Reprocha Lydia Cacho que la FGR no pueda capturar aún al exgobernador de Puebla, Mario Marín

La escritora y periodista Lydia Cacho, autora del libro “Los Demonios del Edén” sobre la pederastia en México, condenó que la Fiscalía General de la República no haya podido capturar aún al ex gobernador priista de Puebla, Mario Marín Torres, pese a que el ex mandatario poblano ha sido visto en fiestas privadas en la entidad que gobernó de 2005 a 2011.

“¿Mario Marín, prófugo de la PGR e Interpol, en la fiesta? Reportan que sí: carne asada, música de banda. Mientras tanto yo, Lydia Cacho, tengo que estar fuera de México porque sus sicarios entraron en mi casa hace dos semanas. Esta es @FGRMexico”, escribió en su cuenta de Twitter la periodista la noche de este lunes.

Y es que el exgobernador Mario Marín, quien cumplió cuatro meses de permanecer prófugo de la justicia federal y de ser buscado hasta por la Interpol, sigue haciendo vida social: la semana antepasada fue visto en una fiesta realizada en Atlixco por el empresario Rafael Forcelledo Caram, quien lo agasajó con carnes asadas y música de banda.

Testigos que asistieron a la fiesta que realizó el pasado 28 de julio en el rancho “El Pastor”, localizado en la comunidad de Solares de Tenextepec, en Atlixco, informaron al portal informativo “Central” que el llamado “Gober precioso” acudió con total tranquilidad a pesar de que es buscado por la Fiscalía General de la República desde el 11 de abril de este año.

Los asistentes al evento detallaron que el ex mandatario poblano es visto regularmente en la zona de Atlixco en este tipo de eventos a pesar de contar con una ficha roja de la Interpol y ser buscado por el delito de tortura contra la periodista Lydia Cacho.

Es en este rancho “El Pastor”, donde la familia Forcelledo le regaló un caballo al ex gobernador a inicios de 2018 durante un festejo similar, auspiciado por Rafael Forcelledo Caram.

El rancho se encuentra localizado en la Calle Asunción número 10 de la comunidad de Solares de Tenextepec y la fiesta privada en la que se vio al ex gobernador fue una reunión informal convocada por Rafael Forcelledo en la que tocó una banda estilo sinaloense originaria de San Cristóbal Tepontla, Cholula.

CUMPLE CUATRO MESES PRÓFUGO

El pasado 11 de abril del 2019, la magistrada María Elena Suárez Préstamo giró las órdenes de aprehensión en contra de los cuatro personajes involucrados en una confabulación contra la autora del libro “Los Demonios del Edén”.

La orden de aprehensión girada en el Primer Tribunal Colegiado del Vigésimo Séptimo Distrito con sede en Cancún, Quintana Roo, además del ex gobernador Mario Marín incluyó al empresario, Kamel Nacif; al ex director de la Policía Judicial, Hugo Adolfo Karam y el ex comandante, Juan Sánchez Moreno por el delito de secuestro en contra de Lydia Cacho.

El 30 de abril del 2019, la Fiscalía General de la República (FGR) confirmó a través de un comunicado que la orden de aprehensión en contra de Juan Sánchez por su probable responsabilidad en la comisión del delito de tortura en agravio de la periodista Lydia Cacho

La detención de Juan Sánchez Moreno fue realizada por elementos de la Policía Federal Ministerial (PFM) en el municipio de Ixtapaluca, Estado de México, en cumplimiento a la orden obsequiada por la juez de Quintana Roo.

Sin embargo, a unos meses de ser obsequiada esta orden de aprehensión, la escritora y periodista Lydia Cacho se mostró insatisfecha por los pobres resultados de la FGR e incluso señaló que el titular de la Fiscalía General de la República, Alejandro Gertz Manero, es indiferente y no le interesa seguir el caso contra el ex gobernador Mario Marín Torres, el empresario Kamel Nacif Borge, así como el ex jefe de la Policía Judicial del estado de Puebla, Adolfo Karam Beltrán.

Gertz Manero respondió a su vez a la periodista que ya se había emitido la ficha roja para la captura del ex mandatario poblano por el delito de tortura, sin embargo, Marín Torres no había sido ubicado supuestamente.

Marín y los otros implicados son buscados por la tortura cometida en contra de la periodista Lydia Cacho Ribeiro durante su detención y traslado desde Cancún, Quintana Roo, hechos ocurridos el 16 de diciembre de 2005.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here