AL PIE DE LA LETRA

El mensaje no debió caer nada bien a la rectora de la UV, quien casualmente acababa de desempacar sus maletas procedente de China, viaje financiado por la casa de estudios que dirige…

AL PIE DE LA LETRA

Raymundo Jiménez

* RECTORA-4T: MAL AMBIENTE

El proceso penal que la Fiscalía General del Estado le inició a su ex secretaria de Administración y Finanzas, Clementina Guerrero, no sería la única mala señal para la rectora de la Universidad Veracruzana (UV), Sara Ladrón de Guevara.

Y es que, meses antes, Ladrón de Guevara habría recibido del gobernador Cuitláhuac García la sugerencia de bajarse su elevado sueldo, un tema que generó gran resonancia mediática en septiembre de 2017, cuando el portal informativo Animal Político publicó que mensualmente percibía 195 mil 348 pesos, convirtiéndola en la académica “mejor pagada del país”, aún por encima de los rectores del Instituto Politécnico Nacional, UNAM, Colmex, UAM y hasta del entonces gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, quien percibía 74 mil 938 pesos quincenales.

Entrevistada en su momento sobre este asunto, durante un evento en el Palacio Municipal de la ciudad de Veracruz, la rectora evadió revelar el monto de su ingreso, considerando este tema “una provocación”. Molesta, respondió a los periodistas porteños: “Yo les puedo decir que tengo un salario menor que el que tenía mi antecesor y el que tenía el antecesor de mi antecesor.”

Y es que quienes le precedieron, Víctor Arredondo Álvarez (1997-2004) –el primer rector de la era autónoma de la UV– y Raúl Arias Lovillo (2004-2013) recibían un presunto salario bruto de entre 450 mil y 300 mil pesos mensuales, respectivamente.

Pero Ladrón de Guevara seguiría percibiendo un sueldo superior inclusive al del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien de acuerdo con el recién aprobado Presupuesto de Egresos de la Federación ganará en 2020 un total de 111 mil 990 pesos mensuales, 3% más de los 108 mil 656 pesos que le fueron asignados para este año.

Hace tres semanas, con motivo del paro que el 9 de octubre habían realizado la UV y otras universidades públicas del país en demanda de una ampliación de 17 mil millones de pesos más del presupuesto federal para la educación superior, López Obrador pidió a las autoridades universitarias que se apretaran el cinturón tal como él y su gobierno lo vienen haciendo.

“Sí se puede hacer ahorros y priorizar, por ejemplo, considerar el pago de maestros, no gastos superfluos, y que a veces se destinaban recursos a las universidades para financiar congresos, visitas al extranjero, mucho turismo político, universidades que hacían congresos con gastos pagados a todos los invitados, no sólo les pagaban los viáticos, les pagaban por venir a dar una plática, expositores que cobraban a las universidades por eso. Sí está bien, no está mal, pero hay que ahorrar. Si tenían un congreso cada seis meses, pues que tengan un congreso cada año; si tenían 100 viajes al extranjero, que le bajen a 50. Que haya más control sobre el presupuesto en general, porque hasta eso, maestros ganando muy poco, los maestros por hora o por asignatura mal pagados. Todo mundo tiene que hacer una renovación, un cambio, en el caso de las universidades, como en el Poder Judicial, de manera autónoma, de manera independiente.”

El mensaje no debió caer nada bien a la rectora de la UV, quien casualmente acababa de desempacar sus maletas procedente de China, viaje financiado por la casa de estudios que dirige.

ESCÁNDALO ENTRE ‘ANTICORRUPTOS’

Vaya escándalo que se desató en el Comité de Participación Ciudadana del Sistema Estatal Anticorrupción con el cruce de acusaciones entre el presidente Emilio Cárdenas y el secretario técnico Carlos Quiroz Sánchez, quien señala al primero de haberle orquestado con empleadas denuncias de acoso sexual en venganza porque él despidió a una sobrina, al yerno y a otro familiar de la esposa de Cárdenas Escobosa.

Además, Quiroz Sánchez, ex funcionario del Instituto Nacional Electoral, cuestiona que cómo es que Cárdenas, quien sólo ha ocupado cargos públicos y partidistas mediocres, puede comprobar la procedencia lícita de una propiedad de más de 8 millones de pesos que posee en el exclusivo fraccionamiento residencial Lomas de El Tejar, en la ciudad de Xalapa.

También lo acusó de no contar con la cédula profesional de la licenciatura que ostenta.

“¿Cómo se atreve a denunciar en el Sistema el delito de nepotismo del que ha hecho su práctica común incrustando a su familia en éste y otros organismos del estado?”, se preguntó Quiroz Sánchez, quien como secretario técnico despidió el jueves de la semana anterior al yerno y a una sobrina, entre otros familiares de Cárdenas Escobosa, que laboraban en este órgano autónomo creado precisamente para combatir la corrupción.

Por su parte, el presidente del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Estatal Anticorrupción  declaró que Quiroz será destituido de la Secretaría Técnica en atención a una recomendación de la Comisión Estatal de Derechos Humanos que pidió atender  la queja interpuesta por una empleada, caso que el funcionario denunciado –según Cárdenas– intentó manejar “en lo oscurito” y decidió despedir a los empleados que coincidentemente resultaron ser familiares del presidente.

¿Alguien cree de veras que con este tipo de personajes se va a combatir la corrupción a fondo en Veracruz?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here