El aborto es un asesinato: Ávila Camberos

  • ¿Dónde perdimos el rumbo y cuándo caímos en la indiferencia y con ello respaldamos crímenes de esta naturaleza?, se pregunta.

Los miles de niños sacrificados en México mediante el aborto se suman a los miles de personas que son asesinadas en el mismo periodo por la violencia que lamentablemente padecemos. ¿Dónde perdimos el rumbo y cuándo caímos en la indiferencia y con ello respaldamos crímenes de esta naturaleza?, se pregunta el ingeniero Francisco Ávila Camberos.

En un comentario editorial radiofónico, el empresario del puerto de Veracruz y ex presidente municipal,  dice que “la semana pasada, en el Congreso de Oaxaca, sucedió un hecho lamentable. La legislatura de esa entidad aprobó con 24 votos a favor y 10 en contra la despenalización del aborto. Ese fue apenas el primer paso. Después pedirán aborto libre y gratuito y posiblemente como van las cosas, consigan su aprobación, porque Morena sigue presionando y utilizando la mayoría que tiene en 17 legislaturas estatales para impulsar su radical agenda pro abortista”.

Añade que “como si no hubiera otros problemas más graves en el país que deben atenderse y resolverse de inmediato, inexplicablemente varios diputados respaldan la cultura de la muerte”.

NO HAY INTERRUPCIÓN DEL EMBARAZO

Comenta que “un embarazo no se interrumpe como curiosamente dicen los promotores del aborto. Se interrumpe algo que va a continuar después. Como se interrumpe un partido de futbol cuando el árbitro lo detiene para continuarlo más tarde. En el caso del aborto no puede haber continuidad de nada, porque el niño no nacido es sacrificado”.

“Lo más lamentable del caso de Oaxaca fue que un grupo de activistas que apoyan el aborto entró gritando al recinto parlamentario con una euforia digna de mejores causas para celebrar la votación que despenalizó el aborto en ese estado. Eran tales los gritos que daban que más bien parecía que había ganado la selección nacional”.

SE BUSCA PROTEGER A LOS ÁRBOLES Y A LOS ANIMALES, PERO MATAR A LOS NIÑOS

“Tan absurdo es esto que mientras en el mundo hay una creciente preocupación por cuidar los árboles y proteger a los animales, lo que resulta loable, hay tendencias que atentan contra la vida de miles de niños indefensos a los que ahora las autoridades los condenan a muerte sin haber sido oídos ni vencidos en juicio alguno”.

“La ideologización radical sembrada en diversos grupos sociales extremistas, los ha llevado a tener un marcado desprecio por la vida humana”.

“En un mundo civilizado en donde el respeto a la vida ha llegado a tal extremo que se prohíbe la pena de muerte para los asesinos seriales confesos, los traidores a la patria y hasta para  los narcotraficantes, se llega a considerar normal el asesinato de un niño inocente a petición de su propia madre y ante la indiferencia de gran parte de la sociedad”.

¿DÓNDE ESTÁN LAS IGLESIAS CRISTIANAS?

“Por cierto, resulta muy triste que es a la fecha, muy pocas iglesias cristianas se hayan manifestado públicamente en contra del aborto”.

UN NIÑO O NIÑA EN GESTACIÓN NO ES EL CUERPO DE LA MADRE

“El derecho a decidir sobre su cuerpo, esgrimido por algunas madres, no es válido, porque simplemente nadie tiene derecho a quitarle la vida a un ser humano y mucho menos a un niño indefenso”.

“Además, hay que aclararlo, la criatura que vive en el vientre de una mujer embarazada, no es un tumor que debe extirparse, ni es parte de su cuerpo aunque temporalmente habite en él. Es un ser humano, distinto a ella. Prueba de esto es que una madre, siendo mujer, puede dar a luz a un varón”.

“Jamás podrá haber derecho alguno que permita atentar contra la vida de un niño indefenso que no puede correr, que no puede gritar, para pedir ayuda, ni defenderse”.

“El derecho a decidir libremente sobre su cuerpo, tan esgrimido y tan defendido por las pro abortistas, cae así por su propio peso”.

“Las mujeres que libremente decidieron tener relaciones sexuales sin protección alguna sabían que podían quedar embarazadas”.

“Cada persona debe enfrentar las consecuencias de sus decisiones y no caer en la solución irresponsable de pretender resolver un problema mediante el asesinato. Finalmente eso es el aborto, un asesinato”.

LOS CIUDADANOS CALLAN

“Mientras esto sucede, una buena parte de la ciudadanía duerme el sueño de los justos y algunos comunicadores, por desgracia, respaldan el aborto, sin tomar en cuenta que con su actitud, están condenando a muerte a muchos niños inocentes”.

“Ellos, junto con los legisladores que aprobaron el aborto, serán corresponsables de los crímenes que se cometan y llevarán a cuestas ese cargo en su conciencia. Bastante grave lo que está pasando en nuestro país. ¿No les parece a ustedes?”, concluye Francisco Ávila Camberos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.