Derechos humanos y su fundamentación, tema de estudio en la UV desde 1981

Ana Lilia Ulloa Cuéllar, del Instituto de Investigaciones Jurídicas.
  • La investigadora Ana Lilia Ulloa rememoró trabajos presentados hace casi cuatro décadas, cuya vigencia es indiscutible 

José Luis Couttolenc Soto 

La Universidad Veracruzana (UV) empezó a estudiar y analizar el tema de los derechos humanos (DDHH) y su fundamentación a partir de 1981, cuando se planteó durante el rectorado de Roberto Bravo Garzón– el proyecto para crear un instituto de investigaciones filosóficas. 

Ana Lilia Ulloa Cuéllar, adscrita al Instituto de Investigaciones Jurídicas (IIJ) de la UV, dio a conocer que Carolina Calderón, doctora en Filosofía, tomó para este proyecto el estudio de la defensa de los DDHH. “Fue así como se empezó a incursionar en esta temática en la UV”. 

Recordó que tanto la filósofa, como Rosario Velázquez y ella, entonces como becarias, acudieron al X Congreso Interamericano de Derechos Humanos realizado en Tallahassee, Estados Unidos, en donde comenzaron a ver el manejo de la fundamentación filosófica y los DDHH desde un ámbito internacional. 

“Era la época de congresos serios y jornadas reales, porque si uno quería conocer la ciudad, tenía que ser al finalizar el congreso”, dijo. 

Rememoró que luego de poco más de 38 años, varias de las propuestas de las conferencias que se presentaron allí aún tienen vigencia, aunque reconoció que fue hasta años después cuando los DDHH se empezaron a defender “desde un derecho natural esencialista, bastante anacrónico y metafísico”, y que con los trabajos de Boaventura de Souza Santos y Richard Rorty se volvió a recuperar el aspecto dinámico concreto y realista de la fundamentación de los DDHH. 

Citó otro de los trabajos presentados, el de Luis Eduardo Agudelo Ramírez, y mencionó que en él se señalaba que la defensa de los DDHH no tendría que hacerse desde un esencialismo, sino desde una idea realista y concreta del valor de los seres humanos, lo que apenas defendían autores como Boaventura y Rorty, resaltando las contradicciones preocupantes como el caso colombiano de la teoría y la práctica de los DDHH, en donde Agudelo Ramírez proponía en ese momento construir soluciones autóctonas en la creación de una sociedad más justa y más humana. 

Ulloa Cuéllar apuntó su interés por recuperar algunos de los trabajos que tuvo la oportunidad de presenciar en aquel congreso, “porque de alguna forma recuperan el enfoque antropológico y la metodología fenomenológica, y porque se trata de una fundamentación de los DDHH que en mucho superan las fundamentaciones tradicionales y deja fuera conceptos tan metafísicos como la dignidad humana que nadie, hasta ahora, nos la ha demostrado”. 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.