Sociedad chilena demanda una constitución para un nuevo pacto social

  • La actual carta magna, heredada de Pinochet, avala que el Estado no provea la salud, educación y seguridad social, y deja estos rubros en manos privadas: Martín Aguilar Sánchez

Carlos Hugo Hermida Rosales

Martín Aguilar Sánchez, del Instituto de Investigaciones Histórico-Sociales (IIH-S) de la Universidad Veracruzana (UV), afirmó que la sociedad chilena demanda una constitución que instaure un nuevo pacto social y político que termine con la perspectiva neoliberal de la privatización de los servicios básicos.

“Esta nueva carta magna debe implicar una mayor amplitud de respuesta a los pedidos de la sociedad chilena en conjunto”, enfatizó.

A raíz del golpe de Estado cometido por Augusto Pinochet en 1973, para derrocar al presidente Salvador Allende, Chile fue el país pionero en Latinoamérica en donde se experimentó con el neoliberalismo, un sistema económico de largo aliento.

“Las personas que hoy en día justifican la dictadura chilena, defienden que en los años que ésta duró la economía de ese país mantuvo un crecimiento permanente, pero éste se logró a través de una gran represión del tejido social”, explicó.

El investigador comentó que con la caída del régimen de Pinochet no se desarticuló el sistema político dejado por éste; añadió que aunque los posteriores gobiernos democráticos trajeron algunos cambios políticos, éstos no se dieron con la profundidad con la que el conjunto de la sociedad lo hacía.

Compartió que la actual constitución chilena data de 1980 y fue obra de la dictadura, por lo que para un sector relevante de la sociedad tiene un origen ilegítimo; este texto avala que el Estado no provea la salud, educación y seguridad social, y deja estos rubros en manos privadas.

El investigador universitario sostuvo que las protestas actuales en Chile ya tienen antecedentes en el movimiento estudiantil de 2011 de este país, que demandaba el regreso de la educación pública.

Explicó que engloban la insurgencia de redes importantes de distintos sectores del país, y que carecen del liderazgo tradicional de figuras fuertes o caudillos.

Recalcó que el objetivo de éstas es la creación de una nueva constitución que rompa completamente con el pacto social de la anterior, ya que la serie de reformas que le hicieron no fueron suficientes para la sociedad chilena.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.