En la mira del SAT, por presunta corrupción, el director de la Aduana de Tuxpan, Veracruz; también el de Progreso, Yucatán

Salvador García Soto, columnista de El Universal, publicó esta jueves que “dos directores de aduanas serán removidos y acusados en los próximos días por corrupción y por permitir la entrada de sustancias ilegales y drogas como la efedrina y el fentanilo, además de recibir sobornos de la mafia china por dejar pasar cargamentos de carne de vaquita marina, totoaba y pepino de mar, especies marinas protegidas y que son comercializadas ilegalmente al contiene asiático.”

Según la información que obtuvo el periodista, “el Servicio de Administración Tributaria (SAT) y la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) tienen documentados dos expedientes con evidencias de corrupción en las aduanas ubicadas en los puertos de Progreso, Yucatán, y Tuxpan, Veracruz, cuyos directores Abel Cárdenas Lara y Guillermo César Calderón, respectivamente, incurrieron en diversos delitos que van desde el enriquecimiento por pagos de sobornos hasta el permitir el tráfico de drogas a través de los puertos mencionados.”

“Las investigaciones, que fueron iniciadas a solicitud del SAT, partieron de denuncias de trabajadores, que acusaron directamente a los administradores de estar involucrados en el tráfico de drogas y especies marinas. La UIF de Hacienda logró documentar, en las cuentas de los funcionarios, movimientos sospechosos y transferencias de dinero inusuales y que sobrepasan los ingresos de Abel Cárdenas Lara y de Guillermo César Calderón”, detalla el autor de la columna “Serpientes y Escaleras”.

García Soto  afirma que “ambos casos, que ya están en manos de la nueva directora del SAT, Raquel Buenrostro, será presentado ante la Fiscalía General de la República y se prevé que soliciten órdenes de aprehensión contra los funcionarios, a quienes se vincula con el exdirector del Sistema de Servicios de Aduanas, Ricardo Peralta, actualmente subsecretario de Gobierno de la SEGOB.”

El articulista del diario capitalino afirma que “el caso más grave, según fuentes cercanas a la investigación, se documentó en Progreso, por cuya aduana se permitía el ingreso de cargamentos de efedrina y fentanilo, sustancias utilizadas para producir dos de las drogas más letales y de mayor consumo.” Igualmente señala que “existen evidencias en poder del SAT que muestran que el administrador, Guillermo César Calderón, exdiputado priista, originario del Estado de México, permitía a mafias chinas traficar cargamentos de vaquita marina, totoaba y pepino de mar que eran pescados ilegalmente en los mares mexicanos y enviados a países de Asia.”

“Las fuentes consultadas aseguraron que en los próximos días se procederá legal y penalmente en contra de los dos directores de Aduana señalados en las investigaciones que, además de ser destituidos serán puestos a disposición de la justicia por la gravedad de las acusaciones y los millonarios montos que se detectaron en sus cuentas que, se presume, son producto de la corrupción y los pagos que recibían de las mafias del contrabando ilegal”, apunta García Soto, quien enfatiza que será “el primer golpe directo contra la corrupción que dará Buenrostro, después de que tomó posesión del cargo la semana pasada en el Senado, aunque la investigación ya estaba prácticamente terminada por la UIF y la FGR, pero ha sido la directora del SAT quien dio luz verde para que se proceda contra estos dos funcionarios, a quienes se pretende poner de ejemplo de que el combate a la corrupción en las aduanas, y en todo el sistema fiscal, va en serio y con todo.”

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here