OPINIÓN: Ayuntamiento xalapeño cava su propia tumba en el barrio de San Bruno

Francisco Molina / El ciudadano de a pie

Resulta bastante raro observar en estos tiempos a vecinos de las colonias y de los barrios de cualquier ciudad, organizándose para realizar alguna acción en beneficio de todos. Y es todavía aún más raro, observar que ciudadanos de a pie se organicen para conmemorar un hecho histórico sucedido hace mucho tiempo, pero que por motivos comunes y de pertenencia, hacen que la gente no dude en seguirlos manteniendo.

Es el caso que el pasado 28 de agosto, nos dimos a la tarea de caminar por el barrio de San Bruno y observar desde muy temprano el desfile conmemorativo que los vecinos y alumnos de la escuela primaria “Mártires del 28 de Agosto de 1924” realizaron por las calles de su colonia, durante la conmemoración luctuosa del “95 aniversario luctuoso de los Mártires de la Antigua Fábrica de San Bruno”.

Allá en el barrio fuimos testigos de cómo los vecinos aplaudieron al paso del contingente y del respeto que muestran por 12 obreros caídos hace 95 años, a quienes sus agresores hicieron cavar sus propias tumbas, para luego asesinarlos allá por el rumbo de Tlalnelhuayocan.

Después de terminado el desfile, acompañamos al contingente hasta la escuela primaria, donde dio inicio a las 10:30 de la mañana el acto luctuoso en honor a los obreros caídos, y que según nos dijeron; pertenecieron al Partido Comunista de México. Poco antes de iniciar el acto luctuoso, observamos con detenimiento cómo los invitados de honor fueron llegando al recinto.

Los primeros en llegar al sitio fueron los regidores Juan Gabriel Fernández Garibay y Osvaldo Martínez Gámez, a los que de inmediato la prensa llegó a entrevistarlos. Posteriormente, hicieron su aparición los ex presidentes municipales de Xalapa David Velasco Chedraui y Américo Zúñiga Martínez; al que por cierto a este último, fue recibido entre porras y aplausos, pues durante el evento le agradecieron haber inscrito la fecha de los “Mártires de la antigua Fábrica de San Bruno” en el calendario cívico xalapeño, en el 2015. Finalmente y casi al mismo tiempo, llegaron representantes de diversos sindicatos de la CROC y autoridades educativas.

El gran ausente al evento fue el xochimilca radicado en Xalapa Pedro Hipólito Rodríguez Herrero, por lo que varios elementos de la prensa le preguntaron al presidente de la asociación de colonos de San Bruno Julio César de Jesús Vásquez, el motivo de tan notoria ausencia. A lo que de Jesús Vásquez dijo que si bien el alcalde no fue invitado formalmente, debió asistir a esta conmemoración incluida en el calendario cívico del ayuntamiento de Xalapa.

“Hemos intentado en vano gestionar la pavimentación de calles, mejorar iluminación de nuestras colonias, reducir la inseguridad y mejorar los servicios públicos. El agua está por las nubes y la basura inunda las calles del barrio. Los servicios son irregulares, puros oficios y nada aterriza”. Dijo preocupado de Jesús Vásquez.

Uno de los asistentes al evento y además vecino del enigmático barrio, se acercó a decirnos que al alcalde lo vieron en el evento luctuoso del año pasado, y que a la fecha; no sabían nada de su existencia.

Durante el discurso principal del evento, no faltaron los raspones.

“Alcemos la voz en su nombre para avisar desde aquí, del hartazgo social en que nos encontramos. ¡No hay tiempo para aprender a gobernar; ni para simular hacerlo! Ya basta de mostrar a quien recibió el soborno y no enseñar a quien lo dio y lo promovió”. Dijo enfático al que los vecinos llaman el cronista del barrio, el Prof. Ignacio Lara Hernández.

Ya casi para terminar el evento, un representante nacional del partido comunista de México de nombre Marco Vinicio Dávila, tuvo una participación destacada frente al mural “Movimiento Obrero en San Bruno” al entregarle al presidente de la asociación del barrio, un disco grabado con cerca de 600 periódicos del órgano de la sección mexicana de la internacional comunista “El Machete”.

Fue precisamente en ese momento cuando apareció el cronista de la ciudad Vicente Espino Jara, quien empezó a repartir un folleto que contenía la foto del mural con el logotipo del ayuntamiento. Todo esto ante la mirada sorpresiva de los vecinos, pues el ayuntamiento desde el año pasado hizo creer a la ciudadanía que ellos patrocinaron el mural; cuando fueron en realidad los vecinos del barrio, quienes cooperaron para que el pintor elaborara el proyecto.

Es así que al finalizar el evento, empezamos a tener la sospecha de que en San Bruno, Pedro Hipólito y su comuna; ya están cavando su propia tumba. ¡Aguas! Porque así como la gente simpatizó al principio de su administración por ellos, poco a poco irán perdiendo la aceptación generalizada de todos los xalapeños. No se olviden que la comuna municipal llegó al poder por la marca registrada de Andrés Manuel López Obrador y no por su propia capacidad.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.