En quiebra técnica aerolínea de Miguel Alemán; el SAT lo requiere por 549 MDP de IVA

Al ex gobernador priista de Veracruz, Miguel Alemán Velasco, se le acabó el blindaje fiscal que mantuvo durante la administración del ex presidente Enrique Peña Nieto, pues ha trascendido que ahora el Servicio de Administración Tributaria (SAT) busca cobrarle a su empresa aérea Interjet 549.2 millones de pesos por deudas de IVA acumuladas entre los años 2013 y 2017.

Según documentos obtenidos por el diario REFORMA, el SAT ya decretó el embargo de la aerolínea desde el 26 de junio y un día después designó a Serafina América González Ávalos como depositaria de la empresa e interventora.

El reportero Víctor Fuentes detalla que entre el 27 de junio y el 10 de julio, cuando Interjet promovió un amparo contra la intervención, González Ávalos destinó 30.8 millones de pesos de los ingresos de la aerolínea para los pagos al SAT.

También refiere que en junio de 2018, Interjet había solicitado voluntariamente al SAT autorización para liquidar en parcialidades el adeudo por “diferenciales autodeterminados” de IVA, que es pagado por los clientes que compran boletos.

Según la versión del diario capitalino, la propuesta de la aeroempresa del Grupo Alemán fue rechazada porque el pago en parcialidades está prohibido para impuestos que se trasladan al consumidor, como el IVA.

En marzo de 2019, la aerolínea insistió pagar en 36 parcialidades, lo que de nuevo fue rechazado.

Como última medida para evitar el embargo, Interjet ofreció en garantía un inmueble conocido como San Lorenzo o Puerto Balandro, ubicado en La Paz, Baja California Sur, que afirma tiene valor de 999.2 millones de pesos.

Esta oferta también fue rechazada por el SAT, que dictó cuatro mandamientos de ejecución el 10 de junio, uno por cada ejercicio que registra adeudos.

El 9 de agosto, la jueza federal Alma Delia Aguilar concedió a Interjet una suspensión definitiva contra la designación de interventora, pero sujeta a que ofrezca al SAT una garantía equivalente a 10 por ciento de su ingreso mensual.

“Una vez que garantice dicho depósito realizado mes con mes ante la autoridad correspondiente, deberá acreditarlo fehacientemente a la suscrita juzgadora”, ordenó Aguilar.

Este requisito, según Interjet, “pone en riesgo su viabilidad económica” porque se le deja sin efectivo suficiente para enfrentar la temporada baja de septiembre a noviembre.

La suspensión también impide al SAT cobrarse directamente sobre las cuentas bancarias de Interjet, pero la jueza rechazó suspender la inscripción del embargo de la empresa en el Registro Público de la Propiedad.

CRÍTICA SITUACIÓN

En su demanda de amparo, los representantes legales de la aerolínea de Alemán indican que “entre 2013 y 2019, la situación financiera de Interjet se ha complicado significativamente”.

Y sin mencionar cifras, agregan que “el análisis de los resultados de los ejercicios 2013 a 2018 muestran con claridad pérdidas acumuladas, que podrían ser interpretadas como una quiebra técnica de la aerolínea.”.

Ciertamente, Interjet pasa por un momento complicado. De su flota de 85 aviones, 15 Starjet de fabricación rusa no operan. Solo cuatro aviones Starjet están en uso, y uno más sirve para “canibalizar” refacciones. En verano de 2018, ocho Airbus A320 llegaron a estar parados porque 20 motores requerían mantenimiento.
A pesar de lo anterior, Interjet no ha dejado de invertir y de generar planes para que la aerolínea esté debidamente posicionada y en condiciones de competir en los siguientes 10 años”, dice el amparo, en el cual se indica que la necesidad de los accionistas de inyectar capital fresco “es cada vez mayor”.

LES ‘PIRATEAN’ SOBRECARGOS

Además, 350 sobrecargos que laboraban para Interjet han sido contratados por Aeroméxico en lo que va del año, lo que la aerolínea de la familia Alemán calificó como una maniobra desleal.

“Les hablaron previo a las vacaciones de verano directamente a las sobrecargos (que eran parte del sindicato de la Sección 15 de la Confederación Mexicana de Trabajadores) y les ofrecieron mejores condiciones de trabajo, pero por un mes”, declaró una de las fuentes de Interjet consultadas por el diario REFORMA, la cual comentó también que la intención de contratarlos en estas fechas fue para desestabilizar sus operaciones.

Casualmente, por falta de tripulación, en los tres primeros días de la última semana de julio, Interjet canceló 133 vuelos y operó con demoras 22 más, lo que afectó a 21 mil 245 pasajeros, según reportó la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

Conforme a la información proporcionada por Interjet, entre el 29 y el 31 de julio fueron cancelados 133 vuelos en todas las rutas operadas por la empresa, afectando a 18 mil 247 pasajeros, detalló Profeco. Asimismo, 22 vuelos sufrieron demoras, con 2 mil 998 pasajeros afectados.

“La causa señalada por Interjet es la falta de tripulación suficiente para operar sus vuelos”, comentó el organismo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.