Secretaría de Salud quiere a Clementina, Viccon y Virués en la cárcel; abogado argumenta “chicanadas jurídicas”

  • Quieren ejecutar una orden de aprehensión que ya quedó sin efecto, porque así lo determinaron jueces federales, dice el abogado José Martín Rivera Martínez.

Pacho Viejo.- Este jueves, en audiencia de imputación en libertad que dentro del proceso penal 318/2019 que llevan la ex secretaria de Finanzas del gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares, Clementina Guerrero García; Adrián Viccon Basto, ex tesorero de la SEFIPLAN y Luis Francisco Virués Hernández, ex subdirector de Operación Financiera, el abogado de estos dos últimos, José Martín Rivera Martínez, acusó al asesor jurídico de la Secretaría de Salud, Rodolfo Hernández Valdés, de promover “chicanadas jurídicas” para reactivar las órdenes de aprehensión.

Este día, ante el juez de control, Luis Roberto Juárez López, se presentó el Fiscal Manuel Medel Hernández, de la parte acusadora, acompañado de quien se identificó como asesor jurídico de la Secretaría de Salud que preside Roberto Ramos Alor, Rodolfo Hernández Valdés, quien pidió por escrito que el juez se excuse del caso.

El abogado José Martín Rivera Martínez, del Despacho Jurídico “Martínez y Asociados” informó que la audiencia se suspendió porque el asesor jurídico haciendo ‘chicanadas jurídicas’, está pidiéndole al juez que se excuse, por el solo hecho de no haberle notificado la continuación de la audiencia que se llevó a cabo el primero de noviembre. Sin embargo, a todas luces es claro que es el asesor jurídico quien pretende que se ejecute una orden de aprehensión porque así quedó evidenciado en la audiencia”.

“El asesor jurídico está  en contra de que el juez haya dejado sin efecto la orden de aprehensión, pero recordemos que el juez de control solo actúa en cumplimiento a unas ejecutorias de amparo que ya se habían resuelto. Es obvio que el juez está actuando conforme a derecho y es evidente que el asesor jurídico quiere ejecutar una orden de aprehensión”, indicó.

Comentó que corre en peligro la vida de sus representados, Adrián Viccon Basto y Luis Francisco Virués Hernández “porque no sabemos con qué fin práctico quieran ejecutar una orden de aprehensión cuando ellos, de manera voluntaria, han estado compareciendo a todos los requerimientos que ha hecho la fiscalía y el propio juez de Control”.

Dijo que el delito por el que los acusan — ejercicio indebido del servicio público, hechos de corrupción y abuso de autoridad — no amerita prisión preventiva y negó que se les esté acusando por desvío de recursos, a pesar de que eso esté haciendo creer la Secretaría de Salud.

Rivera Martínez insistió que no ha pasado la audiencia de imputación, porque han hecho diversas  “chicanadas jurídicas” el asesor jurídico de la Secretaría de Salud.

“Quieren retrasar el proceso con fines no prácticos, afectando los derechos de nuestros representados”, dijo y comentó que el Consejo de la Judicatura tiene que resolver la recusación y posteriormente se fijará nueva fecha y hora de audiencia.

Detalló que a los exfuncionarios los acusan de haber abierto unas cuentas el 06 de diciembre del año 2016 y que recibieron 250 millones de la Procuraduría General de la República y que ese dinero, a decir de la Fiscalía, no fueron debidamente aplicados al sector salud.

“El dinero no fue robado, siempre estuvo en las arcas del estado”, indicó y dijo que seguirá defendiéndose de los actos arbitrarios que está promoviendo el asesor jurídico de la Secretaría de Salud.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.