Crece a 31 el número de víctimas en Coatzacoalcos; mientras, ediles discuten por el balcón del palacio municipal para la ceremonia del Grito

Mientras el número de víctimas del atentado al bar “El Caballo Blanco” ascendió a 31, el alcalde de Coatzacoalcos, Víctor Manuel Carranza, y la síndica Yazmín Martínez, se han enfrascado en la intrascendente disputa por el acceso al balcón del Palacio Municipal desde donde será encabezada la ceremonia del Grito de Independencia el próximo domingo 15 de septiembre, lo que les ha generado duras críticas en las redes sociales y por parte de otros miembros del Cabildo porteño.

A más de diez días del ataque al centro nocturno, los ediles porteños realizaron sesión de cabildo extraordinaria para discutir si se usaría el balcón del palacio municipal ya que para acceder a esa área se debe pasar por la oficina de la síndica única Yazmín Martínez, quien ha señalado al alcalde Carranza de presuntos actos de corrupción e irregularidades financieras.

Al respecto, la regidora priista Karen Prot criticó en su cuenta de Facebook que se haya convocado a sesión para discutir el tema del balcón cuando hay temas más importantes en la entidad, como la inseguridad y la violencia.

“¿Por qué no nos convocan para cuestiones de seguridad, cuestiones sociales que a todos nos aquejan? (…) y lo más irónico, tenemos qué votar por utilizar o no un balcón al cual ni siquiera el año pasado fuimos invitados; que vueltas da la vida; en lo personal no voy al grito de nuestro municipio no estamos para celebraciones”, escribió la edil del partido tricolor.

En la ceremonia del año pasado, la síndica Martínez Irigoyen y otros regidores no fueron invitados ni les permitieron estar en el festejo patrio, mientras que la senadora con licencia y actual secretaria de Energía, Rocío Nahle García, comadre del alcalde, así como otros diputados federales y locales de MORENA sí fueron invitados al evento.

Por otra parte, sobre el atentado al bar de Coatzacoalcos aún permanecían hospitalizadas cinco personas, tres de ellas en los hospitales de la Secretaría de Salud, según informó el secretario Roberto Ramos Alor.

Sin embargo, la mañana de este sábado varios medios de comunicación reportaron el fallecimiento de Ulises Contreras, un joven de 21 años de edad que se desempeñaba como barman en “El Caballo Blanco”, el cual resultó con quemaduras en el 90 por ciento de  cuerpo en el atentado del pasado 27 de agosto.

Con su deceso, el número de víctimas asciende actualmente a 31.

El barman había sido trasladado al Hospital de Alta Especialidad del puerto de Veracruz, donde se le brindó la atención para salvarle lo órganos afectados por las quemaduras.

Sin embargo, por la gravedad de las heridas, no pudo sobrevivir. Su familia, mediante redes sociales, estaba solicitando el apoyo de las autoridades para cubrir los gastos funerarios y el traslado del cuerpo de la ciudad de Veracruz al puerto de Coatzacoalcos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.