de Veracruz” es este día martes 30 de julio de 2019, sin embargo Esterinova – Gifyt ha decidido seguir brindando el servicio en sus clínicas fuera de los hospitales, poniendo en riesgo la vida de los pacientes veracruzanos.

Los comunicados que publicamos en esta nota, muestran cómo los subdirectores médicos de los Hospitales Luis F. Nachón y General de Veracruz, piden a los pacientes que acudan a las clínicas privadas de Xalapa y el puerto de Veracruz, para ser atendidos.

La Convocatoria y Junta de Aclaraciones de la licitación especifica claramente que los equipos  y el personal del proveedor actual “dentro de las Unidades”, debería ser sustituido en un plazo de 15 días naturales a partir de la fecha de publicación del fallo ( https://www.ssaver.gob.mx/transparencia/files/2019/07/LPN-103T00000-013-19.pdf ), sin embargo esto no se ha llevado a cabo, poniendo en riesgo la vida de veracruzanos inocentes que se encuentran a merced de los intereses económicos de estas organizaciones.

Por la información con la que contamos podemos observar que la empresa GIFYT – Esterinova no ha tenido la capacidad para instalar los equipos en tiempo y forma, en un contrato que es superior a los 50 millones de pesos y que hoy ya está poniendo en riesgo la vida de 400 veracruzanos que requieren de servicios de hemodiálisis.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.