Entre quejas por escasez de medicamentos, el INSABI pretende otorgar “servicios de salud gratuitos y de calidad” a 69 millones de mexicanos

Fotografía de plumasatomicas.com

El Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI), que de manera oficial inició funciones este miércoles 1 de enero en sustitución del Seguro Popular, pretende otorgar servicios de salud gratuitos y de calidad a 69 millones de mexicanos que no cuentan con seguridad social, afirmó Juan Antonio Ferrer Aguilar, quien será designado titular del nuevo órgano descentralizado del gobierno federal.

Sin embargo, la transición del Seguro Popular al INSABI ha iniciado lentamente y entre la incertidumbre, pues mchos de los beneficiarios que estaban afiliados al extinto esquema no saben aún con exactitud qué es lo que pasará con la cobertura de sus enfermedades y si los servicios que les prestan serán gratuitos o no.

Además, en varios hospitales públicos, familiares de los pacientes se quejan de la escasez de medicamentos.

No obstante, Ferrer Aguilar remarcó que la atención de los afiliados al Seguro Popular no será interrumpida en ningún momento.

Asimismo, insistió que seguirán atendiendo las enfermedades que generan gastos catastróficos, como el cáncer o el VIH, pero ahora serán financiadas con el recién creado Fondo de Salud para el Bienestar.

“Hoy es un día histórico para México. Ahora la salud pública, y sobre todo la salud de los más desfavorecidos, ya nunca más será para lucro o negocio de nadie. La salud pública de las mexicanas y los mexicanos tiene ahora en el Insabi a su principal promotor y defensor”, expuso Ferrer a través de un video.

Con el INSABI, afirmó, habrá atención para todos los padecimientos, así como medicamentos y demás insumos gratuitos para quienes los requieran.

Ferrer indicó que iniciará un esquema de colaboración con las entidades, el cual evitará la duplicidad o dispersión de plazas, permitirá lograr ahorros y dará oportunidad a invertir mejor los recursos para la infraestructura médica.

Con la entrada en vigor del INSABI, una persona ya no necesitará estar afiliado a una institución de salud o pagar cuotas, ya que el Instituto se enfocará a la gente que no cuenta con esos factores y hacerlos acreedores a una atención médica y medicamentos gratis o sin restricciones.

Para ser beneficiario y recibir atención médica y medicamentos gratis en el Instituto de Salud para el Bienestar, solo se necesita presentar la credencial del Instituto Nacional Electoral (INE) y la Clave Única de Registro de Población (CURP) o acta de nacimiento.

Por lo tanto, ya no necesitarán acudir a un módulo, afiliarse y recibir una póliza; tampoco tendrán que pagar cuotas anuales para ser atendidos en las unidades médicas, como ocurría anteriormente.

Quienes cuenten con póliza de afiliación ya no necesitarán presentarla, porque ese documento quedó sin efectos a partir del primero de enero, toda vez que la atención se ofrecerá sin restricciones.

El artículo 77 bis 7 de la Ley General de Salud, cuya reciente modificación fue publicada en el Diario Oficial de la Federación el 29 de noviembre de 2019, precisa que para recibir la atención médica y medicamentos gratis solo se deben reunir tres requisitos: el primero es encontrarse en territorio nacional; el segundo, no ser derechohabiente en IMSS o ISSSTE; y el tercero, presentar la CURP, la cual se encuentra en la credencial del INE o, en su caso, llevar acta o certificado de nacimiento.

El INSABI es un órgano descentralizado de la Secretaría de Salud y los servicios que ofrecerá serán bajo criterios de universalidad, igualdad e inclusión.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here