Investigan omisiones en asesinato de periodista

Agencia SPI Veracruz

La Fiscalía General del Estado (FGE) abrió una investigación contra la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) para determinar si hubo una omisión legal por retirarle la protección al periodista Jorge Celestino Ruiz Vázquez, asesinado el viernes pasado  en el municipio de Actopan

El fiscal general Jorge Winckler Ortiz dio a conocer que la familia del periodista señaló que desde el 19 de julio la SSP, a cargo de Hugo Gutiérrez Maldonado, le retiró los elementos encargados de realizar rondines y visitarlo en su domicilio.

Detalló que la justificación que dio la dependencia es que se hizo una rotación de personal, que habría generado la suspensión de las medidas de protección ordenadas por la autoridad ministerial.

“De manera formal había la orden ministerial de otorgarle medias de protección, lo que tenemos de información de la familia y de la SSP es que estas medidas cautelares se continuaron hasta 15 días antes de que fuera privado de la vida. Hubo rotaciones y el tema es que si se suspendió la vigilancia y eso es parte de la investigación para determinar si hubo un incumplimiento de un deber legal”.

Agregó que la principal línea de investigación en la muerte del reportero Jorge Ruiz, es su labor periodística y que en la carpeta UIPJ/-1/DXl/F9/4559/2019 está incluido el alcalde panista de Actopan José Paulino Domínguez.

Narró que Celestino se encontraba en su negocio cuando dos sujetos armados ingresaron en el domicilio del comunicador, utilizaron un arma corta y una larga para disparar contra él, cuando este se encontraba viendo la televisión, de espaldas a la calle. En el lugar fueron hallados cuatro casquillos calibre 0.45 milímetros y cuatro 0.223 milímetros, y que se encontraron 12 indicios balísticos, 8 casquillos y 4 proyectiles.

Dijo que se hicieron cuatro disparos desde el exterior y uno de los hombres ingresó al domicilio y disparó con el arma corta a Celestino, lo que le causó un traumatismo craneoencefálico, múltiples fracturas de cráneo, cuatro heridas en la región occipital y dos más a la altura de clavícula.

“Lo entraron a rematar con un arma corta”, dijo el fiscal al señalar que actualmente se investiga a muchas personas relacionadas con el reportero de El Gráfico de Xalapa, que el año pasado denunció amenaza de muerte y agresiones en su contra.

Aunque no se refirió al alcalde de Actopan, José Paulino Domínguez Sánchez, quien es señalado de ser el responsable de las amenazas contra el reportero y de incluso ofrecerle 10 mil pesos a cambio de que retirara la denuncia en su contra, e incluso indicó que dos personas que integran la CEAPP fueron llamadas a declarar sobre este caso.

“Hay muchos datos de investigación que se tienen. No habrá impunidad. Se citó a personas que tuvieran indicios de señalamiento y se realizaron 38 altos de investigación para establecer qué sucedió; ahora la familia ha aportado en entrevista datos complementarios y se  investigará a quien se tenga que investigar y tendrá que ser llevado a tribunales”.

Dio a conocer que la esposa de Celestino envió por su conducto una carta al gobernador Cuitláhuac García Jiménez para solicitar apoyo para su familia, que atraviesa por una situación económica complicada tras el asesinato del periodista.

“Lo que la familia quiere es apoyo porque es una familia que vive modestamente, en una situación complicada porque tiene un niño que estudia secundaria y una niña que estudia la preparatoria en un CBTIS y necesita apoyo de algún programa”.

Convocó a la Comisión Estatal de Atención Víctimas y la Comisión Estatal de Atención y Protección a Periodistas (CEAPP) a intervenir en este caso, debido a que la familia del comunicador no cuentan con seguridad social y su negocio está cerrado.

En otro tema, el fiscal Jorge Winckler Ortiz negó que se haya ido de vacaciones y que esa sea la razón de frenar los trabajos en las fosas clandestinas halladas en el predio “La Guapota”, en el municipio de Úrsulo Galván.

Dijo que se determinó con la Cruz Roja y los Colectivos de familiares de personas desaparecidas hacer trabajos de exhumación en una de las fosas para luego realizar dictámenes genéticos.

“El fiscal no descansa ni un solo día, desde cuando protestó; se acordó que se haría la prueba piloto para procesar la fosa 72. Hay dictámenes genéticos y este jueves hay reunión con la Cruz Roja y otra reunión la próxima semana con colectivos para reactivar los trabajos pero nunca hubo suspensión sino una minuta de trabajo, quien lo haya dicho miente”.

Cuestionando sobre la supuesta fosa clandestina hallada en Minatitlán, el fiscal aseguró que no es el caso, sino que es un pozo en el que se cree hay víctimas del presunto delito de desaparición forzada.

Indicó que por este caso hay hay dos policías detenidos, que estaban adscritos a Coatzacoalcos y que podrían tener relación con este caso.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.