OPINIÓN

Lo que acontece en Brasil, Chile, Argentina, Venezuela, Bolivia y demás  países de latinoamericana no es más que causa de lo causado, es decir, la explotación de imperialismo lleva a la miseria y con ello al hambre de la humanidad…

LAS DICTADURAS ASESINAN Y ANIQUILAN LA DEMOCRACIA

José Lima Cobos *

La evidencia es elocuente. Ayer aconteció  en Chile, cuando el gobierno de los Estados Unidos, alentó y estimuló el golpe de Estado para imponer a Pinochet y  masacrar a su pueblo; antes lo había puesto en práctica en Argentina, Brasil, Perú, Honduras, Nicaragua, Guatemala y México- con el chacal Victoriano Huerta y su embajada-, en fin, en toda latinoamericana, topándose con piedra en Cuba -único país libre de América, que  con un bloqueo atroz va hacia adelante -y ahora con Venezuela-, de ahí que no sea de extrañar que con el golpe de Estado en Bolivia, establece  una mini dictatura que, de durar, se inundará de sangre.

La democracia y el respeto a los derechos humanos que pregona el gobierno de los Estados Unidos, es una mera , descarnada y descarada simulación,  para que se sujeten a sus intereses, pues en tanto en Venezuela es  el petróleo, en Bolivia, con  el manto de litio  más grande del mundo, reservas descubiertas ,  ambos países, despiertan la voracidad y las dictaduras que imponen  no asesinan solo que hacen efectiva la letalidad  y, aniquilan, por corto tiempo, la democracia.

En sano juicio, nadie podría imaginar que se agreda a un pueblo que encontró en Evo Morales- un indígena, que  como Juárez en México- con esa   terquedad  liberó a un pueblo de su miseria, o bien, a un Lula da Silva, que en el corto tiempo de  su gobierno, hizo que en Brasil, cuarenta millones de mendigos vieran la luz de la esperanza de una mejor vida, o bien, que como Cuba, aislada por el imperio,  que no  tenga analfabetas, o bien,   que no se detenga los crímenes que se cometen en Chile en estos momentos, pues no se quiere el fracaso del neoliberalismo con su aliado, el capitalismo, no liberaran al mundo.

Una impostora es la presidenta- al igual que en  Venezuela- que apoya el gobierno de Estados Unidos en Bolivia, para  consolidar sus objetivos, pero la realidad, dolorosa al fin, abra de demostrar, más temprano que tarde cuan equivocamos estamos, pues los ejemplos son evidentes, si se observa que, así como en Hondura, se derrocó al gobierno democrático de Zelaya, ahora se quiere impedir que esos ciudadanos, en busca de bienestar, toquen las puertas del imperio, único responsable de los éxodos  de esos países-  que ahora quiere detener.

Si se quiere vivir en paz,- esto es para toldos-  hay que apoyar a los gobiernos que internamente hacen  sus cambios sustentados en sus  principios y  proyectos sociales y no traslapar sus hegemonías para avasallarlos, pues es mejor buscar la conciliación y el diálogo, a la confrontación que lleva a la miseria humana, en principio ,porque no hay que pensar que hablen las armas, que es el mal más profundo de la corrupción social y de las grandes desgracias.

Lo que acontece en Brasil, Chile, Argentina, Venezuela, Bolivia y demás  países de latinoamericana no es más que causa de lo causado, es decir, la explotación de imperialismo lleva a la miseria y con ello al hambre de la humanidad, porque al destruir el medio ambiente, estamos cavando la tumba que abra de cobijarnos en el corto tiempo.

limacobos@hotmail.com

Twitter:@limacobos1

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.