Emite CNDH recomendación al Instituto Nacional de Migración por la negligencia que costó la vida de niña guatemalteca

Ciudad de México.- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) dirigió la Recomendación 77/2019 al Comisionado del Instituto Nacional de Migración (INM), Francisco Garduño Yáñez, por omisión, negligencia e inadecuada atención médica que derivó en el fallecimiento de una niña de origen guatemalteco de diez años de edad, que cayó de una litera en la Estación Migratoria “Las Agujas”, en la Ciudad de México.

El 15 de mayo pasado, una niña y su madre, ambas de nacionalidad guatemalteca, ingresaron a la estación migratoria “Las Agujas”, siendo que entre las 14:00 y 15:00 horas la persona menor de edad cayó de la parte superior de la litera que se le asignó y se golpeó en el costado izquierdo del abdomen con la placa de concreto de la cama baja, por lo que su mamá la llevó al servicio médico, donde el médico en turno se limitó a darle una pastilla para el dolor.

Al continuar con vómito, presentar temperatura baja, color amarillo y con los ojos desorbitados, fue valorada de nueva cuenta por el médico, quien dijo que “seguramente la niña quiere llamar la atención”, finalmente, ante el evidente deterioro del estado de salud de la niña varias mujeres que se encontraban en ese recinto exigieron que fuera trasladada a un hospital, lo cual se concretó a las 21:50 horas, en un vehículo particular en el que solamente iba la madre de la niña, el conductor y un Agente Federal de Migración, pero ningún médico, siendo que en el trayecto perdió la vida.

Tras su investigación, este Organismo Constitucional Autónomo acreditó violaciones a los derechos a la vida, a la protección de la salud, a la seguridad jurídica y al principio del interés superior de la niñez en agravio de una niña de 10 años de edad, atribuibles a un médico y tres funcionarios adscritos a esa estación migratoria, así como el derecho a la seguridad jurídica de la madre, y a la protección de la salud de esta última y del padre de la niña.

A juicio del especialista en medicina de este Organismo Nacional, tras la caída, la niña presentó laceración en el bazo, por lo que la negligencia en que incurrió el médico al no realizar el diagnóstico acertado y traslado oportuno a un segundo nivel para atender la lesión visceral interna, trajo como consecuencia que no se le brindara de manera oportuna el manejo médicoquirúrgico indicado para la lesión que presentó, lo que deterioró su estado de salud y ocasionó su fallecimiento.

Por su parte, el especialista en psicología de la CNDH estableció que la muerte de la niña repercutió de manera directa en el estado emocional de su madre y su padre, quienes enfrentaron sentimientos de culpa, falta de confianza y pérdida del sentido de la vida. Además, se observó la falta de expedientes clínicos en el servicio médico de la estación migratoria.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here