El fútbol, el peor negocio de Fidel Kuri

Este viernes, tras ser derrotados en casa por el equipo Atlético de San Luis –el club potosino debutante en Primera División–, Los Tiburones Rojos de Veracruz igualaron el peor record mundial de 32 partidos sin ganar; pero la semana próxima, ante otro potencial fracaso en su calidad de visitante, podrían implantar un nuevo hito histórico negativo en todo el planeta.

El club veracruzano ha sido también el peor fracaso del empresario orizabeño Fidel Kuri Grajales, quien en mayo pasado, a punto de vencer el plazo establecido por la Federación Mexicana de Futbol, tuvo que realizar el pago de los 120 millones de pesos para que su equipo permaneciera en Primera División de la Liga MX.

Ha sido su peor inversión, pues a pesar de que por las filas de Los Tiburones Rojos de Veracruz han desfilado 163 jugadores en los seis años que el equipo escualo ha estado bajo el mando de Kuri –un promedio de 27 futbolistas en cada temporada de Primera División–, las finanzas y los números futbolísticos de la escuadra del ex diputado local y federal del PRI visten el mismo color de la casaca del club porteño.

Y es que aparte del pago que tuvo que hacer para que hacer para que su club permaneciera en la Primera División, Kuri también tenía pendientes de  liquidar otras deudas que superaban los 250 millones de pesos.

En 2018, por ejemplo, Kuri Grajales prometió a su plantilla de jugadores 20 millones de pesos (1.05 millones de dólares) para salvar la categoría. Ante ese estímulo económico prometido, el equipo se fajó y cumplió en la cancha, pero después de ese titánico esfuerzo el dirigente se ha negó a saldar dicha cuenta. Varios de los futbolistas de aquella plantilla ya no militan en el club, e inclusive algunos juegan en otros países.

Últimamente Kuri ha argumentado que las deudas que tiene el club se dieron en pasadas administraciones, pero para la FIFA el responsable de pagar debe ser él y no otras personas.

“No son mis deudas, no tengo nada qué ver en adeudos. (Cristian) Fabbiani, ni Parente, ni (César) Valoyes, ni Franco Peppino y son 6 millones de dólares. No sé ni quiénes son”, declaró hace tres meses en entrevista para el canal deportivo ESPN.

Sin embargo, una de las deudas que más ha sonado es la del Wanderers de Uruguay, club que exige 4.6 millones de pesos (244 mil 500 dólares) por los derechos de formación de Matías Joaquín Santos Arostegui. Ante la falta de pago la FIFA decidió entonces que al equipo se le anularan seis puntos en el torneo anterior, pero el Veracruz solamente llevaba cuatro. Quedó a deber dos, los cuales le serán descontados de temporadas anteriores, lo que le afectará en su porcentaje total en el actual campeonato.

Pero, además, el máximo organismo a nivel mundial, la FIFA, sancionó con 281 mil pesos (14 mil 881 dólares) a la directiva que preside el empresario orizabeño.

Kuri Grajales ha sido acusado también en el pasado por algunos técnicos por falta de pago. En el último año, Guillermo Vázquez y Juvenal Olmos han solicitado el apoyo a la Federación Mexicana de Futbol, ya que han salido del club y no han sido liquidados conforme al contrato.

EQUIPO INESTABLE

En mayo pasado, el portal de noticias deportivas ESPN reportó que en los seis años que Fidel Kuri ha mantenido a los Tiburones Rojos de Veracruz en la Primera División, por sus filas ha pasado un total de 163 jugadores, representando, en promedio, 27 futbolistas por cada temporada.

La franquicia que consiguió el ascenso con el nombre de La Piedad se convirtió en los Tiburones Rojos del Veracruz en 2013 y es una de los que más cambios de jugadores hacen cada temporada. De los 163 futbolistas que han pasado por el club en los últimos seis años, 113 han sido mexicanos y 50 extranjeros, de los cuales han sido argentinos en su mayoría.

Al frente del Veracruz, Fidel Kuri ha contratado futbolistas de 10 nacionalidades distintas aparte de los mexicanos. Sobresalen los argentinos (17), uruguayos (8), colombianos (6), peruanos (5), brasileños (5), estadounidenses (2), venezolanos (2), ecuatorianos (2), chilenos (2) y un inglés.

Entre los futbolistas más destacados están Julio Furch, que fue vendido a Santos, y Daniel “Keko” Villalva, actualmente en los Gallos de Querétaro.

Una de las razones por las que desfilan tantos futbolistas por la plantilla de los escualos, es que cada temporada adquieren varios jugadores a préstamo y al final de la misma los regresan a sus clubes.

En el actual equipo, 12 jugadores son de procedencia extranjera y todos pertenecen a la institución jarocha.

“En el Veracruz falta dinero para estar al corriente de los pagos, pero no para traer jugadores cada temporada”, se ironizaba en el portal deportivo ESPN, uno de los más populares.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.