El 3 de enero de 2020 llega obispo Coadjutor a Córdoba; después del 15 de abril será el titular

De “inesperada” y “sorprendente” calificó el obispo de Parral, Chihuahua, Eduardo Carmona Ortega, la noticia de que el Papa Francisco lo había nombrado coadjutor de la Diócesis veracruzana de Córdoba.

“Con un espíritu de obediencia acepté esta nueva encomienda, pero no deja de ser algo que afecta, que cuesta y que quisiera uno que no sucediera. El cariño y aceptación que siento aquí en Parral me lo hace muy difícil. Sólo se puede decir ‘amén’ a la voluntad de Dios, manifestada en el mandato del Papa, haciendo un homenaje de aceptación y silencio a lo que Dios nos pide”, dijo el prelado.

Informó que aunque ya es nuevo obispo coadjutor de Córdoba, se mantendrá como administrador apostólico de Parral y será hasta el día 3 de enero cuando llegue oficialmente a la Diócesis de Córdoba, ubicada en el centro de Veracruz.

“Según me explicó el señor Nuncio, Franco Coppola, don Eduardo Patiño (actual obispo de Córdoba) está muy enfermo y requiere ya de un relevo. Pero es su deseo, y se le ha concedido, de seguir siendo el titular de la Diócesis de Córdoba para poder llegar con la Diócesis a su vigésimo aniversario, que será el 15 de abril. Después  presentará su carta de renuncia por razones de salud, y yo seguiré de titular de allá en Córdoba”, aseveró.

Dijo que hasta que llegue el nuevo obispo de Parral, él fungirá como administrador apostólico, combinando, a partir del 3 de enero, con su trabajo en la Diócesis de Córdoba.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here