Casi 3 millones de pesos costó al erario veracruzano el espionaje de Yunes a Karime Macías, esposa de Duarte

El 29 de mayo de 2018, escasamente un mes antes de las elecciones en las que contendía su primogénito Miguel Ángel Yunes Márquez por la gubernatura, el gobernador panista Miguel Ángel Yunes Linares convocó a conferencia de prensa para dar a conocer videos, fotografías y demás información sobre el paradero de Karime Macías, quien tras la detención de su esposo, el ex gobernador priista Javier Duarte de Ochoa en Guatemala, a mediados de abril de 2017, había partido de ese país centroamericano hacia Londres, Inglaterra, con sus hijos y otros familiares.

En su afán de sumarle votos a su hijo mayor, quien en las encuestas electorales no lograba despegarse lo suficientemente aún del abanderado de MORENA, Cuitláhuac García Jiménez, el gobernador Yunes Linares emprendió una fuerte campaña en contra de la esposa de su antecesor priista.

Según declaró en esa conferencia de prensa, el mandatario estatal del PAN envió a una persona de su absoluta confianza a Londres para seguir durante varios días a Karime Macías.

Cada una de las actividades cotidianas de Karime fueron captadas en fotografías y videos, además de que el “infiltrado” platicó con ella.

“Pedí a una persona de mi total confianza que fuera a Londres, que se acercara a ella, que conversara con ella y que le diera su nombre y con este video podemos afirmar sin lugar a dudas que se trata de ella”, se ufanó Yunes al mostrarlas imágenes a los reporteros asistentes.

La persona de confianza de Yunes utilizó, al parecer una cámara oculta, cuando se acercó a ella y le pidió referencias sobre lugares en Londres. Además siguieron cada uno de los movimientos que realizó a diario.

“En un día normal de actividades, la señora Macías de Duarte lleva a sus hijos hasta el lugar donde los recoge el camión, y después va de compras, a la yoga, al gimnasio normal y a un gimnasio facial, donde recibe masaje y hace gimnasia especial para fortalecer los músculos de la cara. Habitualmente camina por las calles de Belgrave, hace algunas compras y regresa a su domicilio y algunas tardes acude a un centro de idiomas”, se escuchó del video que presentó Yunes.

La esposa de Javier Duarte también fue seguida al menos cinco veces hasta los cajeros del banco Barclays, donde retiraba dinero en efectivo. “El infiltrado” de Yunes incluso se paró junto al cajero donde estaba Karime para grabar el momento en que ella sacaba dinero.

El gobernador afirmó que la información que obtuvo sobre Karime se la aportó a la Fiscalía de Veracruz, para que a su vez se la entregara a la PGR.

Sin embargo, ni la FGE ni la FGR han podido procesar penalmente a la esposa de Duarte.

Y el show mediático tampoco le sirvió de mucho a Yunes Linares, pues su hijo terminó perdiendo la elección ante el morenista Cuitláhuac García, quien le sacó una ventaja de más de 200 mil votos de diferencia.

Ahora, en el informe de resultados que el ex auditor general del ORFIS, Lorenzo Antonio Portilla Vázquez, entregó el miércoles pasado a la Comisión de Vigilancia de la LXV Legislatura local sobre la Cuenta Pública 2018, sobre el último ejercicio fiscal de la administración yunista, quedó al descubierto que para esta labor de espionaje en Inglaterra, la Secretaría de Finanzas y Planeación le depositó en total 2 millones 850 mil pesos a la empresa Quintal Intelligence Limited, según las cuatro órdenes de pago emitidas entre el 11 de abril y el 1 de junio de 2018 por la Oficina del Gobernador, a cargo del contador Manuel Muñoz Gánem, el operador financiero, compadre y hombre de absoluta confianza desde hace 40 años de Yunes Linares.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.