Winckler “regresa” a la Fiscalía; ex funcionarios yunistas de SEFIPLAN serán perdonados

En un Veracruz que clama justicia y que está harto de la impunidad, entre juristas, abogados y funcionarios de la Fiscalía General del Estado de Veracruz se dice en tono de burla que las prácticas de Jorge Winckler Ortiz regresaron a la nueva Fiscalía que preside Verónica Hernández Giadáns, no solo en el maquillaje de cifras, también en la mala integración de carpetas de investigación, denuncias y órdenes de aprehensión que ya se están quedando sin efecto.

La muestra más elocuente es el caso de las órdenes de aprehensión giradas el pasado 11 de octubre dentro del proceso penal 318/2019 en contra de la ex secretaria de Finanzas del gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares, Clementina Guerrero García; de su tesorero, Adrián Viccon Basto, su ex subdirector de Operación Financiera, Luis Francisco Virués Hernández y el ex subsecretario de Administración y Finanzas, Bernardo Segura Molina.

El pasado jueves 31 de octubre esas órdenes de aprehensión quedaron sin efecto, luego de que el Despacho Jurídico “Martínez y Asociados” lograra sendos amparos a favor de Adrián Viccon Basto y Luis Francisco Virués Hernández, beneficiando indirectamente a Clementina Guerrero y sentando precedente de un acto de “ilegalidad” en la detención de Bernardo Segura Molina.

Ese día, en el Juzgado de Control y Procedimiento Oral, del Distrito Judicial de Xalapa, con sede en Pacho Viejo, el juez Luis Roberto Juárez López, en audiencia de imputación en libertad, determinó que los acusados no podrían ser detenidos y que tendrían que llevar en libertad su proceso, dejando sin efecto las órdenes de aprehensión. El Fiscal Manuel Medel Hernández, presente en la audiencia, se retiró sin dar ninguna explicación, molesto por el revés sufrido de las órdenes de aprehensión.

Al otro día, viernes 01 de noviembre no se presentó a la nueva cita que impuso el juez Luis Roberto Juárez López.

Ahí, como lo consignó Espejo del poder, el abogado José Martín Rivera Martínez pidió al juez Luis Roberto Juárez López que decrete el sobreseimiento del caso, ante la falta de comparecencia por parte de la Fiscalía y ante el desinterés jurídico.

En seguimiento al caso, Espejo del poder buscó a la priista Marcela Aguilera Landeta, titular de la Fiscalía de Investigaciones Ministeriales en la Fiscalía General del Estado de Veracruz, pero se negó a atender la entrevista.

A pesar de que el caso correspondía a la Fiscalía Anticorrupción, por ser los involucrados ex funcionarios públicos, Marcela Aguilera Landeta fue la que integró las carpetas, la que asesoró al cuerpo jurídico y quien impuso al fiscal Manuel Medel Hernández, el mismo que huyó de la audiencia cuando el juez echó por tierra las órdenes de aprehensión .

La ex diputada, nos dice una fuente de la Fiscalía General del Estado, está muy atenta, estudiando los expedientes, del ex gobernador Javier Duarte de Ochoa y de su ex esposa Karime Macías Tubilla, con quien le unen lazos de amistad.

El caso de los exfuncionarios del gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares no le interesa y ha mostrado abiertamente no solo desinterés jurídico, también desinterés por informar a los veracruzanos.

Por eso el comentario generalizado es que Jorge Winckler regresó a la Fiscalía General del Estado de Veracruz. Si bien no en su presencia física, sí en el espíritu que impuso, al integrar mal las carpetas de investigación y lanzar acusaciones que no pueden fundamentarse ni sostenerse.

El caso de los ex funcionarios de la Secretaría de Finanzas y Planeación, el único sólido, el que parecía un “campanazo de justicia” para la administración de Cuitláhuac García Jiménez, se está cayendo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here