Molina Palacios deja en la orfandad política a Marcela Aguilera, la perseguidora de exfuncionarios yunistas

 El diputado local Juan Carlos Molina Palacios tenía compadres poderosos, como el dirigente nacional de los cañeros de la CNC, Daniel Pérez Valdés, y el ex candidato a gobernador y actual vicecoordinador de los diputados federales del PRI,  Héctor Yunes Landa, pero ninguno pudo salvarlo de la violenta muerte cuando este sábado un comando armado lo ejecutó en su rancho ganadero “Rosa del Alba”, ubicado en el municipio de Medellín.

Como productor de ganado de alto registro, principalmente de la raza cebú, Molina Palacios recibió varios premios nacionales e internacionales. Dos de ellos se los entregó el sexenio pasado el ex presidente Enrique Peña Nieto.

De origen humilde –de muy joven trabajó de repartidor de refrescos en su tierra natal Carlos A. Carrillo, en la Cuenca del Papaloapan–, Molina terminó amasando una gran fortuna en los últimos tres sexenios priistas, los de los ex gobernadores Miguel Alemán Velasco (1998-2004), Fidel Herrera Beltrán (2004-2010) y Javier Duarte de Ochoa (2010-2016), en los que después de haberse sido tesorero municipal de Cosamaloapan se desempeñó en cargos menores en la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, así como en el partido tricolor y en la secretaría general de la Unión Local de Productores de Caña del ingenio La Gloria, en la zona de Cardel.

Últimamente era presidente estatal de la Liga de Comunidades Agrarias y Sindicatos Campesinos de la CNC, cargo que le valió obtener en 2018 la diputación local por la vía plurinominal. Sin embargo, al inicio de la LXV Legislatura se separó de la bancada priista y se declaró diputado independiente.

En febrero de este año se sumó a los diputados del PAN y a los legisladores del grupo mixto “Del Lado Correcto de la Historia”, liderado por el sureño Gonzalo Guízar, del PES, que obstruyeron el juicio político que los gobernantes y diputad os de MORENA pretendían iniciarle al abogado yunista Jorge Winckler Ortiz para echarlo de la Fiscalía General del Estado (FGE).

Sin embargo, a mediados de septiembre pasado, después de que Winckler fue separado por la Diputación Permanente de la FGE y se libró orden de aprehensión en su contra, Molina Palacios negoció con los operadores políticos de MORENA, logrando como una posición personal que la abogada cuenqueña Marcela Aguilera Landeta, su incondicional, fuera designada coordinadora de Investigaciones Ministeriales por Verónica Hernández Giadáns, actual encargada provisional de la Fiscalía General.

Aguilera Landeta, ex diputada local del PRI por el distrito de Tierra Blanca y ex militante de la Unión General Obrera, Campesina y Popular (UGOCP) que lideraba nacionalmente Margarito Montes Parra –ejecutado  en Sonora, su tierra natal, hace diez años, el 30 de octubre de 2009, junto con otras 14 personas, entre ellas su esposa y algunos hijos; crimen que sus correligionarios atribuyeron al ex presidente Felipe Calderón por supuestamente le resultaba un dirigente campesino “incómodo”–, ahora, como coordinadora de Investigaciones Ministeriales de la Fiscalía General del Estado ha tenido a su cargo los procesos penales iniciados en contra de varios ex funcionarios yunistas: el ex fiscal Winckler y del ex fiscal Anticorrupción, Marcos Even Torres, los cuales están en calidad de prófugos; y de la ex secretaria de Finanzas y Planeación, Clementina Guerrero, y tres ex funcionarios más de la Sefiplan: el ex subsecretario Bernardo Segura Molina, el ex tesorero Adrián Viccon Basto, y el ex subdirector de Operación Financiera, Luis Francisco I. Virués Hernández, los cuales consiguieron la semana anterior el amparo de la justicia federal.

Casualmente, hace un par de días, la noche de este jueves 7, fue detenido también y posteriormente liberado bajo caución Jaime Téllez Lacedelli, hijo del ex secretario de Seguridad Pública del estado, Jaime Ignacio Téllez Marie, uno de los hombres de mayor confianza del ex gobernador Miguel Ángel Yunes Linares.

Anteayer, la Fiscalía General del Estado informó que a través de la Policía Ministerial habían detenido a Jaime “N” y a Joao Jair “N” por su presunta responsabilidad del delito de ejercicio indebido del servicio público. Ambos laboraban en la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción a cargo de Marcos Even Torres. Según la FGE, conforme a la carpeta de investigación, Téllez Lacedelli no cumplía con los requisitos para ocupar el cargo que ostentaba, lo cual representaba una violación a la ley, por lo que un Juez de Control concedió la orden de aprehensión. Sin embargo, alrededor de las 2:30 horas de la madrugada del viernes 8, fue puesto en libertad ya que la jueza determinó no imponerle prisión preventiva.

La detención del hijo de Jaime Téllez Marié se dio dentro del proceso penal 378/2019 que se sigue en contra del ex Fiscal General Jorge Winckler y del ex fiscal Anticorrupción Marcos Even Torres Zamudio.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here