¿Por qué la saña contra “Tula” Guerrero?

¿Por qué la saña contra “Tula” Guerrero?

Once días antes de que un juez local librara orden de aprehensión en contra de Clementina Guerrero García y de otros tres ex funcionarios de la Secretaría de Finanzas y Planeación por los presuntos delitos de “Ejercicio Indebido del Servicio Público”, “Abuso de Autoridad” y por “Hechos de Corrupción” –según se consignaba en el Oficio número 5352 del Proceso Penal 318/2019 a cargo del Fiscal de la Unidad Integral de Procuración de Justicia del Distrito Judicial XI con sede en Xalapa–, en la Contraloría General del Estado el director general de Transparencia, Anticorrupción y Función Pública, Miguel Ángel Vega García, determinó la “inhabilitación temporal para desempeñar empleo, cargo o comisión en el servicio público estatal por el término de siete años” en contra de la ex secretaria yunista, según el Procedimiento Disciplinario Administrativo número 025/2017, el cual alcanzó también a Antonio Gómez Pelegrín, titular de la Sefiplan al final de la administración del ex gobernador Javier Duarte; a Jorge Jaramillo Méndez, ex subsecretario de Egresos, y al ex tesorero Arnulfo Octavio García Fragoso.  Los amigos y ex compañeros de “Tula” Guerrero en la Universidad Veracruzana y en el Ayuntamiento de Xalapa se preguntan por qué tanta saña del gobierno de Cuitláhuac García en contra de la ex funcionaria de la UV y ex tesorera municipal. La única respuesta que tienen a la mano es que la aparente venganza cuitlahuista se deba a que en el proceso electoral de 2018 Clementina y su amiga, la síndica con licencia Ivonne Cisneros, así como otros personajes cercanos al alcalde xalapeño Hipólito Rodríguez, operaron únicamente para el candidato presidencial de MORENA, Andrés Manuel López Obrador, pero no para el abanderado a la gubernatura. “Lo que nos interesa más es ganar la Presidencia de la República, no el Gobierno del Estado”, confesaban en corto, expresándose mal de García Jiménez por las limitaciones políticas que desde entonces le veían al académico universitario. Se supone que si no apoyaron a Cuitláhuac entonces sus votos y los de sus familiares y amigos fueron a favor del hijo del ex gobernador panista Miguel Ángel Yunes Linares, de quien “Tula” es amiga desde hace más de 40 años. Por eso el ex priista no sólo le confió inicialmente en su administración el manejo del dinero, sino que se la impuso al ex gobernador interino Flavino Ríos Alvarado faltando escasamente un mes para que concluyera el desastroso y último régimen estatal del PRI.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here