AL PIE DE LA LETRA

La cena del ex presidente Felipe Calderón en el exclusivo fraccionamiento El Estero. El costo del platillo fue de 10 mil pesos por persona. Ángel Deschamps Falcón, el anfitrión…

AL PIE DE LA LETRA

Raymundo Jiménez

* TODAVÍA CREEN EN CALDERÓN

La noche del pasado jueves, en el exclusivo fraccionamiento El Estero, ubicado sobre el Río Jamapa en la colindancia de Boca del Río con el municipio de Alvarado, fue organizada una cena cuyo invitado especial fue el ex presidente Felipe Calderón Hinojosa.

El costo del platillo fue de 10 mil pesos por persona y asistieron decenas de prominentes matrimonios veracruzanos convocados por el ex alcalde boqueño Ángel Deschamps Falcón, amigo y socio del destacado empresario porteño que fue el anfitrión.

Estos encuentros los viene replicando el ex mandatario mexicano del PAN en otras ciudades del estado y del país para solicitar contribuciones económicas para fondear el proyecto partidista “México Libre” que lidera su esposa Margarita Zavala, el cual estaría por debutar en el proceso electoral de 2021 con candidatos propios que deberán aportarle el 3 por ciento mínimo de la votación total para conseguir el registro definitivo, lo que, de conseguirlo, le permitirá participar ya en alianza con otros partidos en la sucesión presidencial de 2024, comicios que coincidirán con el relevo gubernamental de Veracruz.

Llama la atención el poder de convocatoria que todavía mantiene el ex presidente panista pese al golpazo mediático que recibió hace casi dos meses cuando a principios de diciembre pasado fue aprehendido en Dallas, Texas, su ex secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, acusado de recibir “millones de dólares” por dar protección al Cártel de Joaquín “El Chapo” Guzmán para traficar cocaína, y a quien la madrugada de este viernes –mientras su ex jefe dormía plácidamente en Boca del Río– fue vinculado también por la Fiscalía de Estados Unidos con las actividades criminales de Iván Reyes Arzate, (a) “La Reina”, un ex comandante de la Policía Federal que en noviembre de 2018 fue condenado en Chicago por pasar información al cartel de los Beltrán Leyva.

Reyes Arzate estuvo adscrito en el sexenio de Calderón a la Unidad Sensitiva de Investigación (SIU) de México, la cual estaba integrada por policías mexicanos dedicados al combate contra el narcotráfico, el lavado de dinero y otros delitos en cooperación con agentes de la DEA, la agencia antidrogas estadounidense.

No obstante esto, el ex presidente todavía tuvo el descaro de sumarse al linchamiento mediático en contra de la actual encargada de la Fiscalía General del Estado, Verónica Hernández Giadáns, por su innegable parentesco con Guadalupe Hernández Hervis, (a) “La Jefa”.

“La fiscal de Veracruz es prima hermana de una líder de los Zetas en Veracruz. Bien dice: parentesco no se escoge, que ella solo es responsable de sus actos. Uno de sus actos fue visitar al Fiscal General de la República, y curiosamente al día siguiente fue liberada su prima”, tuiteó el jueves Calderón, a lo que el afamado abogado porteño Jorge Reyes Peralta le reviró por la misma red social: “Cuanta ignorancia del ‘neófito jurídico’ @FelipeCalderon al afirmar que en visita de la @FGE_Veracruz al @FGRMexico se liberó a la justiciable que alude la cual estaba a disposición de Jueces y Magistrados del Poder Judicial de la Federación @SCJN será que escribe siempre ebrio?”

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.