Se cae estructura granelera en el Nuevo Puerto de Veracruz

Hace apenas tres meses, el gobernador Cuitláhuac García y el secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, fueron invitados a la “inauguración no oficial” que la empresa hongkonesa Hutchison Ports hizo de su nueva terminal de contenedores en el “Nuevo Puerto de Veracruz”. Pero ni el mandatario veracruzano ni el titular de la SCT correspondieron a la invitación, lo que los puso a salvo ahora que trascendió que hace un par de semanas se vino abajo la enorme estructura que en ese emplazamiento construía la firma granelera Gramosa, que dirige Esteban Jaramillo, la cual festinaba hace dos años, con bombo y platillo, que había ganado –tras la descalificación de los demás competidores– la construcción de la terminal de graneles agrícolas del nuevo recinto portuario que concursó la Administración Portuaria Integral jarocha a cargo de Miguel Ángel Yáñez Monroy.

Según trascendió, debido a la prisa con la que Gramosa construyó, la estructura se le cayó a finales de julio.

Las instalaciones de Gramosa, en las que se invirtieron mil millones de pesos, estaban planeadas para iniciar trabajos en el primer trimestre de este año. Pero ahora, después de este lamentable incidente, no se sabe con certeza cuándo arrancarán.

En el caso de Hutchison Ports se supone que deberían empezar a operar a todo vapor a finales de este año, fecha en la que ahora sí el gobernador Cuitláhuac García y el titular de la SCT, así como el coordinador de Puertos y Marina Mercante, Héctor López, posiblemente asistan al verdadero corte del listón inaugural.

Y es que Hutchison Ports había hecho un rumboso anuncio hace dos meses de la entrada en su nuevo muelle, de muy respetables dimensiones, pero donde a la fecha solamente hay dos solitarias Grúas de Pórtico Pospanamex en un emplazamiento al que muy lentamente la empresa, a cargo de Jorge Lecona, traslada la carga y descarga de buques desde las instalaciones del puerto histórico.

A mediados de mayo de este año, en una transmisión en vivo desde el Puerto de Veracruz con un grupo de panelistas en la Ciudad de México en el Décimo Segundo Seminario de Logística y Transporte de Leschaco, Miguel Ángel Yáñez Monroy, Director General de la Administración Portuaria Integral de Veracruz (Apiver), presumía que la obra de modernización portuaria en la zona norte avanzaba en tiempo y forma de acuerdo al calendario establecido, asegurando que en el segundo semestre del presente año iniciaría operaciones la Nueva Terminal Especializada de Contenedores.

“Vamos muy bien en los tiempos contractuales en este proyecto tan ambicioso; estamos a seis o siete semanas de iniciar operaciones en la zona de modernización con el arranque de la primera terminal a cargo de la cesionaria Hutchison Ports Icave y trabajando a marchas forzadas en la construcción de una nueva Aduana, así como la construcción de nuevos accesos”, expresó.
Yáñez Monroy agregó que a inicios del próximo año deberían entrar operaciones las terminales de Granel Agrícola a cargo de Gramosa y posteriormente la terminal de Granel Mineral que operará el Grupo Logra y para meses posteriores, conforme al esquema de desarrollo, al final la terminal de Usos Múltiples; “así que vamos muy bien en el todo el proceso de modernización del puerto de Veracruz”, precisó.

A pregunta expresa de Martin Sack, Director de Leschaco México, el Director General de Apiver abundó que al terminar la primera etapa de modernización el puerto de Veracruz tendrá capacidad para triplicar su manejo de carga al pasar de 29 millones de toneladas que son los actuales, a casi 100 millones de toneladas de carga al año; asimismo podrá adecuarse a los retos que plantea la evolución del transporte marítimo y el recrecimiento del comercio mundial”.

A finales de mayo de 2018, el Grupo Gramosa Agroalimentos, adjudicataria de la Terminal de Granel Agrícola que estaba por construirse en el nuevo puerto de Veracruz, solicitó a la firma Siwertell el equipamiento para descarga de dicho producto, el cual debía empezar a operar a mediados de 2019.
Siwertell, que forma parte del Grupo Bruks Siwertell, había obtenido el pedido de la empresa mexicana Gramosa para un descargador de alta capacidad para atender la nueva terminal agrícola en Veracruz. Supuestamente, el descargador fue elegido después de superar a todos los sistemas de la competencia durante un proceso de selección de cuatro meses, según indicó la firma en un comunicado.
El descargador Siwertell ST 640-M, totalmente cerrado y montado sobre rieles, ofrecía una capacidad nominal de mil 200 toneladas por hora para manejar grano, maíz, harina de soja y granos secos, entre otros productos.
Gramosa Agroalimentos sostuvo que el sistema Siwertell había sido seleccionado después de considerar muchos factores y comparaciones de equipos múltiples. El análisis incluyó los principios y mecanismos operativos, los costos de inversión, así como los costos operativos.
“Un factor importante fue la pérdida y el daño de la carga. Manejaremos varios granos diferentes en la nueva terminal como maíz, arroz, trigo, soja y semillas de canola. La velocidad de transporte del descargador tipo tornillo Siwertell significa que el grano no se daña durante la manipulación, lo que nos dará un valor agregado y nos diferenciará de nuestra competencia”, detalló Gramosa.

Por su parte, Patrik Henryson, Gerente de Ventas de Siwertell, añadió que, aunque el análisis de selección duró cuatro meses, en realidad fue un proceso rápido.
“Nuestra primera reunión con el cliente, a través de un contacto local, fue en noviembre y el descargador se ordenó para febrero de este año. Creo que esto dice mucho sobre el rendimiento de nuestros equipos y el servicio que ofrecemos como compañía”.
Según Gramosa Agroalimentos, su terminal en el nuevo puerto de Veracruz será totalmente automatizada y la mejor equipada de Latinoamérica, debido a su capacidad de descarga y reducción de mermas en los diferentes productos que operará.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.