OPINIÓN

LA CORRUPCIÓN NO PUDO PRIVATIZAR LA EDUCACIÓN

José Lima Cobos *

Si algo no pudo lograr la gran corrupción que empoderó en la nación el expresidente Enrique Peña Nieto y su pacto por México, fue la educación, algo que desde hace algún tiempo -y en silencio- se vino manejando desde el gobierno de Salinas de Gortari y lo hecho por los diputados en favor de esa área estratégica, tiene incómodos a los sicofantas  de siempre que, al no tener llenadera, quieren dejar la percepción que un organismo sindical, ahora será el amo de las plazas magisteriales y el gobierno de López Obrador, su rehén sumiso.

Las reformas estructurales del frívolo gobierno de Peña Nieto, si lograron medrar y mellar  en las industrias petrolera y eléctrica, que las dejaron en banca rota pero que nadie ve, sin embargo, aún hay rendijas por donde, un gobierno patriota y honesto puede emprender la lucha para que se retorne al camino de la dignidad y que vuelvan a ser,  las empresas productivas que generan riqueza para la nación.

En la época nefasta del alemanismo –Miguel Alemán Valdés- en que, sin reforma de por medio, se conceden los contratos riesgos a empresas extranjeras en materia petrolera, y  se pensó que esa política continuaría  hasta volver al pasado para que  esa industria volviera  a manos de extranjeros,  por la única  razón que el Estado no es buen empresario o administrador  y claro que no lo es, cuando quienes  las dirigen,  son una  caudas de bandidos insaciables, sin embargo, en el régimen de Díaz Ordaz y siendo director de PEMEX, don Jesús  Reyes Heroles., – el grande- se liquidan  todos esos contratos y se le  fortalecer , de manera tal, que mucho del desarrollo nacional descansa en que las utilidades que dieron estabilidad  país.

Es conveniente recordar aquí, el discurso del presidente López Mateos cuando nacionalizó la industria eléctrica al expresar  “ en la industria eléctrica, no habrá ni merinos y menos  ladrones”, lo que condujo después a que Díaz Ordaz-Reyes Heroles, liquidaran los contratos riesgos en PEMEX  con los empresarios extranjeros.

Así como en Pemex y  la comisión  Federal  de Electricidad . la perversidad de los atracadores de la nación viró su ambición en otra  área estratégica de toda nación, como es la educación y  poniendo  manos a la obra,  se reforma el articulo 3o constitucional y cambia toda la estructura , sin embargo, un grupo de maestros, constituidos en un sindicato ,- al igual que Guerrero en la época de la independencia que resistió y jamás claudicó hasta que se  consuma la independencia -, sufrieron agresiones y crimines de lesa humanidad, hasta lograr el propósito de que las leyes secundarias de esa reforman sirvan a México, por lo mismo, dicen que de la desconfianza , nace la seguridad, por ello, hasta el último momento quieren que su lucha magisterial, se ve reflejada en bien de la nación.

Es la escuela normal, nace como el  núcleo esencial de la formación de maestros , que se preparan para  para transformar al país, quienes, en su lógica sospecha de la traición anunciada, no se retractan y pese a todos los dimes y diretes, arrostran los riesgos para que se haga realidad la educación laica, gratuita  e universal y, que quienes se eduque en las normales, que ya obtuvieron la excelencia en su  formación, encuentren el reconocimiento inmediato para ocupar los sitios que cada año se necesitan para preparar a la niñez y juventud y no la  punitividad  que conlleva exigir la evaluación, en claro  síndrome  de la corrupción.

Es cierto que la perversidad de  los que  quieren todo, no se resisten a que renazca la escuela normal  de Enrique C Rébsamen, Castellanos, Ramírez o  Lauscher y otros eméritos , por eso se indignan y gesticulan y con una rabia inaudita  vuelven  a  difamar sin límites, denostando a quienes han sido estigmatizados , o criminalizados como es el caso  los normalistas  de Ayotzinapa .

limacobos@hotmail.com.

Twitter:@limacobos1

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.