LOS JUEVES

Esta semana Jesús Villegas Ríos fue presentado como jefe de Asesores de la Auditora Delia González Cobos. ¿Impulsado por Fidel Herrera Beltrán o por Ricardo Sandoval Aguilar?

LOS JUEVES

Miguel Valera

Jesús Villegas Ríos, vice auditor

Ya han pasado 35 días —el plazo máximo es de 90— desde que el Congreso del Estado de Veracruz ordenó al Órgano de Fiscalización Superior (ORFIS) la revisión de la Cuenta Pública 2018, luego del rechazo histórico de la LXV Legislatura.

La auditora Delia González Cobos ha dicho puntual que para revisar exhaustivamente el manejo de los dineros de esa Cuenta Pública se necesita nada más y nada menos que dinero.

Sí, 25 millones de pesos al menos, los cuales solicitó a la Secretaría de Finanzas. Si no cae ese dinero a las arcas del ORFIS no solo no habrá “revisión exhaustiva”, tampoco aguinaldo ni prestaciones para los trabajadores.

Así que la revisión de la Cuenta Pública 2018 está parada. A la fecha no se ha contratado un solo despacho para la misma o quizá van a seguir el consejo del diputado José Manuel Pozos Castro en el sentido de que esos 25 millones no son necesarios, porque los propios legisladores le van a entrar a la revisada.

Junto a este “pequeño problemita” que enfrenta la titular del ORFIS existe otro que cada día es más creciente y que está generando mucho malestar entre los Contadores Públicos de Xalapa, un gremio que siempre se ha manejado con mucho profesionalismo en su relación con el ORFIS, para coadyuvar en la revisión de las cuentas públicas.

Los contadores se quejan de que los están tratando como delincuentes o sospechosos de delincuencia, pidiéndoles no solo fotos de los despachos —ante el temor de las empresas fantasmas—, también las nóminas de los empleados, cuotas del IMSS y están citando a las personas físicas para interrogarlas como si de una comparecencia judicial se tratara.

Los despachos contables desfilan por el ORFIS y están dispuestos a cumplir con todos los requisitos, pero lamentan que no se respeten los modos y las formas, con un gremio que es reconocido en la ciudad por su alto profesionalismo.

Pero lo más delicado, lo que dejó con el ojo cuadrado a personal del ORFIS y a contadores de la ciudad fue la presentación, esta semana de Jesús Villegas Ríos, como jefe de Asesores de la Auditora Delia González Cobos.

“La señora dijo que era casi, casi, como el vice auditor”, nos comentó una fuente de la dependencia que estuvo presente en la reunión de Directores donde lo presentaron.

Jesús Villegas Ríos ha sido o fue un personaje muy cercano al ex gobernador Fidel Herrera Beltrán.

Se llegó a decir que fue su encargado del “vómito negro” y después, en el gobierno de Javier Duarte de Ochoa apareció como Coordinador de Asesores de Ricardo Sandoval Aguilar, en ese entonces Director Administrativo de los Servicios de Salud de Veracruz.

El pasado jueves comentamos que Ricardo Sandoval Aguilar se encuentra ahora muy empoderado en la Cuarta Transformación porque su padre es hermano del General Luis Cresencio Sandoval González, titular de la SEDENA.

No hay duda de que además de abastecer servicios y recursos materiales a la 4T, también está proveyendo de recursos humanos, con personajes como Jesús Villegas Ríos.

Inhabilitado para ejercer la función pública por diez años, Jesús Villegas Ríos fue visto en las oficinas de SESVER el pasado mes de febrero de 2019 y así lo consignó Armando Ortiz en su portal Libertad bajo palabra.

Respaldado por Fidel Herrera Beltrán y por Ricardo Sandoval Aguilar, ahora llega al Órgano de Fiscalización Superior del Estado de Veracruz, para concretar el proyecto de honestidad de la Cuarta Transformación en Veracruz.

“La corrupción se acabó, ya, ya, ya no hay corrupción”, como dice el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

LA TENTACIÓN DEL NEPOTISMO

El nepotismo sigue siendo la tentación latente del gobierno de la 4T en Veracruz. Lo dicen aquí, allá y acullá. Los funcionarios se las ingenian para no beneficiar de manera directa a sus familiares en la nómina y cumplir el precepto del líder Andrés Manuel López Obrador.

Sin embargo, la carne es débil y se puede sucumbir a la tentación como le sucedió a Félix Guillermo López Rivera, Coordinador Académico de la Subsecretaría de Educación Básica de la Secretaría de Educación de Veracruz, a quien le pareció bien acomodar a su sobrina Claudia López Concha, en el Programa de Aplicación de los Sistemas de Educación Vivencial e Indagatoria de las Ciencias (PASEVIC) que depende de esa Subsecretaría. ¡Viva la familia!

Búsquenos en www.espejodelpoder.com

Nos vemos LOS JUEVES.

Comentarios: valeramk@hotmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.