OPINIÓN

Si Gómez Leyva y Pablo Hiriart hacen lo propio en defensa descomunal de la banda de atracadores, no se queda corto Carlos Loret de Mola, de Televisa…

IMPACTANTE CHANTAJEAR CON NIÑOS, ESTIMULA RENCOR

José Lima Cobos *

Cuando vemos como Ciro Gómez Leyva o Pablo Hiriart se desgarran las vestiduras defendiendo el caso de los niños con cáncer en los medios de información donde colaboran y si  revisamos su pasado de auténtica sumisión y vasallaje, nos lleva a pensar que algo se anuda en lo oscuro, o todo es más claro que el agua, es decir, estaban al servicio de grupos mafiosos que desde el gobierno y con su complicidad, se llegó a los extremos de corrupción y complicidad que aún existe y que tardará algún tiempo en extirparlo.

Es evidente la complicidad con el pasado, cuando ayer nada decían de las denuncias que se hacían,- al menos en el caso de Veracruz-, en que se aplicaba agua destilada en lugar del medicamento adecuado para el cáncer y se demostró de qué manera se fortalecían los atracos en las compras que mantenían con los monopolios, sobre todo con Pisa, que se enriqueció de manera criminal con el dolor humano y que quiere seguir por ese mismo camino, manipulado la escasez y alentando a los padres y algunos médicos que, cómplices, con han sido muchos de por vida, que prescribir los medicamentos que sus laboratorios recomiendan, como lo más avanzado para atender un padecimiento, cuando existen otros, más baratos que sirven para lo mismo.

Conscientes los empresarios de los medicamentos que el talón de Aquiles está en empoderar la corrupción y la impunidad, quisieron medirle el  agua a los camotes con el nuevo gobierno, topándose con pared, pues no pudieron poner al presidente López Obrador de rodillas, con el chantaje de los niños con cáncer, porque ante el bloqueo de esos mercaderes, se fue al extranjero y de un sopapo se les dejó fuera y por lo mismo se abrió una investigación que descubrirá , con pelos y señas a los culpables, igual que sucederá con García Luna y sus aliados los ministros Medina Mora, autor de la ponencia para que se dictara jurisprudencia, de manera que la unidad de inteligencia financiera no  pudiera congelar cuentas de personas que están ligados en los grandes tratupijes que tienen a este país en la miseria, a més  de sesenta y cinco millones de mexicanos.

Están pasando cosas que jamás  nos hubiéramos imaginado, pero el presidente va para delante, tanto en rescatar la salud auténticamente gratuita a los mexicanos y desterrar la farsa del seguro popular, que fue un nido de bandidos , aunado a la descalificación en que se encuentra  el país como uno de los mas corruptos y que ahora, en un año, ha rescatado solo un punto, lo que quiere decir que la miasma es de tal magnitud, que Hércules se queda corto con los establos de Augitas ante lo acentuado que tiene esta nación, destrozado de manera descomunal.

Si Gómez Leyva y Pablo Hiriart hacen lo propio en defensa descomunal de la banda de atracadores, no se queda corto Carlos Loret de Mola, de Televisa,  con García Luna  a quien ensalzó en cualquier momento para los montajes que atrajeron con el secuestro de la francesa, que se ha caído por su propio peso y que así irán cayendo otros, hasta conocer la verdad del bandidaje que avasalló  durante tanto tiempo a la nación.

La suerte esta echada y no habrá marcha atrás y el mejor ejemplo es el caso de los robos de combustibles a Pemex por más de setenta mil millones de pesos y sobre todo, ante el negocio que fue abortado como el aeropuerto de Texcoco. Símbolo elocuente de corrupción como la estela de luz que construyó Calderón o el avión de lujo para la mediocridad de un presidente como Peña Nieto y la ofensa de un pueblo pobre que derrota, en la irresponsabilidad, los recursos de la nación.

limacobos@hotmail.com

Twitter:@limacobos1

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here