Yunes contrató 104 despachos contables externos para auto auditarse; ORFIS le detecta presunto daño patrimonial por mil 372 MDP

Miguel Ángel Yunes. Foto tomada de breaking.com.mx

No obstante que durante la corta gestión del ex gobernador Miguel Ángel Yunes Linares se destinaron más de 56 millones de pesos en la contratación de 104 despachos contables externos para llevar a cabo la dictaminación a los estados financieros emitidos por los ejercicios fiscales 2017 y 2018, sin embargo auditorías practicadas por el Órgano de Fiscalización Superior (ORFIS) de Veracruz detectaron diversas irregularidades administrativas en el bienio del ex mandatario estatal del PAN.

De los 104 despachos contables contratados para revisar internamente el gasto público de secretarías de despacho, institutos y fideicomisos estatales, los más beneficiados con la asignación de contratos fueron dos: Velasco Ramírez & Cía Consultores, representado por el actual presidente del Consejo Directivo del Colegio de Contadores Públicos de Xalapa, AC,  Luis Javier Velasco Ramírez, que obtuvo un total de siete contratos por un monto total de cinco millones 390 mil pesos, y la firma Contadores Públicos y Consultores, cuyo representante legal es Nahum Moreno Prado, miembro también del Colegio Contadores Públicos de Xalapa, al cual le fueron otorgados seis contratos por un importe global de cinco millones 682 mil pesos.

Para la revisión del primer ejercicio fiscal de la administración de Yunes Linares fueron contratadas 80 compañías por un monto de 32 millones 305 mil pesos, gasto que en su mayoría corrió a cargo de la Contraloría General del Estado y sólo una mínima parte fue cubierto por otras dependencias e institutos.

Sin embargo, de acuerdo con el Informe General Ejecutivo del Resultado de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2017, los auditores del ORFIS detectaron un presunto daño patrimonial por más de 338 millones en el primer año de la administración del ex gobernador panista.

El informe del órgano autónomo, reportado a la Comisión de Vigilancia de la LXV Legislatura local, consignó que en tres dependencias del Poder Ejecutivo, 11 entidades y dos fideicomisos se detectaron anomalías en el uso de recursos públicos.

Además detectó presuntas inconsistencias en las adjudicaciones directas de cuatro dependencias del estado por un monto de 262 millones de pesos.

Las observaciones del ORFIS fueron hechas a las secretarías de Desarrollo Social de Veracruz (Sedesol) por 40.5 millones de pesos, y de Infraestructura y Obras Públicas (SIOP) por 71.7 millones, así como al Instituto de Espacios Educativos (IEEV) por 78.8 millones, y a los Servicios de Salud de Veracruz (Sesver) por 71.7 millones de pesos.

Para la revisión del ejercicio fiscal del 2018, el gobierno de Yunes Linares contrató a 24 despachos contables por un monto de 23 millones 456 mil pesos, de los cuales 14 millones fueron erogados por las propias dependencias e institutos auditados y, el resto, aportado por la Contraloría General del Estado.

Sin embargo, hasta el momento suman 18 las denuncias penales por presuntos desvíos de recursos públicos que enfrentan el ex gobernador panista y sus ex colaboradores.

Y es que las auditorías practicadas por el Órgano de Fiscalización Superior detectaron un presunto daño patrimonial de mil 372 millones de pesos, por lo que el ORFIS tuvo que proceder penalmente en contra de los ex funcionarios que resulten responsables.

De las denuncias presentadas, 17 corresponden a irregularidades detectadas en el ejercicio fiscal de 2017, cuyo monto del presunto desvío de recursos asciende a 328 millones de pesos, y solamente una, correspondiente al ejercicio fiscal de 2018, por mil 044 millones de pesos de supuesto daño patrimonial al erario del estado.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.