MIRÍADA

Nabucodonosor parece recordarnos hoy las últimas palabras de Zygmunt Bauman: “El futuro es un escenario lleno de pesadillas” y quizá por eso hay que preferir el presente, como el único asidero de la existencia, aunque también sea “líquido” o “un soplo”, como dice el salmista…

Miríada

Por Nabucodonosor

Él pensaba en el futuro. ¿No es acaso el pensamiento el que nos permite atisbar el horizonte? Ella, sin embargo, tomó su mano y le dijo suave al oído: tenemos algo mejor, el presente. En el presente está la vida, la existencia. En el pasado viven los fantasmas y en el futuro solo nos espera el frío de la muerte. No dijeron más. Se abrazaron y pidieron otras dos órdenes de tacos. ¿Para qué el futuro?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.