Congreso de Veracruz solapa irregularidades en gasto de gobierno: IMCO

Agencia SPI Veracruz

Los congresos locales del país, incluido el de Veracruz, se han caracterizado por no hacer nada para detener el abuso sistemático entre los recursos presupuestados y ejercidos por las entidades, a pesar de que cada trimestre conocen las variaciones injustificadas.

El Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) en su Índice de Información del Ejercicio del Gasto 2019: Complicidad legislativa, expuso que los diputados no usan sus facultades para emitir opiniones respecto al ejercicio del gasto de sus gobiernos.

El estudio afirmó que existe complicidad legislativa, debido a que éstos no llaman a comparecer a los secretarios de finanzas para que justifiquen las variaciones excesivas en el presupuesto aprobado.

En el análisis de Presupuestos Estatales: Simulación y Discrecionalidad, del Índice de Información del Ejercicio del Gasto (IIEG) 2018, el IMCO determinó ningún estado del país cumplió al 100 por ciento la Ley General de Contabilidad Gubernamental al cierre de su gestión de 2017.

No obstante, el gobierno de Veracruz obtuvo un nivel de cumplimiento medio del 76.4 puntos porcentuales, ubicándose en la cuarta posición a nivel nacional junto con Baja california, Tamaulipas, Nuevo León, entre otros.

Aunque también hay que precisar que el gobierno de Veracruz en el IIEG no registró ningún avance positivo en su contabilidad, ya que de 2015 a 2017 retrocedió un punto porcentual, además se ubicó en la segunda posición a nivel nacional en estimar mal sus ingresos contra su recaudación en 2017 al registrar un 42 por ciento.

También el gobierno veracruzano se ubicó en el segundo lugar en el país en mala planeación de su gasto estatal (39 puntos porcentuales), sólo por debajo de Quintana Roo que se ubicó en el primer puesto con 87 puntos porcentuales.

Para 2018, el IMCO detectó en ese mismo rubro grandes variaciones entre lo presupuesto y los gastado por los estados, para el caso particular de Veracruz, éste se ubicó en la sexta posición a nivel nacional, es decir, entre los estados peor calificados, pues gastó hasta un 93 por ciento más de lo presupuestado.

A pesar de que los legisladores locales (veracruzanos) cuentan con información financiera que les otorgar la Secretaria de Finanzas (de Veracruz), no frenan esa mala práctica, entre otras cosas, porque no han podido regular sus propias atribuciones para aprobar o negar las modificaciones al presupuesto realizado por la Secretaría de Finanzas.

Los congresistas locales, igualmente hacen poco o nulo uso de su facultad de emitir opiniones sobre los informes trimestrales de gasto que las secretarías de finanzas les remiten y, no exigen la comparecencia de las autoridades que gastan más de lo aprobado.

Por ello el IMCO propone establecer controles a las modificaciones presupuestales de los Poderes Ejecutivos estatales que limiten el aumento desproporcionado e injustificado de su gasto administrativo.

Otra medida sería, si un gobierno estatal requiere modificar su gasto para alguna partida o ramo en más del 15 por ciento, debe tener la aprobación del Congreso local y, una mayor participación de los congresos locales en la aprobación y supervisión del ejercicio del gasto: cumplir su función de contrapeso.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.