Gobiernos, omisos ante el cambio climático, dice investigador

A pesar de las implicaciones que tiene el fenómeno de cambio climático en el plantea, los gobiernos poco hacen por detener sus repercusiones, expresó el investigador de la Universidad Veracruzana (UV) Carlos Welsh Rodríguez.

El investigador del Centro de Ciencias de la Tierra (CCT), citó como ejemplo del impacto del cambio climático en la entidad, el primero de ellos fue el caso de estudio realizado en el glaciar Jamapa del Pico de Orizaba.

El científico subrayó que dicho glaciar es el último a nivel mundial en latitudes tropicales y se está derritiendo de manera acelerada, al día de hoy se ha perdido el 60 por ciento de la superficie que tenía en 1950.

“En la investigación efectuada en colaboración con la Universidad de Texas en San Antonio, se hicieron recorridos a lo largo del glaciar con un radar para estimar el grosor del hielo, porque si éste se parte y ocurre un desprendimiento de masa puede ocasionar un problema muy grave sobre las comunidades localizadas a las faldas de la montaña”, afirmó.

Y es que los escurrimientos del glaciar dan nombre el río Jamapa, el cual desemboca entre las playas de Boca del Río y Antón Lizardo, abasteciendo de agua dulce a más de dos millones de personas.

“Los glaciares son los dinosaurios naturales del planeta porque tienen miles de años; sin embargo, estamos a punto de acabar con ellos y a diferencia de los dinosaurios, aquellos no pueden comer, tienen un ciclo natural y una vez que se extinguen no hay manera de recuperarlos”, advirtió.

Destacó que el glaciar Jamapa es parte del patrimonio natural de Veracruz y se está muriendo y “¿saben a quién le importa? A nadie”, lamentó el académico, quien reconoció que las acciones gubernamentales no están respondiendo a la gravedad del tema, aunque se cuente con información científica.

El también integrante del Programa de Estudios de Cambio Climático de la UV (PECCUV), expuso otro caso, el de la ciudad de Xalapa y las lluvias. “Hace más de 20 años en Xalapa se registraba un 98 por ciento de humedad durante siete meses del año y estas condiciones han cambiado drásticamente”.

Refirió igualmente la situación en el sur de la entidad, “donde la industria piñera es de exportación, ya no tenemos piña; lo mismo pasa con el arroz porque se necesita el escurrimiento y zonas inundables, pero ahora sólo tenemos sequías; con la naranja en la zona de Martínez de la Torre, una precipitación suficiente en invierno genera un producto de exportación, pero si no llueve no se puede exportar, así de sencillo”.

Welsh Rodríguez señaló que es fácil culpar al cambio climático de todo y hay personas que dicen que no existe porque siempre ha llovido.

“Es verdad, el ciclo del agua es permanente, el problema es que ahora llueve más en menos tiempo, en Veracruz llueve la misma cantidad de agua que ha llovido en las últimas cuatro décadas, pero en menos tiempo; es decir, en dos horas llueve lo que debió llover en dos meses”, explicó.

Por último, el investigador lamentó que a pesar de las evidencias exista desatención al problema por parte de los tomadores de decisiones.

“Rusia no ratificó el Protocolo de Kioto, un acuerdo internacional para reducir las emisiones de gases que provocan el efecto invernadero en la atmósfera porque les beneficia. Ellos están esperando que se descongele Siberia y sean los principales productores de grano del mundo porque es una tierra rica en carbono para cultivar lo que sea”, concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.