El padre Solalinde, de protector de migrantes a protector de AMLO

Fotografía toma de la revista impresa Proceso.

1-15-1
1-15-2
1-15-3
Cuando la iglesia católica, en voz casi unánime, se opone a muchas políticas implementadas por el gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador, el polémico sacerdote José Alejandro Solalinde Guerra lo respalda con todo, al grado de olvidar su lucha a favor de los migrantes.

Conocido y reconocido por su aguerrida defensa a favor de los migrantes, —desde el albergue Hermanos en el Camino, que fundó en 2007 en Ixtepec, Oaxaca—, Alejandro Solalinde dijo al reportero Carlos Martínez de Elfaro.net, que “los migrantes son muy importantes, pero la prioridad es México”.

La revista Proceso, quien este fin de semana (Número 2249, 08 de diciembre de 2019) reproduce íntegra, la entrevista, titula: “El vuelco de Solalinde: AMLO primero, los migrantes después”.

Así, el sacerdote que se peleó con autoridades de todos los niveles de gobierno, que se autoexilió por haber recibido amenazas en esta su lucha de protección a migrantes, que ha recibido innumerables premios y en 2017 fue nominado al Premio Nobel de la Paz, hoy, la fulgurante luz de Andrés Manuel López Obrador lo hizo caer del caballo y olvidar a los migrantes, para seguir el camino del mesías que hoy ostenta la presidencia de la República.

—“Cuando te conocimos —le dice Carlos Martínez del periódico digital salvadoreño Elfaro.net — hace una década, en tu albergue en Ixtepec, que entonces era muy pobre, durmiendo en una colchoneta, o en aquel carrito que tenías, nos pareció encontrar una voz de absoluta honestidad, independiente, pero además con un compromiso inquebrantable con los migrantes centroamericanos. Pero hay voces, Alejandro, que dicen que has cambiado”.

—“He cambiado porque la vida cambia y hay que seguir a los migrantes de otra manera”, contesta.

—“Hay quienes piensan que has cambiado poniendo en duda ese compromiso, porque has depositado demasiada confianza en el nuevo gobierno”.

—“En Andrés Manuel López Obrador. Sí, sí, en él, y te voy a decir lo que yo veo: mira, la manera como yo acompañé y como he acompañado a los migrantes es según las necesidades: me vi en la necesidad de subirme a los trenes y me subí, me vi en la necesidad de poner un albergue y lo puse, de encarar y enfrentar a migración y a los gobiernos corruptos y lo hice”.

“Pero las cosas cambiaron. Fíjate, te voy a decir cómo cambiaron: no cambió la manera de darle tanta importancia a los migrantes, eso no cambió; no cambió la situación fundamental de personas muy vulnerables. No cambió la forma como yo quiero caminar con ellos… la forma sustancial de caminar con ellos. Pero hoy caminar con ellos ya no significa subirme a los trenes, ni siquiera esperarlos en el albergue. Están llegando muy pocos. Los migrantes ya están en otro lado. Las cosas cambiaron”.

—“Hay Guardia Nacional, por ejemplo”, acota el reportero, en franca referencia a la política implementada por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, a petición expresa del presidente norteamericano Donald Trump, de poner un muro de contención para detener la migración ilegal a Estados Unidos.

Y Solalinde responde: —“No, espera, espera… Escúchame primero, porque esto de la Guardia Nacional también lo voy a explicar si quieres, pero quiero explicarte por qué del cambio. Yo aprendí con ellos, hace muchos años, que hay que caminar con los migrantes, no obligar a que los migrantes caminen con nosotros. Por eso yo puse el albergue exactamente enfrente de las vías donde ellos llegaban. A partir del 3 de octubre del año pasado, las cosas empezaron a cambiar. No digo que no hay migrantes que siguen saliendo de Centroamérica, porque las condiciones de los lugares de origen desgraciadamente no han cambiado mucho: la violencia, la corrupción, el empobrecimiento… pero para nadie es extraño que hubo una gran manipulación masiva de la migración desde octubre (de 2018) para acá. Organizaciones, pero también un chorro de polleros que los fueron llevando y haciendo el gran negocio con ellos. Además llevaban droga, porque llevaban droga y armas blancas”, revela Alejandro Solalinde.

En la amplia entrevista acusa directamente que Pueblos Sin Fronteras (PSF) es el manipulador de los migrantes y señala que su fundador, Irineo Mujica, “encarna, según el sacerdote, todos los vicios posibles en el manejo y acompañamiento de la migración”.

Dice que PSF trae una agenda para desestabilizar el gobierno de Andrés Manuel López Obrador y los acusa de actos criminales.

“Son unos traidores a México” y se pregunta —acota el reportero de Elfaro.net— incluso si reciben dinero del gobierno de Trump para desestabilizar el gobierno de AMLO.

“Yo he seguido acompañando a los migrantes, pero obviamente no puedo apoyarlos en su derecho de ir al norte, porque tienen derecho de ir al norte, pero no puedo apoyarlos en este momento”, añade.

—¿Por qué?, inquiere el reportero.

—“Porque ellos son muy importantes, pero la prioridad es México”, asevera, ante la sorpresa del comunicador.

Argumenta que él está defendiendo a México, porque cree en el Presidente Andrés Manuel López Obrador y aunque acepta que está dando “bandazos” en el tema de política migratoria, porque no saben de política migratoria, dice que de lo que se trata es de rescatar a México, porque si no “no habrá ni para Centroamérica ni para los migrantes ni para América Latina ni para nadie”.

Carlos Martínez le cuestiona sobre la universalidad de los valores cristianos que enarbolaba, que estaban por encima de cualquier ideología o gobierno, pero Solalinde argumenta que esto es un problema “internacional”, sobre lo que también le interroga el comunicador.

Casi al final, niega que la Guardia Nacional se haya puesto por instrucciones de Trump para frenar la migración e irritado, le dice al reportero que tiene prejuicios y que no ve ni comprende lo que sucede en México. “Si tienes ese anhelo de liberación latinoamericana lo vas a entender, pero no tienes esa mentalidad”, le reclama.


1-15-4
1-15-5
1-15-6
1-15-7
1-15-8
1-15-9

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.