Miríada

De sobra sabemos que al morir nada nos llevamos. ¿Quién ha visto un camión de mudanza en un funeral?, preguntó alguna vez el Papa Francisco. En ello reflexiona Nabucodonosor.

Miríada

Por Nabucodonosor

Cuando muera, dijo aquel hombre, en tono de Alejandro Magno, quiero que para mi funeral contraten un camión de mudanza, lo estacionen en mi casa y que siga mi cortejo rumbo al panteón. —¡Qué locura!, dijeron sus hijos. Nadie necesita un camión de  mudanza cuando se muere. —¡Exacto!, contestó. Quiero que todos sepan y nunca olviden que nada nos llevamos, asentó, en frase de lugar común. Luego, se puso las gafas y siguió trabajando en su computador.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.