Sobrino político de Yunes, el proveedor favorito de su gobierno

CIUDAD DE MÉXICO, 07JULIO2016.- Javier Corral, gobernador electo del estado de Chihuahua, junto con Ricardo Anaya, presidente nacional del Partido Acción Nacional, ofrecieron conferencia de prensa para dar a conocer su rechazo ante la bursatilización del fideicomiso de la empresa Fibra estatal Chihuahua y ante el señalado endeudamiento que el actual gobernador, César Duarte Jáquez, pretende realizar luego de la aprobación de contratar créditos por 6 mil millones de pesos con cargo a los excedentes de los ingresos por cobro de cuotas en las autopistas concesionadas al estado. FOTO: GALO CAÑAS /CUARTOSCURO.COM

El nombre de Félix Rafael Malpica Jiménez, sobrino político del ex gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, está siendo señalado como el principal proveedor de Sistemas de Espionaje, Sistema de Intervención de Telefonías, Sistema de Intervención de Redes Sociales, Sistemas para Protección de las Tecnologías de la Información; Sistemas de Análisis de Video con Reconocimiento Facial; Sistemas de Soporte Técnico en Monitoreo y Vigilancia, Sistemas de Análisis de Voz en Reacciones Emocionales, en los que la administración estatal del panista invirtió oficialmente 365 millones de pesos.

Malpica Jiménez, hijo del empresario radiofónico Félix Malpica Valverde, está casado con Karen Collado Yunes, sobrina del ex mandatario veracruzano del PAN.

Según información que circula en las redes sociales, a “Felillo Jr.”, como también es conocido, se le señala de haber creado en los dos años de la administración yunista (2017-2018) varias empresas “fantasma” como Systemtech Sistemas Tecnológicos; Blindarte S. de R.L. de C.V; Alta Prevención WT México; Sistemas Integrales Computarizados; y Grupo Profesional Shalom, que fueron las que proveyeron y suministraron al Gobierno del Estado todos los insumos tecnológicos, supuestamente con precios inflados al triple.

Entre ellos se menciona el sistema de espionaje que según el Órgano de Fiscalización Superior (ORFIS) le costó supuestamente al erario público de Veracruz 365 millones de pesos.

Según las versiones que circulan, todas las dependencias del Gobierno del Estado en el régimen yunista estaban obligadas a contratar por órdenes superiores a las empresas creadas exprofeso por Malpica Jiménez para proveer equipos de cómputo, softwares, y demás implementos de tecnología, los cuales se presume que cobraba al triple del precio vigente en el mercado.

Pero, además, se señala que el famoso equipo de espionaje adquirido por Yunes Linares a través de su sobrino político habría sido instalado en la mansión de su hijo Miguel Ángel Yunes Márquez, en un exclusivo fraccionamiento de El Conchal, en el municipio de Alvarado, donde en la azotea fue colocada una moderna antena de comunicación que rastrea llamadas, interviene teléfonos, se mete en chats de WathsApp, interviene sistemas computacionales y demás temas de espionaje especializado, donde en un cuarto blindado en el sótano de dicha propiedad un empleado de Malpica Jiménez, de nombre Sebastián Silva Sánchez, se encargaba presuntamente de hacer el “trabajo sucio” para el equipo del ex candidato a gobernador de la alianza PAN-PRD-MC.

La otra parte del famoso equipo de espionaje habría sido instalado en una oficina que tendría Yunes Márquez en las instalaciones del “Foro Boca”, donde Félix Malpica Jiménez es quien tiene el control de dicha oficina. Ahí operarían otras 15 personas bajo las órdenes del mismo Silva Sánchez, para monitorear redes sociales, rastrear chats, llamadas telefónicas, mensajes, e infiltrar las redes sociales con “boots” que serían utilizados en campañas en contra del gobierno estatal de MORENA.

EL PROVEEDOR CONSENTIDO

Pero no es la primera vez que el nombre de Félix Rafael Malpica Jiménez sale a relucir.

Ya anteriormente, a finales de junio pasado, el diario La Jornada Veracruz publicó también que el combate a la pobreza en Veracruz fue “la excusa ideal para hacer negocios familiares” durante la administración del ex gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, pues documentó que en ese periodo le fueron asignados contratos por alrededor de 10 millones de pesos a la empresa CI del Golfo SA de CV, propiedad del esposo de Karen Collado Yunes, sobrina del ex mandatario panista.

El diario xalapeño señaló que diversas dependencias como la Sedesol, SEV, DIF y la propia Contraloría General del Estado (CGE) asignaron contratos a dicha empresa, bajo la justificación de que aparece en el Registro Estatal de Proveedores, sin reparar que por el grado de parentesco representaba una violación a la Ley de Obra Pública y Servicios Relacionados.

La Jornada Veracruz documentó que la empresa CI del Golfo SA de CV es propiedad del matrimonio conformado por Félix Malpica con Karen Collado Yunes, prima del ex alcalde boqueño y ex candidato a gobernador Miguel Ángel Yunes Márquez.

Dicha empresa tiene como domicilio fiscal la avenida 5 de Mayo número 1545 despacho 104 en la colonia centro de la ciudad de Veracruz, donde actualmente gobierna Fernando Yunes Márquez, el otro primo de la esposa de Malpica Jiménez.

El diario apuntó que aunque la política de combate a la pobreza se basaba en la entrega de una despensa de 200 pesos cada mes a las familias más necesitadas del estado, el gobierno yunista asignó contratos por cerca de 10 millones de pesos para la renta de computadoras, compra de cables, memorias USB, discos compactos, programas de cómputo, laptops y otros artículos de cómputo, que justifican, contribuirá a combatir la marginación.

De acuerdo con los siete contratos, cuyas copias poseía La Jornada Veracruz, no hubo licitación de por medio, sino una asignación directa a la empresa del esposo de la sobrina del gobernador Yunes Linares.

Cinco de estos contratos los avaló la Secretaría de Desarrollo Social bajo la gestión de la actual senadora del PAN, Indira Rosales San Román, y pagados puntualmente por la ex secretaria de Finanzas y Planeación, Clementina Guerrero García –ahora tesorera del ayuntamiento morenista de Xalapa–, y por Guillermo Moreno Chazzarini.

El primer contrato con número de registro SEDESOL-ADJ-005-2016 se le otorgó el 26 de diciembre de 2016, en el primer mes de gobierno de Yunes Linares.

Sin licitación de por medio, se contrató la adquisición de equipo de cómputo por un total 697 mil 999 pesos, que incluyó 29 computadoras, 29 multifuncionales y 7 impresoras.

Luego fue hasta el 30 de marzo de 2017, que se otorgó el contrato LS-105T000-006-17-06 para la adquisición de bienes informáticos materiales y útiles para el procesamiento en equipo y bienes informáticos para la operación del programa “Veracruz Comienza Contigo”. En esta ocasión el monto fue de 2 millones 924 mil pesos.

En diciembre de 2017, en apenas cuatro días, el gobierno de Veracruz asignó tres contratos a CI del Golfo SA de CV, con lo cual se continuó beneficiando a la empresa familiar.

Los contratos 21, 24 y 25 de la Sedesol sumaron 2 millones 850 mil pesos para la adquisición de consumibles de equipo de cómputo y adquisición de equipo audiovisual, siempre con la justificación de que servirían para la operación del programa asistencial del nuevo gobierno.

Pero no sólo la SEDESOL ha sido la dependencia de la cual se benefició a la empresa CI del Golfo SA de CV, pues también del DIF Estatal de Veracruz recibió contratos, como el número LS-023-17 para la adquisición de 150 cartuchos de tinta para diversos modelos de impresora, y cuyo monto ascendió a un millón 96 mil 853 pesos que le fueron pagados.

La Secretaría de Educación de Veracruz (SEV) también benefició a la empresa propiedad de la sobrina del ex gobernador, prueba de ello es el contrato LS-CECyTEV-005-2017 para la adquisición de materiales y útiles para el procesamiento de bienes informáticos, por el cual le pagó un millón 214 mil 561 pesos.

EL ‘FORO BOCA’, OTRO NEGOCIO MÁS  

El diario La Jornada Veracruz también dio a conocer casi simultáneamente el caso de La Bocana del Corsario S.A. de C.V., otra empresa que tenía la concesión sobre el aprovechamiento de la playa Santa Ana, de Boca del Río, donde fue construido el “Foro Boca”, la obra top de la administración de Miguel Ángel Yunes Márquez, el primogénito del ex gobernador panista.

El periódico detalló que dicha empresa, que contaba con los permisos de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) sobre el uso de la playa, había sido  vendida al empresario Félix Malpica Jiménez, esposo la sobrina del ex gobernador Yunes Linares.

Posteriormente, la familia hizo la venta al Ayuntamiento de Boca del Río –entonces presidido por Yunes Márquez–, que autorizó el contrato para la compra de los derechos de la concesión, e incluyó pagos mensuales que de acuerdo con la publicación, “se han mantenido ocultos y sin transparentar”.

El rotativo aseguró tener en su poder copia de actas constitutivas de la empresa, que fue creada originalmente con un capital de 500 mil pesos a nombre de María del Carmen Luisa Ocejo Rodríguez y Ricardo Zurita Vivian, en 2007, de acuerdo a un permiso de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Según el Registro Público de Comercio de Veracruz, fue hasta 2016 cuando la empresa fue vendida a Félix Malpica Jiménez, primo político de Yunes Márquez; además, la compra venta de la empresa, se hizo bajo el amparo legal del notario público Leopoldo Domínguez Armengual, quien en la administración yunista fue secretario de Turismo del estado.

Como apoderado legal de la empresa, fue nombrado Jorge Eduardo González Jiménez, también apoderado legal de la empresa CI del Golfo SA de CV, propiedad de la familia política de Yunes Linares, y la cual fue beneficiada con diversos contratos por su administración.

González Jiménez, además de ser apoderado legal de ambas empresas, es primo de Félix Malpica.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.