Asume ‘Alito’ Moreno la presidencia del CEN del PRI

Con la presencia de solo tres de los 12 gobernadores priistas, y la ausencia de más de un centenar de consejeros nacionales del partido tricolor, este domingo Alejandro Moreno Cárdenas, “Alito”,  rindió protesta como presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PRI para el periodo 2019-2023.

En sesión del Consejo Político Nacional del Revolucionario Institucional, Moreno y Carolina Viggiano asumieron como presidente y secretaria general del CEN priista.

El ex gobernador de Campeche reemplaza en el cargo a Claudia Ruiz Massieu.

Al evento solamente asistieron los gobernadores Miguel Riquelme, de Coahuila; Claudia Pavlovich, de Sonora, y Alfredo del Mazo, del Estado de México.

En el proceso de renovación de la dirigencia nacional priista participaron un millón 889 mil 269 militantes, de los cuales un millón 603 mil 725 votaron por la fórmula de Cárdenas y Viggiano.

La sesión del Consejo Nacional del PRI se instaló con la presencia de 490 integrantes.

Atrás quedaron los señalamientos de la otra ex candidata Ivonne Ortega, la ex gobernadora de Yucatán que ante el avasallamiento de “Alito”Moreno terminó renunciando a su militancia de 29 años, pues aseguró que el tricolor transita por una ruta que lo convertirá en mascota del gobierno federal de MORENA.

Ortega acusó que en la elección del domingo antepasado el PRI recurrió a viejas mañas para imponer como presidente a Moreno, al que calificó como el “candidato de la cúpula”.

La ex gobernadora yucateca advirtió que si el partido insiste en no democratizarse sus opciones serán sólo dos: la extinción o convertirse en un partido que sirva a los intereses del gobierno lopezobradorista.

“Tendría que democratizarse de verdad, hacer procesos internos sin candados, sin rasurar el padrón. Si no van dando oportunidad a los liderazgos, el partido o desaparece o se volverá la mascota del gobierno (federal)”, afirmó.

Sostuvo que durante la elección interna ocurrieron cosas que a cualquier priista le debería asustar. Entre ellas señaló actos de violencia del partido en contra de sus propios militantes.

Detalló, por ejemplo, que a una de sus representantes de casilla en Caborca, Sonora, le encadenaron las rejas de su casa para impedirle acudir a la mesa receptora de votos, y cuando logró hacerlo, en represalia despidieron a su hijo, quien laboraba para el gobierno estatal que encabeza Pavlovich, una de los pocos gobernantes priistas que acudieron al evento de este domingo.

En el estado de Morelos, agregó, fue levantada una representante de su fórmula para robarle la urna, la cual apareció posteriormente en los conteos, mientras que en Guerrero, otro simpatizante fue expulsado de la casilla por un comando armado.

Las irregularidades, afirmó, se vieron reflejadas en los resultados, ya que estados como Coahuila, Oaxaca y Campeche, entidades afines a Moreno, son los que reportan más votos a su favor.

La ex diputada explicó que no impugnó el proceso interno porque aun cuando las autoridades competentes le dieran la razón, tendría que volver a presentarse a un proceso interno con los mismos actores que operaron a favor de un candidato.

“Si presentáramos la impugnación y el Tribunal nos diera la razón y anulara la elección, volveríamos a competir y a repetir la misma historia, igual o peor”, abundó.

Ortega reiteró que las irregularidades de la elección interna dejan marcados a la ex lideresa del PRI, Claudia Ruiz Massieu, y al presidente de la Comisión Nacional de Procesos Internos, Rubén Escajeda, a quien acusó de operar a favor de la fórmula Alejandro Moreno-Carolina Viggiano.

Tras descartar afiliarse a otro partido, la ex priista de Yucatán dijo que seguirá participando en la política, pero ahora desde la sociedad civil.

En su entidad natal, Ivonne Ortega solamente obtuvo 13 mil votos de 198 mil posibles.

La fórmula de Alejandro Moreno y Carolina Vigiano ganó la elección interna del PRI con un millón 603 mil 725 votos en total.

Las cinco entidades donde Moreno cosinguió mayores resultados fueron: el Estado de México con 279 mil 838, Coahuila con 157 mil 86; Puebla con 121 mil 343; Oaxaca con 117 mil 759, y Nuevo León con 112 mil 639.

Mientras que en su natal Campeche, “Alito” obtuvo 93 mil 315 votos, menos del 6.0 por ciento de los que le favorecieron en su elección como gobernador.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.