Decidirá juez federal en enero si Javier Duarte permanece preso o si le concede otra medida cautelar: libertad provisional o prisión domiciliaria 

El ex gobernador Javier Duarte de Ochoa, pasará la Nochebuena tras las rejas del Reclusorio Norte de la Ciudad de México ya que el juez federal Juan Carlos Ramírez Benítez decidió aplazar para enero próximo el fallo que definirá si el ex mandatario priista veracruzano continúa preso o si le concede una medida cautelar distinta a la cárcel, como son la libertad provisional o la prisión domiciliaria.

En una breve audiencia celebrada el lunes antepasado en el Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Norte, la defensa de Duarte de Ochoa pidió el cambio de medida cautelar argumentando que la condena de 9 años de prisión ya no está firme, según publicó este martes 24 el diario REFORMA.

En una nota firmada por el reportero Abel Barajas, el diario capitalino informa que el abogado Ricardo Sánchez Reyes Retana, defensor de Javier Duarte, expuso que lo anterior fue determinado así por el Primer Tribunal Colegiado Penal que desde el pasado 5 de diciembre ordenó tramitar la apelación contra la pena que le fue impuesta al ex gobernador de Veracruz por lavado de dinero y asociación delictuosa, delitos que no ameritan la prisión preventiva oficiosa.

Sin embargo, el juez de control Ramírez Benítez dijo que no había sido notificado de ese fallo y, como los tribunales ya están de vacaciones, será hasta enero entrante cuando reciba la resolución del colegiado y convoque a una nueva audiencia para resolver la solicitud de Duarte.

“Cuando me dan intervención, manifesté que ya cambiaron de manera objetiva las condiciones legales, porque Javier Duarte ya no es sentenciado, porque con el amparo ya no lo es, esa sentencia condenatoria no ha causado estado. Como el Ministerio Público se opuso, el juez lo que acordó fue suspender la audiencia para enero, porque no ha llegado la constancia del amparo”, explicó el abogado Sánchez Reyes Retana.

Durante la audiencia de no más de 10 minutos, el litigante dio a conocer que Duarte de Ochoa ya cuenta con un domicilio rentado en la Ciudad de México y presentó un recibo telefónico a su nombre, para probar su arraigo.

Esta información la proporcionó al juez previendo que, de no conseguir la libertad provisional, el ex mandatario al menos pueda aspirar a la prisión domiciliaria en tanto los tribunales determinan si su condena queda o no firme en última instancia.

“Javier Duarte no se sustrajo de la justicia, él se fue; no lo aprehendieron, él se entregó, y además se había allanado a la extradición, así que no hay un riesgo fundado de que se pueda evadir de la justicia”, dijo el abogado.

“Tampoco le es atractivo irse porque si quedara firme su condena, estaría a 1 año 8 meses de quedar libre, en caso de que le concedan el beneficio de la reducción del 50 por ciento de la pena. Además, si le dan entrada a la apelación, solo podría obtener cosas buenas”.

Como se recordará, el 17 de julio de 2017 Javier Duarte fue extraditado por Guatemala y desde entonces permanece preso en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México. Luego, el 26 de septiembre de 2018 fue sentenciado a 9 años de prisión y a una multa de 58 mil 890 pesos, en un procedimiento abreviado en el que aceptó los hechos imputados por la Ficalía General de la República.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.