“Que no se mienta al decir, que es igualdad la desconfiguración de la institución familiar”, dice Frente Nacional por la Familia Veracruz – Boca del Río, en sus propuestas

Comunicado

El Frente Nacional por la Familia Veracruz – Boca del Río, con motivo de la iniciativa legislativa de reformas al Derecho Familiar, que presentaron oficialmente algunos legisladores del Partido Morena, ante el Congreso de Veracruz, manifestamos a la sociedad, lo que sigue:

Nuestro respeto a todos los derechos humanos establecidos en los textos originales de los Tratados Internacionales, en los que la patria forma parte.

Tenemos la convicción científica de que el género humano solo comprende al varón y a la mujer, y que la naturaleza nos creó como complemento el uno para el otro, con sentido hacia la constante procreación de la especie humana.

El respeto profundo a todas las personas con orientación sexual diversa; los queremos y sabemos que son nuestros amigos y familiares, todos ellos.

No juzgamos a ninguna persona por su forma de pensar y sentir, en todo el orbe; pues no somos nadie para juzgar.

Estamos en contra de la discriminación de las personas por razón de su sexo, religión, raza y cualquier otra causa. El discernimiento razonado sobre las capacidades de las personas, no forman parte de la discriminación.

Rechazamos la violencia contra las mujeres y toda manifestación de sentido superior del varón sobre la mujer; dado que la equidad entre mujer y varón es natural, y desde ella se genera el ser complementarios.

Respetamos a toda persona miembro de alguna organización LGBTI y declaramos que algunas de estas personas están con nosotros en nuestro movimiento cívico.

Concebimos al varón, como el potencial padre de familia, hermano, hijo o amigo. Fundamental es su existencia. Consideramos perversa a toda manipulación para generar una subcultura de menosprecio a los varones.

Encontramos belleza plena en el “ser mujer” y en el “ser varón”; más aún, en cada niña y en cada niño; ellos son la alegría del presente y el futuro de la humanidad.

La familia desde siempre y a través de la historia, ha tenido por naturaleza, iniciarse a partir del complemento de un varón y una mujer; quienes por amor, la mayor parte de las veces, conciben hijos; y solo a través de esa concepción de nuevos seres humanos, hemos venido subsistiendo durante siglos. El matrimonio también se fue concibiendo así, al igual que la familia, en forma natural y a través del tiempo; y es que toda persona fenece y de no ser por la función matrimonial, pondríamos en riesgo la existencia de la humanidad.

Con el tiempo, el estado formó leyes para proteger a la madre y a los hijos, a través del matrimonio; posteriormente legisló para darles seguridad social y hasta medios para el desarrollo de las familias; como célula base de la sociedad; sin embargo; debe quedar muy claro, que no es el estado el que construye a la familia, ni originalmente al matrimonio, ni mucho menos a las personas; tampoco es el estado quien deba cuidar y deba educar en valores a nuestros hijos; son la madre y el padre, por la simbiosis del amor con el deber, quienes tienen esta capacidad.

El artículo 16, apartado tres, de LA DECLARACION UNIVERSAL DE LOS DERECHOS HUMANOS, confirma que LA FAMILIA es el elemento NATURAL y fundamental de la sociedad y tiene derecho a la protección de la sociedad y del Estado; luego entonces su formación es natural antes que jurídica.

La CONVENCION SOBRE LOS DERECHOS DEL NIÑO DE 1989, en su artículo 7 expresa: 1.- El niño será inscripto inmediatamente después de su nacimiento y tendrá derecho desde que nace a un nombre, a adquirir una nacionalidad y, en la medida de lo posible, a conocer a sus padres y a ser cuidado por ellos. El sentido teleológico de esta disposición internacional, es que son los niños los que tienen el derecho a conocer a su familia, pues solo desde esta forma son protegidos bajo una identidad sólida y definida; luego entonces, la fórmula idónea para el desarrollo del niño, es tener un padre y una madre; y cuando esto no se da por accidente o irresponsabilidad, se forma una excepción que el estado y la sociedad deben proteger; pero esto no significa que el estado legisle para crear excepciones; por ello, no es bueno legalizar matrimonios entre personas del mismo sexo, pues no se fomenta concebir hijos.

El derecho a adoptar es del niño, no es del adulto.

El niño solo alcanza la madurez intelectual y emocional con la mayoría de edad. Durante su infancia, solo a los padres les corresponde por naturaleza, por amor y por sentido de piedad recíproca, la educación y la potestad de ellos. Legislar para que un niño escoja su apellido, equivale a darle un arma para destruir su propia identidad.

Las “sociedades de convivencia” protegen jurídicamente la unión de dos personas del mismo sexo, que tienen voluntad de vivir juntas, debemos crear y otorgar este instrumento social en el Estado de Veracruz.

El matrimonio es universal y natural, la comprobación histórica nos enseña que es la única fórmula social que garantiza la subsistencia humana hacia el futuro.

Por ello, se ruega respetuosamente a las autoridades del Poder Ejecutivo y Legislativo del Estado de Veracruz, que no se legisle sobre lo que sigue:

1.- NINGUNA reforma legal para desconfigurar al matrimonio civil entre una mujer y un varón, pues desde hace muchos siglos, es la principal institución y garantía de la formación de familias y en consecuencia de la subsistencia humana. Modificar conceptualmente al matrimonio, atenta contra el futuro de la existencia de la humanidad, pues lo descompone como institución. Al promoverse nuevas instituciones que no garantizan tener niños, se promueve un mundo futuro sin niños y ello es sinónimo de muerte universal. Desconfigurar al matrimonio es atentar contra la institución civil llamada Familia.

2.- Que NO se legisle contra la autoridad que por amor pleno, tienen el padre y la madre para sus hijos, pues nadie más conoce y procura lo que es bueno para los niños. Los niños no son propiedad del Estado. La patria potestad es un derecho trascendente, que nadie ha pedido se menoscabe o limite.

3.- Que NO se supriman las causales de divorcio en el Derecho Familiar. Si se suprimen, en términos prácticos, es más fácil que la mujer quede desprotegida frente al varón cuando este es una persona irresponsable. Que desde la ley, se alienten instancias administrativas para la reconciliación voluntaria entre cónyuges, a fin de proteger la familias existentes; siempre anteponiendo el valor supremo del bien de los niños…

4.- Que siempre se respeten el derecho humano a la vida desde la concepción, connotación científica, vinculada al matrimonio natural.

5.- Que NO se mienta al decir, que es igualdad la desconfiguración de la institución familiar; ni que es justicia, lo que destruye y altera al orden natural; porque de este orden provenimos todos y sin el orden natural, nada seriamos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.