El Papa Francisco agradece a sultán de Johor Bahru, Malasia, por salvar de la horca a tres mexicanos

Foto: El Vaticano
  • Estaban acusados de narcotráfico y pasaron en prisión 11 años; el pasado 10 de mayo regresaron a Sinaloa.
  • Fueron perdonados con una condición: que jamás vuelvan a pisar el suelo de Malasia.

EL VATICANO.- El papa Francisco agradeció al sultán del estado malasio de Johor, Ibrahim Ismail Ibni Almarhum Sultan Iskandar Al-Haj por indultar a tres ciudadanos mexicanos que el año pasado fueron condenados a muerte por delitos de narcotráfico. La carta ha sido entregada este 7 de octubre de 2019.

El secretario de Estado de la Ciudad del Vaticano, el cardenal Pietro Parolin, dijo que el Papa estaba agradecido por el “acto de clemencia” del sultán y la posterior intermediación por los hermanos Luis Alfonso, Simón y José Regino González Villarreal, quienes fueron arrestados en una redada en un laboratorio de metanfetamina en Johor en marzo de 2008.

“Su Santidad reza para que este acto de compasión sea un estímulo para que todas las personas renueven su compromiso de construir un mundo de perdón, paz y un espíritu de solidaridad fraterna”, escribió Parolin en la misiva entregada al sultán por el arzobispo Joseph Salvador Marino, representante de la Santa Sede en Malasia este lunes 7 de octubre de 2019.

“Invocando a Su Majestad y a los miembros de la Familia Real una abundancia de alegría y paz. El papa Francisco reitera su profunda gratitud”, se lee en la carta publicada en las redes sociales del Sultán.

Según la BBC, los hermanos de Sinaloa, México, llevaban una semana trabajando en Johor Bahru, cuando fueron detenidos y sentenciados a morir en la horca por procesar narcóticos.

El sultán Ibrahim Ismail Ibni Almarhum Sultan Iskandar Al-Haj conmutó las penas de muerte de los hombres a cadena perpetua.

Y el pasado 10 de mayo  2019, los hermanos regresaron a Culiacán, Sinaloa, después de ser perdonados con una condición: que jamás vuelvan a pisar el suelo de Malasia.

Los tres hermanos, que fueron condenados a la horca en 2012, se declararon inocentes y dijeron que habían sido contratados para limpiar un edificio donde se encontró la droga. (Tomado de Aleteia)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here