AHORA ME TOCA

Exigir al gobierno que cumpla y que en este nuevo año que comienza, en esta nueva década que estamos a punto de comenzar, se cumpla lo antes ya dicho por nuestro presidente de la república y haya más abrazos y menos balazos. ¡Feliz Año!

Ahora me toca

Por Indira Pérez Meneses

Más abrazos, que balazos

Hoy es el último día de este 2019, de un año polémico y que sin duda alguna quedará marcado en la historia de nuestro país. El primer año que nuestro México está bajo el mando de un gobierno de izquierda, de un gobierno morenista, en donde el tema principal fue “No corrupción” aunque como lo menciona un refrán popular mexicano “Del dicho al hecho, hay gran trecho”.

Desgraciadamente en este año el tema de seguridad fue algo que realmente preocupó a todos los ciudadanos, debido a que no se le ve fin a esa masacre. Día con día los encabezados de los diarios hablaban de un muerto, de un desaparecido, homicidios o feminicidios, volviéndose algo tan digerible de leer por lo cotidiano, sin embargo, se hablaba de sueños incumplidos, de metas que ya no se van a alcanzar, de familiares preocupados y que sufrieron por la incertidumbre de no saber dónde estaban o de saber que ya no estará más su ser querido.

Un año en donde cada 2 horas y media aproximadamente mataron a una mujer. En donde salir a la calle sonaba a un tipo de suicidio y el grado de gravedad aumenta si eres del sexo femenino. Los feminicidios estuvieron a la orden del día y con ellos también aumentó el empoderamiento de las mujeres. Exigir justicia y salir a las calles a que las autoridades hicieran su trabajo ya no era un tabú, era algo que se tenía que hacer en memoria de las asesinadas de regreso a su casa, en el transporte público, en su trabajo e incluso fue su misma pareja, de aquellas que violaron, de aquellas que NO TUVIERON JUSTICIA y que peor aún que los delincuentes están en la calle sin ninguna culpa.

Un año completamente violento con más de 25,000 personas asesinadas. Con masacres como el brutal asesinato de nueve integrantes de una familia mormona, también el cuestionable operativo fallido para arrestar al hijo del Chapo Guzmán, la muerte de 91 personas como consecuencia del robo de gasolina. Y Coatzacoalcos, Veracruz considerado como un municipio altamente violento.

Es verdad que un país no cambia en un año, incluso no se cambia en un sexenio. Y es verdad también que esto es cuestión de dos partes: sociedad y gobierno. Mis queridos lectores, haciendo la recopilación de todos estos desgarradores datos, tenemos que cambiar la manera de pensar y de educar a nuestras nuevas generaciones. De hacer conciencia de que el cambio está en nosotros. Exigir al gobierno que cumpla y que en este nuevo año que comienza, en esta nueva década que estamos a punto de comenzar, se cumpla lo antes ya dicho por nuestro presidente de la república y haya más abrazos y menos balazos. ¡Feliz Año!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here