APUNTES

Con esto, el gobierno de Cuitláhuac García Jiménez cumple con una de sus promesas y da solución a un problema heredado desde la administración duartista, y que nadie atendió por más de 5 años…

APUNTES

Manuel Rosete Chávez

“No voy a negar un parentesco; a la familia no se le elige, afortunadamente a los amigos sí”

Verónica Hernández Giadáns, amiga de Eric

Al rescate de la UV

Los pagos de impuestos que dejó de hacer nuestra Casa de Estudios al SAT datan del rectorado de Raúl Arias Lovillo, quien en complicidad con el entonces gobernador Fidel Herrera Beltrán, dejó de cumplir con las obligaciones fiscales de la UV alentado por el voraz tío quien rasuraba el subsidio que el gobierno estatal tenía que entregar a nuestra Universidad, entregando una parte de esa millonaria cantidad al rector para que no dijera nada… La mafia en la plenitud del pinche poder.

Pasó el gobierno de Duarte y fue lo mismo, dos megamarchas, encabezadas por la rectora Sara Ladrón de Guevara, tuvo que hacer la comunidad universitaria para exigir al gobierno el pago de un adeudo de más de dos mil millones de pesos, sin resultados, solo promesas.

Vino el gobierno de dos años de Miguel Ángel Yunes Linares, quien contó con el apoyo de la UV para ganar la elección y solo promesas les dio, nada en efectivo, todo lo invirtió Yunes en la precampaña de su hijo al gobierno e hizo a un lado su compromiso con la Casa de Estudios que lo formó. Le valió madres la deuda de la UV, su principal preocupación era heredar el poder a su vástago.

Llegó el gobierno de Morena, con Cuitláhuac García Jiménez como gobernador de los veracruzanos, y no dijo nada respecto a la deuda institucional que heredó con la Universidad; sus operadores financieros encabezados por José Luis Lima Franco, joven egresado de las aulas de la UV y catedrático de la Facultad de Economía, trabajaron en el cumplimiento de esta deuda sin que mediaran anuncios de por medio o promesas discursivas demagógicas.

Y este martes, el Secretario de Finanzas y Planeación del Gobierno del Estado, José Luis Lima Franco, anunció el primero de cuatro pagos para liquidar el adeudo por 2,000 millones de pesos que tiene la Universidad Veracruzana con el SAT.

El anuncio se hizo en las instalaciones de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan), donde el titular de esa dependencia anunció el esquema de rescate financiero de la Universidad Veracruzana, que dará inicio el próximo 24 de enero, y así poder saldar los adeudos que tiene la máxima casa de estudios con el Sistema de Administración Tributaria por concepto de ISR.

Acompañado de la rectora Sara Ladrón de Guevara, comentó sobre el esquema de rescate que consiste en 4 pagos mensuales, de tal forma que en el mes de abril quedará saldado el pasivo de 2,000 millones de pesos que dejó de pagar la UV debido a la falta de pagos por parte del Gobierno del Estado desde 2014.

“No fue culpa de la UV, fue falta de probidad de las administraciones anteriores, pero nosotros lo estamos solucionando”, declaró el titular de la Sefiplan, José Luis Lima Franco.

Con esto, el gobierno de Cuitláhuac García Jiménez cumple con una de sus promesas y da solución a un problema heredado desde la administración duartista, y que nadie atendió por más de 5 años.

Así, tras 5 años de falsas promesas hechas por Javier Duarte quien fuera el responsable, desde 2014, de otorgar los recursos a la UV, hasta Miguel Ángel Yunes Linares que no quiso apoyar a la Máxima Casa de Estudios, por fin hoy son saneadas las finanzas.

“Se está haciendo justicia y se está brindando certeza para recuperar la confianza de todos los veracruzanos”, dijo Lima Franco en tan importante acto. Cabe mencionar que el último cheque el cuarto, lo entregará el gobernador Cuitláhuac García Jiménez, otro egresado de la UV… Estas son, buenas noticias.

El monopolio de la impunidad

Con motivo de la marcha por la justicia que harán miles de ciudadanos este jueves de la ciudad de Cuernavaca a la Ciudad de México, se impone la reflexión que personajes como Julián y Adrián LeBarón, así como el poeta Javier Sicilia, hacen para encabezar esta marcha al pueblo de México a fin de que se sumen todos los que tengan voluntad y conciencia de lo que pasa en México en términos de violencia.

Son cien los mexicanos que aparecen ejecutados todos los días. No estamos en guerra, sin embargo, las bajas son superiores a un estado en esas condiciones, y lo más grave, no hay autoridad que investigue los crímenes, ellos, la autoridad, el gobierno, tienen el monopolio de la impunidad.

Por ejemplo, en Coatzacoalcos, el 28 de agosto de 2019, más de veinte personas fallecieron y varias quedaron heridas en un ataque perpetrado por presuntos miembros de la delincuencia organizada a las instalaciones del bar Caballo Blanco, según reportes de la Fiscalía General del Estado (FGE) y del cuerpo de bomberos. El atentado ocurrió alrededor de las 22:10 horas y según versiones de algunos testigos, los agresores dispararon en el lugar y utilizaron bombas Molotov que, al estallar, provocaron que el establecimiento se incendiara.

De esa masacre, ¿qué resultados hay o qué podemos decir de las indagatorias? Nada. Ponemos un ejemplo en el que fallecieron más de 20 personas, pero a diario hay ejecuciones, balaceras, crímenes por todas partes, de lo que las autoridades no dan un solo dato sobre supuestas investigaciones, es decir, no hay nada, refugiados en el “debido proceso” justifican su falta de actuación en todos los casos.

Entonces, el monopolio de la impunidad lo tienen ellos; si los delincuentes ven que no se hace nada por perseguirlos y detenerlos para ponerlos a disposición de las autoridades incompetentes y omisas saben que gozan de total impunidad para seguir matando.

El problema no es reciente, ha venido creciendo. En Veracruz, desde el gobierno de Miguel Alemán Velasco lo comenzamos a detectar; con Fidel Herrera se incrementó; con Javier Duarte ni se diga, y con Miguel Ángel Yunes se consolidó. El problema es que los administradores de estas empresas del crimen organizado se arreglan con altos funcionarios de los gobiernos quienes reparten utilidades del gobernador en turno para abajo.

En ese tenor, ¿quién demonios va a tener confianza en una autoridad podrida, cómplice de la delincuencia organizada?… Nadie.

Solo la sociedad civil podrá retirar el monopolio de la impunidad a nuestros gobiernos, ¿cómo?, organizándonos, exigiendo que cumplan a quienes contratamos en las urnas para que, mediante un buen sueldo, trabajen en el combate a la delincuencia no se coludan con ella.

Como decía ayer en un noticiero Adrián Le Barón, “no podemos esperar otros cinco años a que nos vendan nuevamente mentiras, esperanzas, para que vayamos a las urnas y, mediante un papelito, pretendamos cambiar al país, somos nosotros los que debemos actuar ahora porque si a nosotros nos tocó la tragedia ahora, no crean que a ustedes jamás les va a pasar, mañana podrían ser ustedes”.

Dante Delgado, Héctor Yunes y Julen Rementería

Es cierto, los únicos tres veracruzanos, no de Morena, con capacidad para encabezar una campaña o una cruzada por recuperar los espacios políticos perdidos son: Dante Delgado Rannauro, Senador de la República, constructor del partido político Movimiento Ciudadano; Héctor Yunes Landa, también Senador de la República, con infinidad de cargos partidistas y dentro de la función pública que le permiten contar con una amplia experiencia, y el panista Julen Rementería del Puerto, diputado local y federal, Senador de la República, exfuncionario federal, panista con capacidad y experiencia para enfrentar cualquier empresa política con un buen margen de éxito.

Estos tres personajes son los que se estarán enfrentando, en el 2024, con Rocío Nahle o Ricardo Ahued, ambos de Morena, por la gubernatura del estado, no hay que buscarle mucho.

Y aunque falta un buen tiempo para que se dé la sucesión gubernamental, todos los mencionados andan en precampaña. Los opositores a Morena, alentados por el rechazo que ya tiene ese partido en la entidad, resultado de los garrafales errores políticos que han cometido sus principales actores políticos, y Rocío y Ricardo, confiados en que las ocurrencias de AMLO sigan funcionando entre los votantes.

REFLEXIÓN

Doña Verónica Hernández, encargada del despacho de la Fiscalía General del Estado, donde no ha hecho nada, pero nada, respondió en su comparecencia de ayer en el Congreso, a pregunta arreglada del diputado Pozos Castro, que “La Jefa” (líder de los zetas) es su prima hermana, pero que a la familia no se le escoge, “a los amigos sí”, en abierta referencia a su amiguito Eric Cisneros Burgos, Secretario General de Gobierno, quien la propuso para el cargo en el que seguramente será ratificada.  Escríbanos a mrossete@yahoo.com.mx | formatosiete@gmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.